Acá tenés todo lo relacionado con Pokémon Reborn: Partidas en curso, reglas, dibujos, offtopic, shippings y más!
544 mensajes Página 22 de 37
Anterior 1 ... 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25 ... 37 Siguiente
Maxwell


Yan pudo capturar al pequeño ave, se lo veía relativamente feliz, pero la felicidad no nos duró mucho, cuando miramos por una ventana, Jaime había caído sobre el colectivo y nuestros amigos estaban siendo atacados por pokemon y una máquina extraña que ahora nos seguía.

-Mantengan la calma chicos, para esto estamos nosotros- le dije sonriendo a la multitud mientras intentaba subir sobre el techo del colectivo.

Ahi estaba Jaime, parecia herido, pero por suerte tenia un medico cerca.

-¿Como estas Jaime te podes levantar?- le dije extendiendo una mano- Que hermoso reencuentro, parece que siempre que nos juntamos tenemos que combatir. Bueno por lo menos no tenemos que enfrentarnos a esas cosas de la otra v…- hable demasiado rapido ya que un portal se estaba abriendo en el cielo.

-Oh shoot

Un pescado aplanado estaba lanzando descargas a Kileo. Levante mi brazo al cielo y Eva disparo una columna de agua que esperaba impactará sobre el pez.

//Moody//
+2 accuraccy
+2 attack

-1 sp. def
-1 sp. attack


//waterfall 30+30 (10) +2 exitos+Mystic water//
:
4, 3, 9


Nico


Fuera de la sartén y dentro de... la máquina rara esta que parece estar a punto de explotar. Huh. Quizá saltar en el medio de algo que no se que es no fue la mejor idea que he tenido. No solamente eso pero podía sentir una especie de... presión extraña alrededor mío, cómo si el aire estuviera vibrando. Tenía que salir de acá.

Traté de alejarme lo más que pude de la máquina mientras el vehiculo giraba y aceleraba, amenazando con tirarme hacia la ruta. Vi pasar un ataque encima mío hacia la alpargata marrón con ojos, un monton de hojas filosas... Yannick?

No que haya tenido mucho tiempo para pensar al respecto. Escuche el chisporroteo de electricidad nuevamente y hubo otra explosion de luz, luego de la cual sentí un dolor horrible a través de mi cuerpo.

//Nico Resiste//
:
10, 10, 10


//Merle resiste//
:
8


-Uh... bueno, creo que la cagamos pero sigamos tratando de... hacer algo. -Bajé la mirada hacia Merle en mis brazos. -Tratemos lo de recién de nuevo, ok?

Plantándome firmemente encima del techo, levanté el cuerpo de Merle y lo apunté nuevamente hacia el raro Pokemon eléctrico.

//Heavy Storm//
:
8, 10, 2, 1, 6


//Mega Drain 10(+STAB+20)+10//

:
6
Frost


Esto sí que dolió, pero por lo menos término de una vez, creo que voy a necesitar ver a doctor después de esto, ese último golpe me dejo bastante lastimado para mi gusto. -Biche hecho Di- Felicité al ave mientras se posaba en mi brazo, había crecido bastante desde que evoluciono y ya no era tan cómodo llevarla en mi hombro como años atrás.

El líder de kalos volvió a hablar sobre la figura femenina que había visto salir del portal antes de cerrarlo, admito que me resultaba intrigante, podría ser eso lo que ellos estaban buscando al abrir el portal? Pero principalmente, qué clase de ser vivo puede sobrevivir en un mundo con estas cosas viviendo allí? A nosotros casi nos cuesta la vida la vez anterior. -No sé si realmente quiero conocer a alguien más que salga de esos portales.- Contesté a Sam, respecto a lo segundo que él dijo realmente teníamos pocas opciones, intentar meter a las criaturas por el portal arriesgándonos a que salgan más o no podamos cerrarlo no es el mejor plan. En estos momentos mi única opción es terminar con ellas para siempre, quizás era esto a lo que se refería mi madre cuando me dijo que aceptara estas dagas aunque conlleven a hacer cosas que realmente no quiero.


[Reveal] Spoiler: Flashback
Nicholas suspiro mientras se sentaba en la silla blanca del jardín, la más cubierta por la sombra del árbol, estaba vestido completamente de negro con unos jeans y camisa, estar bajo el sol era realmente la peor de las ideas. Los primeros días de la primavera habían llegado por fin a Ecruteak City y la clásica imagen de otoño de la ciudad comenzaba a cambiar de marrón a verde, ya las ultimas hojas habían dejado de caer bajo, los arboles ahora comenzaba a darle un tono nuevo de vida a la ciudad con sus hermosas hojas verdes y flores que empezaban a nacer. Incluso más personas se veían transitando con ropa más liviana por las cómodas temperaturas que invitaban a mover.

-Ay Nicky no te encanta cuando arranca la primavera?- Preguntó Leila a su hijo mientras dejaba la bandeja que llevaba en la mesa, la mujer tomo asiento frente a su hijo más cerca del sol pero cubierta por su enorme sombre que hacia juego, ambos también de color negro.

-Dale un mes antes de que este calor se vuelva insoportable- Contestó el joven mientras colocaba en su regazo a Milo, la criatura negra con anillos amarillos se acomodo sobre las piernas del joven antes de dormirse. -Siempre tan negativo, podría ser como Amelia, ella disfruta más del sol.- Detrás de ellos se encontraba otra criatura felina de color violeta jugando en el pasto. -Hasta Sheper parece estar disfrutando.-

-Sheper es un Nosepass el equivalente a un duende de jardín que siempre apunta al norte, le es físicamente imposible mostrar expresiones de enojo o felicidad.- dijo Nicholas sin prestarle mucha atención, a decir verdad el joven se encontraba más interesado en saber porqué había una tercera taza en la mesa siendo que su padre no volvía de trabajar hasta dentro de dos horas. Su madre parecía haberse dado cuenta de lo que pensaba ya que lo miraba con tranquila mientras se servía una taza de té y luego llenaba las otras dos. -No te preocupes, esta llegando tarde, solo te digo que no te alteres.-

El oficial tomo una de las tazas y comenzó a soplar sin quedarse más calmo por lo que había dicho su madre, no estaba seguro de a qué se refería ella pero por lo visto no era algo que iba a agradarle como casi todas las sorpresas de Leila Frost. Por lo visto quien sea que viniera no iban a tener que esperar mucho más ya que tanto Milo como Amelia estaban mirando atentos a la puerta de la casa, incluso él podía ser una fuerte presencia que se acercaba cada vez más pero por alguna razón se sentía bastante familiar. -Me estas cargando.- Dijo el joven mientras la puerta se abría.


Me acerque a Ibaraki que miraba el mapa que había sacado Ariadne, creo tener un idea en donde podrían estar las chicas pero antes tenia que hacer dos cosas para poder seguir y encontrarlas. -Creo que es obvio que tenemos que ir al Gimnasio, es lo más cercano que tenemos, quizás las llevaron allí.- Comenté.- Pero antes voy a necesitar que me cure, estoy bastante lastimado y creo que mavis me va a poder ayudar.-

-Are? Oh. Claro, Mavis, por favor, podrias?- contesto la chica mientras me señalaba.

Espero que ellos no vayan a juzgarme por esto pero si pudiera tomaría otro camino, sin vacilar regre a Diana a su pokeball y me pare frente a las criaturas que sangraban. -Lo siento pero es mi deber protegernos de ustedes, sus amigos se llevaron muchos de los nuestros hace dos años, no puedo dejarlos asi no más.

/Destreza + Armas c/c/ el equipo ignora los 1 y las dagas me permiten fajar a dos a la vez.
:
10, 9, 8, 7
Ibaraki


-No vi nada...- Contesté a Samuel, todavia algo agitada, aún despues de ganarles, esas cosas me parecian aterradoras. Sacudí mi cabeza tratando de quitar ese pensamiento de mi mente. -Mavis, Baraddur, salgan, Kiran, vení- Necesitaba verlos a los tres despues de todo eso, Baraddur siempre me dio calma en momentos dificiles, voy a tener que pedirle que se quede afuera, al menos hasta largarnos de acá. -Mavis... lo lamento, pero no queria que te pasara nada contra esas... bestias- Solo recordar como se me habia acercado la primera apenas se abrió el portal me daba escalofrios -Kiran... no vuelvas a asustarme así- Intentaba lucir autoritaria pero ambos sabiamos que no era así, nunca lo fuí.

-Tenemos cosas mas importantes de que encargarnos ahora.- Dijo Ariadne en voz alta, pasandole un papel a Mint, él y Nichola se pusieron a verlo a una altura a la que no podia alcanzarlos en mi estado.

-hey, aca abajo- No parecian prestarme atención pero por suerte mi confiable compañero estaba listo para esto y se ofreció a hacerme de banquito para hablar con "los adultos", como odio cuando no controlo esto. Una vez a su altura pude ver que era, un mapa marcado en varios puntos.

-Piensan abrir más de estos?- Preguntó Ariadne.

-Están totalmente locos, acaso no saben lo que pasó hace dos años?...- No queria hablar del tema frente a Kiran, tomé su pokeball para ofrecerle regresar, así no tendria que escucharme, pero el Growlithe negó con la cabeza. -En Lumiose, cuando ese portal se abrió, esas cosas destruyeron la ciudad, tantos muertos y heridos- Recordé como habian sido los días siguientes al ataque, fue horrible.

Nicholas mientras planeaba nuestro siguiente paso, el Gimnasio, pero parecia que lo lastimaron durante la pelea.

-Are? Oh. Claro, Mavis, por favor, podrias?- La Kirlia asintió y se acercó a Nicholas y extendió sus brazos, preparandose para usar su movimiento.

/Heal Pulse/
:
5


Luego Nicholas se alejó del grupo, en dirección a las bestias caidas... tomando unas dagas de su... la puta madre -Mavis, vení, creo que la señora necesita ayuda- Dije señalando a Ariadne, cualquier distracción servia -Kiran, vos también-

No estoy de acuerdo con rematar a un enemigo caido, pero no tenia una mejor idea la verdad, solo podia quedarme ahí, apretando el puño y sintiendome una inutil.
Recuento del turno anterior



Oponentes
Razor Leaf a Kileo + Heatmor 20 + 25 (x2) ->80 de daño
Heatmor defensa -> 2 exitos
Pasan 5 de daño
Kileo resistencia -> 0 exitos
Skin Canvas skill
Kileo gana Resistencias/Debilidades de tipo Dragon

Pasan 4 heridas

Discharge 20 + 50 -> 70 de daño
Nico Resiste-> 6 exitos (Critical)
No pasan heridas


Players
Lick de Heatmor -> 5 + 5 -> 10 de daño
Pasan 10 de daño
Tropius esta Paralizado

Razor Leaf de Gourgeist -> 10(+10)+25(x2) -> 70 de daño
Pasan 140 de daño

Mega Drain -> 10 (+10) + 10 (+20) -> 50 de daño
Pasan 100 de daño

Waterfall 30 (+10) +30 (x4) -> 140 de daño
Pasan 140 de daño


Status

Stunfisk cae
Tropius tiene 132 de daño

+2 EXP a Octillery
+2 EXP a Gourgeist
+2 EXP a Budew

Trevenant tiene 42 de daño
Maxwell tiene 5 heridas
Nicholas tiene 12 heridas
Yannick tiene 3 heridas
Ibaraki tiene 2 heridas
Kileo tiene 4 heridas
Fletching tiene 72 de daño
Klefky tiene 27 de daño


Unova - Undella Town



La capa de Jaime hacia ruido con el viento que parecia embolsarla en su corriente. El joven Gautier miro de reojo como Yannick y Maxwell subian al techo del autobus con algo de dificultad y hacian frente desde donde estaban al Stunfisk. La criatura no soporto los varios ataques y cayo al pavimento, inconciente. Por otro lado, Kileo peleaba con el Tropius que se debatia en el torbellino de fuego, muy malherido y volando al raz del piso, avivando las llamas con cada movimiento de sus alas que hacia para mantenerse en el aire.

Por un breve momento los entrenadores tuvieron la ventaja, pero entonces, la camioneta dio un giro brusco mientras las luces aun salian del anillo que llevaban en su techo. El vehiculo se detuvo cuando estuvo a punto de volcar, tomando una amplia distancia del autobus escolar. Lejos de aliviarse, los entrenadores se miraron preocupados. El anillo ahora emitia una columna de luz muy brillante. Yannick sintio algo extraño en sus oidos, un zumbido que le impedia casi pensar de forma razonable. Sus compañeros no parecian verse afectados, pero dentro del a van, Cameron asomo la cabeza. Se lo veia tocandose la frente, claramente tambien sintiendose perturbado por aquel zumbido imperceptible. Entonces ocurrio.

Una grieta de luz salio desde el techo de la camioneta que habian dejado atras, el zumbido en la cabeza de los jovenes era casi un sonido de distorcion que les impedia escuchar otra cosa. Fue entonces que dos criaturas de luz salieron de la columna. Luces de todos colores explotaron ante los ojos de los entrenadores. Colores que ninguno podia definir, ya que no eran ni debian existir en este mundo.

Una criatura de luz salto directo hasta ponerse delante del autobus, haciendo que este tenga que detener su marcha de forma abrupta. Las llantas quemaron su huella en el pavimento y los estudiantes se abarrotaron contra las ventanas para ver que ocurria. Muchos gritaron en horror cuando lo vieron. Una criatura de casi dos metros de alto cuerpo multicolor, y lo mas extraño de todo, una cabeza que parecia hecha de pequeñas luces multicolores en forma circular, que estaba separada de su cuerpo, achicandose y agrandandose acompañando los extraños movimientos del ser de otro mundo. Una segunda criatura, identica salio y se puso del lado trasero de la van, con su cabeza cambiado de tamaño a cada segundo.

-Braviary, Protect! - Exclamo Jaime justo a tiempo, cuando la criatura que tenian frente al autobus escolar lanzo su cabeza contra el vehiculo. La cabeza exploto en una llamarada de mil colores imposibles de describir, arrasando todo lo que tenian delante. La barrera de energia verde lanzada por el Pokemon que habia pertenecido a Julia creo un escudo de luz que separo el autobus de la explosion que de otra forma habria reducido el vehiculo a cenizas al solo contacto.

//Shadow Ball 20 (+10) + 40//
:
9, 3, 7, 5


//1=Yannick 2=Maxwell 3=Nico 4=Kileo 5=Cameron 6=Autobus//
:
6


Ian



Epi se aferro fuerte cuando los escombros empezaron a caer en todas las direcciones. Nitta estaba pensando en hundir todo este lugar? Bueno, no podia negar que parecia efectivo, pero era bastante peligroso. No solo para nosotros, sino para ella tambien corria peligro.El ataque de aquel Pokemon comenzo a quebrar el piso, enterrando el cuerpo de la criatura salida del portal. No se si era la mejor opcion eso de dejarla tirada ahi...pero dudo que alguien vaya a levantar este lugar.

-Epi, cerra los ojos, esto va a darte mucho vertigo.- Le adverti. Admito que yo jamas me habia desplazado asi con un Pokemon, pero bueno...no teniamos mucho tiempo. Salte y me aferre de Wayne, quien planeo directamente hacia Nitta.

-Karen quiere un anillo-tot! - Exclamo el Chatot mientras esquivaba pedazos de vigas que caian sobre nosotros.

Nitta seguramente tenga una forma de escapar, pero la vi lo suficientemente distraida como para...moverse. Ok, esto era bueno. Todos somos descartables, Ian. Dejalas. . No me asustaba volver a oir la voz de Blake...me asustaba que cada vez que la oia parecia...entenderlo. Quizas no estaba tan equivocado?

No, despeje todo eso de mi cabeza. Que me pasaba? Por supuesto que estaba equivocado.

-Ian!! - Me grito Epiphone para sacarme de mis pensamientos, estabamos al raz del piso y el galpon ya casi estaba destruido. reaccione a tiempo y volamos hasta quedar frente a Nitta.

-Nitta, hay que irnos! - Le grite entre los escombros, parecia algo desorientada.

Huimos. Estabamos dentro de todo a salvo, en las afueras de la ciudad. Podiamos ver Nimbasa atraves de la nube de polvo y escombros. Aun tosíamos, seguramente estabamos tosiendo pedazos del galpon. La pierna habia dejado de dolerme.

-Bueno...creo que es hora de hacer la pregunta incomoda. Donde estan los demas?


Samuel



Ariadne seguia herida, pero parecia que la perspectiva de tener que hacer otra cosa le habia renovado las energias. Yo por otro lado no veia la hora de una ducha caliente y dormirme por un dia entero. Como es que esta gente seguia teniendo energias?

La mujer se separo del grupo y parecia estar recorriendo el estacionamiento. Me sobresalte cuando escuche el ruido de un automovil encendido. A los pocos segundos la vi, Ariadne estaba en una camioneta negra que aparentemente habia descubierto como hacer andar sin las llaves.

-Que? No esperaban que nos vayamos caminando hasta el gimnasio despues de que casi nos matan. Oh amo a esta mujer.

Nos subimos a la camioneta. Por lo visto transporaban solamente equipo de deporte, ya que solo encontramos bolsos y muchas camisetas de los equipos que estaban jugando arriba. Salimos del estacionamiento sin mucho mas problema, por lo visto nadie habia escuchado el incidente de casi apocalipsis del subsuelo. Bueno. ya iban a enterarse cuando vean los escombros.

Salimos del estadio, por suerte el partido habia comenzado y eso signficaba que la gran cantidad de los empleados de seguridad estaban en la parte donde se desarrollaba el partido. Ariadne dio una curva y seguimos el cartel hacia el gimnasio de la ciudad. Cuando empece a entrecerrar los ojos, vencido por el sueño de mi gran heroismo fue que...

-Me lleva Giratina, eso es lo que yo pienso?- Exclamo Ariadne mirando hacia el gimnasio. Una columna de luz celeste. Igual a la del subsuelo. Esto no podia ser bueno. Cuando la mujer comenzo a acelerar, del lado opuesto de la ciudad tambien vimos algo.

-Que es esa columna de tierra? Un derrumbe? - Pregunte, frotandome los ojos. Una columna de luz en un extremo de la ciudad, una columna de polvo en otra. Ok, esta ciudad iba a terminar derrumbada antes del anochecer a este paso.

Nitta


Quizá si nos hubiésemos quedado allí... Hubiese encontrado algo de redención.
El suelo se resquebrajaba a mis pies. La grieta que se había tragado al aparato y a la criatura cada vez se estaba volviendo más grande y se iba aproximando hacia mi, de eso era consciente, pero sin embargo, allí permanecía de pie, sin movilizarme.
El sonido de piedras y metal cayendo a mi alrededor llegaba a mis oídos. Mi visión se tornaba borrosa, y apenas llegué a notar a algo delante mío. Ah, era Omolon, creo que me estaba tocando como advirtiéndome del peligro. Él estaría a salvo, podía cavar y protegerse.
Y en un momento, dos figuras se aparecieron frente a mi, o tres, no estaba segura. ¿La tercera sería Omolon o era otra persona? Dos figuras...
Llamaban mi nombre. Más bien el nombre que yo había elegido ponerme.
¿Eran ellos...? No, no podía ser. No tenía aquel nombre mientras seguían con vida. La escena me recordaba a algunas de las pesadillas que tuve a lo largo de mi vida.
Pero en algún momento tenía que despertar.

Aunque no sé a qué me refería con eso. ¿Qué tenía que despertar? O más bien, ¿quién?

Sentí un empujón contra mi espalda que casi me hace caer, y mi visión de pronto volvió a la normalidad.
-Ah. Ian, Epi -dije y me di vuelta- Galahad.
El minior rotaba sobre sí mismo notoriamente molesto. Nos pegó un empujón a todos antes de que una viga nos cayera encima.
-Ok, vámonos.
Estaba algo desorientada. Actuaba más por instinto a sobrevivir que por razonar que debía escapar de allí.
Devolví a Omolon a su pokebola y con ayuda del chatot y del caballero rápidamente nos desplazamos hasta el exterior del sitio.

Si bien no debíamos tener más que raspones, no dejábamos de toser. A nuestras espaldas se levantaba una nube de polvo que poco a poco comenzaba a tomar más altura.
El aire a mi alrededor estaba más calmo que antes, y poco a poco fui recuperando el aliento. Lulu se apareció a un lado para observarme preocupada. Con un gesto de mi mano y una sonrisa le indiqué que estuviera tranquila y luego de unos segundos se regresó a su pokebola por voluntad propia. Por su parte, Galahad estaba decidido a quedarse fuera. Ya se aproximaba la hora en la que se levantaba, y aunque él no lo admitiera estaba preocupado.
-Eh... los demás... -Ian preguntó por el resto mientras nos recuperábamos- Me gustaría saber dónde están... Fuimos secuestradas y desde entonces no sabemos más de ellos...
Tampoco podía sentirlos. Estábamos lejos, y no me encontraba en estado para intentarlo tampoco. Podría detectar a Nicholas si me lo proponía, me sabía la forma de su corriente de memoria, pero...
-Espero que no allí -agregué al notar la columna de luz que se elevaba hacia el cielo desde la otra punta de la ciudad- Es algo largo de explicar, Ian, pero mejor vámonos -y volteé a observar la nube de polvo que se elevaba detrás nuestro- Esto va a llamar la atención y no quiero saber de quién. Vámonos...

Di un paso adelante. Tosí y sacudí la cabeza. Galahad se me colocó a un lado para ayudarme a avanzar lo más rápido que podíamos. Todavía tenía los brazos algo entumecidos por las cadenas, pero era cuestión de minutos.
El mayor alivio, igualmente, era la ausencia de aquella voz. ¿De dónde había salido? ¿La habría traído el viento para intentar decirme algo? Solo traía memorias del pasado... no las mejores. Y para peor, podía reconocer aquella voz, aquella voz era...
Mi estómago hizo ruido.
-Tengo hambre... -agregué- Veamos si podemos encontrar algún lugar seguro, o una forma segura para ir hasta... la cosa de luz esa. Aunque siendo sincera... no quiero acercarme.

//Percepción + Orientación//
:
6, 7, 7, 1, 6, 8

Imagen
Yannick


Por un segundo creí que había funcionado, era todo en lo que me podía concentrar, alejar esa cosa de mí. De todos nosotros.

Y entonces explotó.

Siempre pensé que lo que sentí la vez que Kevin me rompió la nariz, la primera vez, cuando me estampó la cara contra ese árbol, había sido el peor dolor de cabeza que se podía tener. Estaba equivocado. Muy.

La explosión de color y luz me hizo cerrar los ojos. Hacía años no tenía una migraña así. El zumbido que había sentido mientra la camioneta se acercaba a nosotros aumentó hasta un pitido que no me dejaba escuchar nada más.

Leti, al lado mío... Él era un pokemon, entendía mejor que yo los tipos de bichos a los que se enfrentaba. Y tenía miedo. En este tiempo nunca dudó en protegerme pero ahora estaba intentando esconderse. Si no me estuviera sosteniendo me hubiera caído. Sentía su miedo, tenía miedo de...

Abrí los ojos. No vi nada.


- יְהוֹחָנָן‬ -


La escuché. Como cada noche en los primeros meses que siguieron al incidente de Lumiose, y en las últimas semanas antes de venir, en todas mis pesadillas. Por encima del silencio ensordecedor. Esa voz, llamándome. No sabía cómo, pero lo entendía.

Todo era blanco.

Hay cosas que te enseñan cuando tenés que manejar una cámara. El color es una onda electromagnética reflejada en la masa según su disposición, del mismo modo que el sonido. El ojo del ser humano evolucionó para percibir un rango de ese espectro según le era útil, y obviamente hay ciertos pokemon que son capaces de percibir más, o de otras maneras. Cuando se desfragmenta la luz, la superposición de todos los colores al mismo tiempo, solo se ve blanco.

Este blanco se sentía impuro. Por alguna razón me di cuenta de inmediato que esos colores... no podían ni deberían ser percibidos por ningún ser vivo.

Mi vista se comenzó a enfocar de nuevo.

Una figura alta y fina se alzaba frente a nosotros, su... cabeza, girando, produciendo destellos. Chispas, ascuas multicolores, si esa ilusión se puede llamar así. Tuve que desviar la mirada para no vomitar. Era otra de esas cosas, lo podía sentir, pero... por qué lo sentía tanto? Por qué sentía tanto todo? En Lumiose pude soportarlo, solo me afectó más ver la Estrella de Julia, esto... era algo más.

Escuché el crujir de madera en el fondo de mi mente. No lo escuchaba desde chico, cuando todavía no entendía que no era real. Apenas lo había oído la última vez que nos enfrentamos a algo así. La... Karroñs?

Hubo un golpe contra el lado del colectivo y casi vuelvo a perder el equilibrio. Esa cosa estaba atacando al colectivo, donde estaba la gente. Traté de contar la respiración, volver al momento, concentrándome en la sensación de la pulsera quemándome la piel. Sí, eso siempre ayudaba. Ahora también podía sentir la ball de Toussaint sacudiéndose, dudando si lo necesitaba. Poco a poco comencé a escuchar de nuevo, gritos, motores.

-Pibe! Eu, te perdí recién.- Carlos estaba al lado mío mirando a las dos bestias que habían aparecido. -Esos... son los cosos que aparecieron en Lumiose?-

-No.- Mi propia voz se escuchaba extraña. -Bueno, sí, son... Creo que vienen del mismo lugar, pero no son los mismos.-

Lo noté sorprendido, por primera vez desde que se dio cuenta que yo lo podía ver y escuchar. -Ahora te entiendo los sueños.- me sonrió, pero era obvio que no le causaba la gracia de siempre, estaba perturbado. -Son medio fantasma?-

Leti largó un ruidito todavía asustado. -Creés que...?- Me acordaba que los de Lumiose habían atacado a Ehre con veneno, y ella lo pudo resistir. Capaz... -Leti, podés intentar usar Astonish?- El Gourgeist me miró sin mucha confianza. -Si pasa algo te guardo, Ian te dejó a cargo mío, no?- intenté calmarlo.

//Astonish 5(+10)+10//
:
10, 2, 3


//flinch +8//
:
1


Mientras él atacaba al ser en la ruta, intenté enfocar mi energía. Aunque me costaba bastante, cada vez que lo miraba directamente por un rato se me nublaba la vista. Era como si pudiera sentir la distorsión del espacio a su alrededor, lo fuera de lugar que estaba.

//Curse dif9//
:
3, 8, 5, 8

Frost


Me aleje un poco del resto para terminar de limpiar las dagas, ughhh esto se sentía tan incómodo, me hubiera gusto que las cosas fueran distintas pero no había otra salida. Ahora teníamos que centrarnos en otra cosa, rescatar a Nitta y a la hija del sombrerero cuyo nombre aun me cuesta recordar. Me tense un poco al escuchar el ruido de un motor y tome una de mis pokeballs listo para atacar, por suerte solo resultaba ser Ariadne que había robado una camioneta, diría algo pero soy justamente el menos indicado para hablar sobre robos de vehículos.

Subi ultimo al vehiculo bajo la mirada de Ibaraki, claramente quería hablar sobre el tema pero yo no estaba con humor para ello. No es el momento.- Dije sin prestar atención mientras me acomodaba por el lugar, veo que tenemos más banderines para Kileo y muchas camisetas, espero que el resto este bien, realmente me preocupan esos portales abriéndose, qué clase de criaturas les habrán salido?

Avanzamos sin dificultad hasta la salida, por lo visto nadie se había percatado de lo que estaba pasando en la ciudad, quizás era para mejor, habíamos logrado contener el primer ataque y ahora debíamos hacer lo mismo con los otros antes de que sea demasiado tarde.
Hasta ahora mi única teoría era que los portales reaccionan con nosotros debido al incidente en Kalos, pero por alguna razón las criaturas de allí no son como las que aparecieron esa vez, quizás se deba a que esto fue tecnología humana y lo otro aun no estamos seguros de qué paso. También estaba en duda la figura femenina de adentro, seria eso lo que están buscando? De ser asi, cómo es que termino allí adentro en primer lugar?

-Me lleva Giratina, eso es lo que yo pienso?- Yo no usaría ese nombre a la ligera si fuera ella, si mi madre la escuchara incluso menos, mire hacia la ventana, allí se alzaba una enorme columna azul, de verdad estas personas no entienden lo que están haciendo o no les importa en absoluto. Ariadne comenzó a acelerar cuando vimos otra columna de polvo asomarse en el otro lado, Sam sugirió si se trataba de un derrumbe.- Se me ocurre solamente una persona capaz de hacer eso, algo en mi me decia que eso era obra de Nitta aunque también esta la posibilidad de que este en el otro lado, después de todo nosotros somos la causa de que se abran, podría ser por ellas. Apreté con fuerza el manillar del asiento sin saber qué hacer, quizás si teníamos suerte ellas también irían hacia la columna de luz. -Supongo que tendremos que dejarlo al azar.-

Infle la pokeball de Amelia, la espeon me miro entendiendo lo que estaba por pedirle, eso de tener un bicho que lee mentes a veces funciona. -Al cielo por favor!- confio en que entienda mi llamado de atención.

/Guia + Suerte para que lance un psybeam y llame la atención./
:
7, 4, 5, 3
Nico


Apenas hubo tiempo de saborear la victoria contra aquel horrible Pokemon eléctrico. Forme una sonrisa relajada y dejé caer un poco mi postura, lo cual fue un error, ya que un segundo después la camioneta viró cómo si algo la hubiera golpeado y el momento siguiente estaba en el aire.

El vértigo era una emoción que, al tirarme de edificios como hobby, había dejado atrás hace años, y sin embargo ésta me invadió entero al salir disparado del techo de la camioneta como una bala. Traté de llamar al viento para que detenga mi caída, pero entonces noté el brillo de una luz poderosa en algún lugar cerca mío. Escuché el silbido del viento en mis oídos como una brisa tocando las hojas de un árbol y el momento siguiente dejé de caer. Dos lianas me sujetaron alrededor de la cintura, bajándome delicadamente hacia el suelo.

-Rrroo...

Todavía algo aturdido, me giré a ver a un Merle que ahora casi me llegaba hasta el ombligo. Lo que antes no era nada más que un bulto poco identificable ahora tenía piernas, brazos, torso y una cabeza cuya cara llevaba la misma expresión amena de siempre. Rosas vibrantes adornaban ambas manos, emitiendo un aroma potente y tan dulce que era difícil de respirar. Lo miré a él y después a la camioneta, apenas a unos metros de nosotros, detenida. Sentí la risa burbujeando en mi estómago y no pude evitar dejarla salir.

-Wow... tengo que admitir, no soy muy fan de rosas pero ese look te queda bien. -Le dije. -Ahora que tenés... bueno iba a decir manos pero creo que solamente brazos, ya podés empezar a...

Sentí el cambio en el aire, tan súbito y violento que apenas me sorprendió cuando un pilar de luz explotó de la máquina encima del techo de aquel vehículo. Sin pensarlo me cubrí la cara con un brazo y di un paso atrás, frunciendo el ceño. Buenisimo, ¿y ahora qué? ¿Cuantos Pokemon de segunda piensan tirarnos encima? La silueta de una criatura comenzó a emerger de aquel resplandor. Una vez más forme una sonrisa llena de confianza y, apenas sentí que la luz se dispersaba, bajé el brazo de mi cara y miré directamente a aquella criatura, listo para seguir peleando.

El viento se detuvo. Alrededor mío, el silencio que se formó fue tan pesado que sentí como si mis pulmones estuvieran a punto de colapsar. Reconocí aquel sentimiento al instante, era el mismo... hace dos años en Lumiose, cuando esas cosas...

Durante un corto, precioso momento logré mantener mi confianza. Ya habíamos derrotado a una de estas cosas antes, no había forma de que otra nos pudiera ganar ahora. Pero apenas pensé eso mi vista se enfocó y pude ver a aquella... cosa, completamente. Aquel cuerpo enorme y la cabeza hecha de bolas de colores tan explosivamente brillantes que parecían irreales, como algo de una pesadilla o...

Dos memorias... no, dos sensaciones me invadieron de lleno, una después de la otra. La primera fue la mas familiar. Cómo cuando uno se despierta de golpe creyendo que estuvo a punto de caer en un abismo, aunque más potente y duradera. La segunda fue más potente, pero menos clara. Mi cuerpo estrellándose contra la fría pared de uno de los muchos callejones oscuros de Lumiose, empujado con tal poder psíquico que se sintió como si fuera una bala humana. La primera y segunda vez que había llamado... no, que había ordenado al viento que venga a mí.

En ese momento, a tan solo unos metros de aquella criatura, pasó de nuevo. El tiempo pareció detenerse y mis ojos se enfocaron a tal punto que... pude verlo de nuevo, cómo si nunca hubiera estado ausente. Aquel nombre, aquella palabra pintada en el viento cómo la memoria de un amigo al cual había olvidado.

Pronuncié aquella palabra, voz débil y temblorosa. Fue un susurro, una plegaria. No pasó nada. El pánico explotó en mi pecho y sentí como si cada nervio en mi cuerpo se hubiera prendido fuego.

Grité aquella palabra, voz fuerte y furiosa. Fue una orden, una blasfemia.

El viento se formó alrededor mío de forma desesperada, innatural, pero en ese momento no me importó. Lo único que quería era alejarme de esa cosa lo más que pudiera. Me impulsé hacia atrás, volando varios metros en el aire mientras Merle se agarraba de mi brazo con una de sus lianas y subía también, el miedo claro en su rostro.

Hubo una explosión y vi otro pilar de luz, pero no le presté atención. Escuché una voz que no parecía la mía salir de mi boca, ordenándole a Merle que atacara, no importa qué.

//Stun Spore//

:
9
Ibaraki


El grupo comenzó a apurarse, no teniamos tiempo de descanzar, Nicholas habia terminado la situación y se dirigia a la camioneta que Ariadne encendió, sin llaves por supuesto. -Familia...- A mi señal, Baraddur y Kiran se hicieron notar y Mavis dió un paso atras -Muy bien, cuando subas por favor, curá a la señora que conduce- Le pedí a la Kirlia que asintió y subió de un pequeño salto a la camioneta.

/Heal Pulse/
:
7


Subí despues de Samuel "babas", que casi deja un charco en el piso a su paso, y Mint que parecia estar pensando en algo. Nicholas subió despues de mí y notó mi mirada -No es el momento.- Era cierto, no era buen momento, para nadie, pero en un rincón de mi mente no podia evitar preguntarme si al matarlas estando indefensas no eramos tan malos o peores que esas bestias.


-Me lleva Giratina, eso es lo que yo pienso?- Me asomé por la ventanilla al escuchar el grito, era... era...

-Es el infierno...- Sentí las lágrimas en mis mejillas, estaba reviviendo los eventos en Lumiose, los malos eventos, el ataque, el recorrido por las calles destrozadas, los días de angustia despues de eso.

Tenia la pokeball de Kiran en la mano, no sabia cuando la habia tomado, el Growlithe no podia ver por la ventanilla desde donde lo tenia, pero aún así yo trataba de tapar la el panorama. Respiré profundo y busqué la Pokeball de Baraddur y la sostuve en la otra mano, Mavis habia terminado y dió media vuelta a donde estabamos. -Hagamos que el reencuentro valga la pena.- Les dije, ellos se acordaban a que me referia.

[Reveal] Spoiler:
-Gracias Kileo, espero verlos de nuevo, Lando, cuidate esa tos- Me despedí del pintor y el Heatmor luego de que le dieran de alta al último, nos encontramos de casualidad ya que hoy me enviaron a este luego de que el otro ya tenia la situación un poco más controlada, el caos de los últimos días luego del ataque de las bestias del cielo apenas empezaba a reducirse.

Volví al patio del Centro Pokemon, era hora de darles el almuerzo a los pacientes, llenar platos vacios y recargar agua, yo cargaba las bolsas más grandes mientras Mavis mantenia una botella casi tan grande como ella arriba de Baraddur, la Ralts encontraba cualquier excusa para pasear, no era un trabajo dificil, excepto por un caso especial, un Growlithe que se negaba a comer. Su plato estaba intacto, igual que cada día, no faltaba ni una croqueta de alimento, y el plato de agua estaba igual. El pokemon en cuestión se veia cada día peor, su pelaje y sus ojos tenian cada vez menos brillo, era la viva imagen del lamento.

-Growlithe, tenes que comer algo, matarte de hambre no es la solución.- Dije, lo que indicaba que era peor de lo que creia, hasta hoy el pokemon al menos gruñia para interrumpirme a media frase, ahora ya no tenia voluntad ni para eso. Me senté a su lado pero tampoco hubo respuesta -Creés que va a estar feliz de verte así?- Nada. -Supongamos que moris ahora, creés que va a recibirte con una sonrisa?... Entiendo lo que sentís- Eso último dió una respuesta, una tenue llama en su boca. -Hace mucho... me pasó lo mismo... Lo perdí todo.- Ahora la llama habia desaparecido, estaba escuchando -Tenia unos 5 años, perdí a mi familia, pensé que no tenia nada por qué vivir y me senté a esperar- Le conté al Growlithe mi historia, algo que jamás hice con nadie, tenia que hacerle entender que no estaba solo. -Esperaba morir pero alguien más llegó primero, un Sandygast que me hizo ver que era mejor vivir y hacer que el reencuentro valga la pena-



El pequeño can miró levemente a un costado, a donde estaba Baraddur, mi fortaleza, este último no dijo nada pero le devolvió una mirada amigable, una que yo conocia bien. -Muchos perdieron a sus... entrenadores- Como odio esa palabra. -Pero están intentando seguir adelante...- Un leve gruñido se hizo notar al decir eso. -No queres otro entrenador, puedo entender eso.- Si, entendia lo que significaba para ellos. -Perder lo único que te queda, tu nombre, el último recuerdo que te dejó, y seguir como si nunca lo hubieras conocido- Los pokemon no usan los nombres como los humanos, no la mayoria de ellos al menos, aceptan que un nombre los distingue de otros como ellos y es una costumbre humana, individualizar con nombres, pero normalmente los pokemon no le prestan atención a algo como eso -Mi nombre es raro, pero lo conservé porque era lo último que me quedaba de mis padres.- tomé el plato de comida y lo acerqué un poco más al Growlithe mientras tomaba un puñado de comida.

-Si queres podes venir con nosotros, no soy entrenadora, y podes conservar tu nombre... Kiran-El Growlithe levantó la mirada al escuchar su nombre, seguramente confundido de como lo supe, gracias Kileo -Bienvenido a la familia, ahora comamos, la comida es más rica cuando la compartis- Concluí repartiendo el puñado de croquetas con Mavis y Baraddur.

Maxwell


La criatura descendió del portal que había el aparato, esta vez era diferente que el incidente de hacía dos años. Mientras un grito se escuchaba en el ambiente y el viento cambiaba de dirección abruptamente, como si le hubiese pedido que lo hiciera.

-No, no otra vez….

“Parece que no te alegra verme”

-”Esa voz ya la conozco”- pensé mientras me llevaba una mano a la frente, pero tenía que hacer oídos sordos, no podía dejar que me absorbiera, me había preparado para esto.

-¡Yan, esa cosa, es como la de lumiose, no dejes que se meta en tu cabeza!

Le grité, con la esperanza de que la criatura no afectara su psiquis, esas cosas parecian tener un efecto más fuerte en el.

-Vamos Eva, no dejes que esa cosa se acerque al colectivo.

//Moody//
+4 accuracy
+1 attack
-1 sp. attack
-1 sp. def

//waterfall 30+30 (10) +1 exitos+Mystic water//
:
10, 3, 4


Flinchea con 9-10
:
4









Kileo


Teníamos arrinconado al Pokémon de hojas por alas: Dañado, paralizado y bajo los efectos de anterior ataque de Lando. Estaba claro que era el momento de atraparlo. Abrí mi valija para sacar alguna de las pocas pokéballs que tenía. Revolví entre papeles, pomos, pinceles, lápices cuadernos… luego un par rodaron exponiéndose, pero no eran idénticas. Una era la corriente roja y blanca, la otra era naranja con detalles amarillos a los lados y un dibujo de un rayo del mismo color sobre el botón. Esa pokéball era de Nitta, una Fastball que me dio cuando la visité al rancho de su familia y me explicó sobre la existencia de las pokéball artesanales que crean en Johto a partir de unas frutas. “Nitta…” Sacudí la cabeza. Debíamos terminar con estas persecuciones de una buena vez. No sabíamos cuánto tiempo teníamos ni en qué situación estaban nuestras amigas.

-¡Mor-Heatmor!- me reprochó mi compañero que ya empezaba a hartarse de la pelea. Me hizo volver de mis recuerdos del paraíso de Mareeps y volver a Unova. Percibí que Lando estaba agotado y respiraba pesado. Tomé dos pokeballs. Con una hice volver a Lando y la otra la arrojé en dirección a la criatura de cuello largo. Golpeó contra su costado, se abrió, lo convirtió en un cumulo de luz y lo absorbió. El artefacto cayo en el techo de la van y estiré rápidamente el brazo antes de que rodara por la ruta. Tembló un poco y la luz roja del botón dejó de titilar (creo que hasta vi un par de estrellitas salir a los costados).

Me levanté y volteé para dedicarle la atención que se merecían nuestros persecutores. La camioneta había quedado atrás, pero de su techo salía una columna de luz una figura que reconocí al instante. Figura que había estado investigando y escribiendo durante los últimos meses y con la que había estado teniendo pesadillas más recurrentes de lo que me gustaría admitir: Una grieta de luz como la que partió al cielo de Kalos por la mitad hacía dos años.

-¡No no no no! ¡Tenemos que cerrar esa cosa!- grité a nadie en específico pero dirigido claramente a nuestro grupo.

Luego pasó lo que esperaba no pasara: Un par de cosas salieron de dentro del portal. Junto con estas salieron luces como de árbol de navidad, pero del mas extraño que pudieran imaginar. No podía reconocerlas, eran… imposibles de razonar. Sentí que mi cabeza iba a reventar. Para alguien que se dedica a las artes visuales y a resolver misterios, el no poder comprender qué colores pasaban frente a mis ojos era molesto y hasta ofensivo para mi ego en cierto punto. Todas esas sensaciones pasaron fuerte, pero fugazmente. Las criaturas, antropomórficas, suspendidas en el aire y de colores vivos, nos cerraron el paso tanto por delante del micro (obligándolo a detener) como por detrás de la van y no dudaron en atacar. Por suerte el nuevo y flamante Jaime detuvo ese intento con ayuda de su ave. El que teníamos de frente también se dispuso a atacar.

Los fuegos artificiales que habíamos visto antes debieron haber venido de esas cosas. Si son como los de Lumiose que poseían debilidades y resistencia como los Pokémon, había algo que podía hacer para darnos una ventaja. Me agache hacia mi maleta que seguía abierta para sacar cosas.

-Por favor, que funcione…

//Abstract Rupture, para invocar la lluvia (Expresión - Dificultad 8)//

:
6, 4, 2, 6
Anterior 1 ... 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25 ... 37 Siguiente
544 mensajes Página 22 de 37

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron