Acá tenés todo lo relacionado con Pokémon Reborn: Partidas en curso, reglas, dibujos, offtopic, shippings y más!
544 mensajes Página 26 de 37
Anterior 1 ... 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29 ... 37 Siguiente
Ibaraki


-Señoritas, creo que mientas mantengamos lejos a los hombres esta noche, mejor-

Miré a donde estaba Mint mientras le daba un sorbo al destornillador más rebajado de mi vida, el barman se acaba de perder la propina -No veo al mio hace dos años, no soy de piedra-... Eso lo dije o lo pensé?... Terminé mi trago sin que se me ocurriera como cambiar de tema y pedí otro, el mismo que Nitta habia pedido la primer ronda.

-Lumiose parece que las dejó algo... marcadas, no es así? Supongo que ahi fue donde vieron por primera vez a esas... cosas-

-Sehhh, pero... eso no fue lo peor- Me resigné a contarles -Estuve dos semanas como ayudante en los Centros Pokemon de Lumiose, la gente estaba más dedicada a recontruir la ciudad y... enterrar a los muertos.- Me acomodé en la barra y tomé mi segunda bebida, iba a necesitarla -No los culpo, muchas casas y edificios fueron destruidos y reconstruirlos era prioridad- Suspiré antes de seguir -Pero, muchos pokemon perdieron a sus compañeros, la mayoria estaban en sus pokeball y... no pudieron ayudarlos- Tomé un trago -Muchos estaban debastados, pudimos hacer que entrenadores que pasaban por la ciudad, que no sabian lo que habia pasado, adoptaran a la mayoria, otros no lo aceptaron- Miré de reojo la pokeball de Kiran en mi cinturón -Cuando la situación se calmó me retiré y recorrí la región, incluso pasé por Lavarre y fui aprendiz un tiempo en el Gimnasio- Intenté cambiar de tema y reavivar mi tono, antes de deprimir a todo el grupo -Y les cuento un secreto, descubrí porque no habia hombres inscriptos- Tomé un sorbo largo levantando las cejas.

-Oh pero que chica tan encantadora...- Dijo una vos masculina, haciendo que casi me atragante al ver que hablaba con Ariadne, al menos habia dos errores en esa sola frase.

Acto seguido, otro chico se acercó a mi -No esperaba encontrar el oro al final del arcoiris- Dijo señalando mi cabello, punto extra por aprobechar que era la última del grupo pero no, si me lo encontraba en Kalos hace dos días tal vez le daba oportunidad, pero hoy no estoy de humor para tolerar imbeciles.

-Y no lo encontraste, seguí caminando.- Tomé mi vaso y me levanté, supongo que ir a la mesa de los hombres seria un buen repelente. A los pocos pasos me encontré con Mint, que se habia levantado y miraba al muchacho que se me intentó acercar con muy mala cara, no pude evitar sonreir al verlo, celos, no crei ver eso nunca. Le acaricié el brazo y fui con Baraddur que habia estado acompañando a los otros aun con el paquete sobre su cabeza.

Supuse que no seria mal momento para abrirlo, aprobechando la mesa, Samuel parecia entretenido retando gente a duelos, Ian atendiendo mujeres y Nicholas con cara de planear algo, mejor no preguntar. -Pasame, vamos a ver que nos tiraron esos pájaros- Abrí la caja, un brazalete con un cristal celeste, aunque no parecia joyeria y... -COMO MIERDA SE LES OCURRE TIRARME CON UN HUEVO???- Creo que del grito mi cola de caballo quedó parada de punta por un segundo, pero ahora no podia importarme menos, tenia que ver que no le pasara nada luego de que me lo lanzaran en la cara. Lo levanté con todo el cuidado que pude y miré el cascarón de arriba a abajo, no parecia dañado, suspiré aliviada. -Vos sabias que era, por eso lo agarraste con tanto cuidado- El Sandygast a mi lado asintió.

Y ahora que debia hacer? Tomé las pokeball de Mavis y Kiran y las dejé en la mesa, supuse que debia preguntarles -Qué dicen?- El Growlithe inclinaba su cabeza a un lado, pero la Kirlia abria los ojos como platos y apollaba sus bracitos contra el "vidrio" -Deberiamos encontrarle un hogar o...- Mavis agitaba los brazos descontrolada, no podia escucharla desde ahi adentro pero su gesto fue obvio, puso sus brazos frente a su pecho haciendo un espacio luego de fingir que tomaba algo de una mesa. Tomé el huevo y la imité -Conservarlo?- La pequeña psiquica asintió con mucha energia, el Growlithe hizo un gesto y el Sandygast a mi lado tambien. Era muy mal momento para cuidar de un pokemon no nacido, eramos blanco de una secta y quien sabia si no pelearimos contra monstruos de nuevo, pero tampoco podia abandonarlo. -Supongo entonces que tenemos un nuevo miembro, bienvenido pequeño- Concluí acariciando el cascarón del huevo en mi regaso.

Mientras Mint parecia estar hablando con el chico de antes, tal vez deberia ir a ver que pasó, guardé las pokeball y las guardé de nuevo, luego fui con él.
Nico


¿Heridas? Si, supongo que esa es una forma de describirlo. Pero igual que dijo Yan... eso era algo más. Cerré los ojos un momento y... no, nada. Igual que hace unos minutos. Todo por esa... cosa. Esa bestia de mierda. Y ahora me viene a querer explicar esta pendeja y no importa lo emocionante que haga sonar todo esto, no puedo forzarme a sentirme interesado... Algo falta.

Algo falta.

-No hay reproductor de DVD. Apenas si tenemos algo para mantener las bebidas frias.

Dejé salir un bufido que apenas sonó como una risa. Sin pensarlo me levanté de mi silla y me dirigí a la salida de la habitación sin mirar a nadie más. Creo haber escuchado a alguien preguntándome que estaba haciendo.

-Necesito aire. -dije. -Después me explican ustedes.

Busqué una de mis Pokebolas adentro de mi chal, pero fue más difícil de lo que esperaba. Como si la prenda se hubiera vuelto más pesada y difícil de manejar. Fruncí el ceño y me di por vencido. No importa. Mejor no preocuparlos con cosas que no tienen que saber. No estaba enojado, traté de convencerme. Ya va a pasar esto. Con tanto que arriesgué para divertirme, esto iba a pasar tarde o temprano.

No había por qué ser dramático.
Maxwell


Los gritos de la gente en aquella noche todavía resonaban en mi cabeza cuando intentaba recordarlo.

Asi que la gente esta les dice Fallers, caidos… (?) sera esa la traducción adecuada?

“-La herida tiene que ser física?-” preguntó astutamente Yan.

-Es una buena pregunta, si fuera física muchos de nosotros no tendriamos de que preocuparnos, esas cosas nos atacaron de lejos… todavía puedo recordar sus golpes-dije mientras me frotaba el pecho inconscientemente -Nos contrataron para protegerte el problema es…

Como íbamos a hacerlo… por lo pronto asegurarnos que no nos siguieran.

-Nico o Jaime ¿podrian mirar los alrededores con sus pokemon voladores? No quiero una emboscada como lo de la carretera. Por lo pronto tendriamos que contactar con Ashkara y ver que lugar seguro tiene, quedarnos en esta playa no es la mejor opcion.

Recorde el pedido de Kileo, habia que contactar con el otro grupo.

//llamar a ashkara si tengo el numero, llamar al otro grupo//
Mint



La verdad esta noche es para mi demaciadas cosas juntas en un dia y siempre termina en un caos de ciencia ficcion y una ciudad en problemas pero ya estoy acostumbrado lamentable mente.
Estar en un bar durante la noche no es mi idea de divercion prefiero el te a el alcohol pero el resto les parece funcionar para relajarse por lo que lo soportare.
Me puse a mirar lo que habia encontrado cuando nos ataco el pokemon eran un Tm y un brasalete de cuentas verdes,naranjas y moradas con una cuenta mas grande y colorida al verla con detenimiento era una keystone osea que la canica que estaba con esta debia ser una mega piedra, que guay que suerte o mala para su dueño pero no habia nada para identificarlo.

Miraba con atencion el bar con curiosidad ante la falta de gente aunque un chica en fondo llamo mi atencion, un chica solitaria en un bar nunca es por buenas razones, aunque mi atencion sobre esta duro poco cuando unos jovenes se acercaron a las chicas con inteciones de coquetear aunque los desplasaban sin problema el ver sus intentos de ligue en Iba solo me hacian hervir, me acerque en esa dirrecion con una sonrisa desencajada y mirandolos con todo el odio consentrado en mis ojos para trasmirtir un mensaje claro.

"Gusano, conoce tu lugar."

Iba traro de calmarme con su toque pero yo aun queria freirlos -Podria molestar a otras personas- le dije lo mas clara y cortesmente posible mientras mis ojos trasmitian mi deseo de asesinarlo.

Nitta


Si tenía planes de compartir charlas que me ayudaran a recuperar un poco lo que había perdido al “perder” a las chicas... se habían ido a quién sabe donde. ¿Por qué tenían que sacar el tema de Lumiose en un momento como este? Ibaraki habló. Escuché parcialmente lo que dijo, porque parte de mi no quería escucharlo ni podía hacerlo, estaba pensando en otras cosas, como para prestarle atención. No me había enterado por completo de las consecuencias del ataque, de números y lo que sucedió después, por más que ya me hacía una idea. Ya tenía demasiado con lo que me había sucedido a mi en particular. Ojalá nada de esto se repitiera, pero a este paso... mejor no pensarlo. Ni en las posibilidades, ni en lo que leí cuando ingresamos al lugar ese de los guardadores. Desde aquella vez, no me animo a mirar inscripciones en ruinas por temor a que sucediera lo mismo. Lulu insistía, pero ni con ella ayudándome podía hacerlo. Eso había quedado atrás.

Pedí una segunda copa. Las porciones eran demasiado pequeñas, y me hacía falta: la cosa se estaba arruinando cada vez más.

Cuando un grupo de... creo adolescentes nos rodeó, me aseguré de tomar hasta la última gota de la copa en un instante. Una serie de frases que cuando era más chicas me hubiesen resultado divertidas, pero ahora me resultaban poco originales, fueron soltadas a cada una de nosotras. Más allá de que eran muy chicos, al menos para mi y para Ariadne, nunca me había interesado, no sé, ligar con gente en lugares como este. Además si considero como era en el pasado... no podía sorprenderme. Y a las chicas tampoco les interesaba. Una que nunca lo necesitó porque se casó básicamente con su amor de la juventud. A la otra le gustaban los hombres que se aproximaran por otro lado. Por algo anda con el bibliotecario de donde trabaja. De mi estado sentimental mejor no hablemos.
-No quiero romperles la ilusión chicos pero... -comencé. Sacudí levemente la cabeza, la música del sitio por algún motivo comenzaba a molestarme. Creo que voy a tener que controlarme con las copas, perdí la costumbre y me está jugando en contra. Iba a comentarles que estábamos algo pasadas de edad para ellos, más allá de que creía que a más de una no nos interesaba su propuesta, pero algo curioso pasó. Cuánto amo a ese oso.

Bryce se me subió a la piernas y me observó. Y luego casi me ahogo al ver al policía que se nos aproximaba. Lo disimulé como pude.
Tuve una idea y le guiñé el ojo al oso, él hizo lo mismo. Estos años juntos nos habían ayudado a entendernos mejor.
-.....les decía... -retomé la conversación luego de esa breve pausa- No quiero romperles la ilusión, pero... si no se retiran las cosas se volverán algo... tétricas. La noche acecha y saben lo que eso significa, ¿no? Hay muchas cosas que solo salen cuando le cielo se oscurece -invoqué una suave brisa que comenzó a rodearnos, y con la ayuda del frío cuerpo de Bryce, pudo volverse casi helada. Me llevé una mano a la cintura y di unos golpes al sitio donde tenía las pokebolas del resto. Sentí un pequeño disturbio en el aire. Lulu había entendido mi señal, y debía estar contenta de poder salir- Nunca se sabe cuando... -aproximé mi mano a la ilusión que Nicholas debía haber hecho a unos metros de nosotras. No era la primera vez que las usaba para bien o para mal conmigo cerca- los muertos salen a tomar una copa -mi mano atravesó la ilusión mientras el aire a nuestro alrededor se congelaba y el aire revolvía mi pelo. Una lata vacía que estaba a un lado nuestro cayó al suelo, sola, sin que nadie (visible) la tocara.

Estoy segura de que Bryce y Lulu se estaban aguantando la risa.
Imagen
Unova - Undella Town



Jaime no aparto la vista de la puerta durante la charla, como si esperara que alguien entrera por sorpresa en aquel lugar, a lo cual Maxwell solicito que se haga un perimetro con los Pokemon voladores. El joven Gautier salio de sus pensamientos y asintio a las palabras del doctor. El Braviary de Julia salio rapidamente al vuelo abriendo el galpon de par en par, como si entendiera las ordenes de Jaime con solo una mirada. La chica de cabello rubio aun en el sillon jugo con la bebida violeta de aquel vaso por un momento antes de hablar.

-Por...lo que sabemos, que es poco...la herida tiene que ser fisica. Y...en un humano. - Esto ultimo hizo que la chica mire al piso, algo desanimada. - Y...ustedes van a ayudar? Tenemos que hacer algo con esos tipos, no podemos...

-Celine, no. Es peligroso y definivamente no voy a arriesgarme a que te atrapen y para peor, te usen para abrir un portal. No sabemos siquiera si los Fallers sobreviven el proceso.- Jaime detuvo a la chica antes de continuar.- Tenemos que llevarte a algun lugar seguro, y una vez que estemos seguros de que estes a salvo, quizas podemos actuar contra estos enmascarados. Mi padre...y ese grupo, ustedes estan en contacto con ellos, no es asi? Sabemos que los enmascarados planean hacer algo en el oeste de Unova, en la torre Celestial. O eso nos quieren hacer creer.

Maxwell mientras tanto, habia estado intentando comunicarse con Akshara, aun desconfiado y mirando hacia fuerta del galpon esperando un ataque sorpresa. El PokeGear sono varias veces antes de que la Guardadora levante el telefono. La voz de la mujer que respondio el telefono fue familiar, autoritaria pero sin ser agresiva.

-Siiva aqui. Por favor, espero tengan buenas noticias. Tuvimos dos incidentes en Unova desde las ultimas 12 horas,y sospechamos un ataque a un puente en las proximas. Tenemos algunas bajas, no muertos, pero que se han ido al bando enemigo. - La mujer hablo rapido, los entrenadores escucharon las palabras de la Guardadora de la Guerra y abrieron los ojos alarmados.

-Puente? Que puente? Cuando? - Jaime hablo en voz alta, alarmado.

-Gautier? Gautier Hijo esta con ustedes? - Pregunto Siiva, con un dejo de alivio- Mantenganlo a salvo y lejos de los enmascarados.

-Un ataque, en que puente? Van a necesitar ayuda? - Pregunto Jaime, observando a los entrenadores.

-Ya era hora, un ataque en un puente suena mas divertido que visitar una torre llena de tumbas...- Murmuro Celine refiriendose a la Celestial Tower, lugar donde se daba sepultura en la antiguedad a Pokemon en Unova. Cameron levanto la vista cuando nombraron la torre, algo mas palido que de costumbre.
Samuel



Tenia un sombrero con frutas en la cabeza. No se exactamente de donde salio, pero estoy seguro de que todos en el bar lo envidiaban.
Las chicas estaban en la barra, la rubia estaba con sus Pokemon y un...huevo? De donde saco eso? En fin...De la nada, un oficial de policia habia aparecido cerca de un grupo de tipos que estaban queriendo encarar a las chicas. Ja, que pateticos.

Asi, como si nada, un viento helado rodio a la chica de pelo castaño de forma espectral, y los tipos que habian aparecido quedaron palidos como una hoja, y no solo eso, salieron corriendo aterrados despues de ver la demostracion de...que carajo, Nitta habia atravesado al oficial de policia con su mano como si fuera una ilusion. Algunas personas cerca se quedaron mirando asombrados y algo aterrorizados. Yo no, claro.

-Sam, estas mas palido que de costumbre y estas caminando hacia atras aterrorizado.- Dijo Ian mientras se sacaba una foto instantanea con una chica punk rock de pelo lila que parecia muy contenta de conocer al cantante de su banda under favorita del mes. -

-Pfft, no se de que me hablas- Le dije. Claro...eso fue raro pero seguro vi mal. La mujer ultra-sensual de labios rojos no parecia sorprendida en absoluto, sino que hasta parecia divertida y miraba sonriendo de forma intermitente entre el oficial de policia y Nicholas.

Algunas personas alrededor de las chicas salieron de su asombro y sus mentes asimilaron lo que vieron como un truco, y entonces comenzaron a aplaudir. Eso les gano una ronda de bebidas mas, y gratis, y un par de reflectores en las caras.

-Que noche tan especial! - Dijo alguien desde lo alto de una cabina. Posiblemente el terrible DJ que se encargaba de la musica de este lugar.- Acabamos de ver un espectaculo de ilusionismo poco antes visto en este lugar, tenemos la presencia de una estrella del Indie local- Un segundo reflector fue a los ojos de Ian, las chicas de secundaria punk rock saltaron contentas, bah, exagerados es solo un reflector- ...y tenemos la presencia de un Lider de Kalos con nosotros! -

Y entonces se hizo la luz.

Puedo jurar que oi aplausos de cada rincon del bar, incluso desde la vereda. Seguro alguien deberia estar televisando esto, me sorprende mi fama.

-Oh no, me van a hacer sonrojar.-

-Recuerden que todos estos increibles artistas y ceebridades estan en este, su bar favorito de Nimbasa!

La gente parecia bastante animada, desde luego. Ian parecia querer esconderse bajo las mesas, y las chicas seguían siendo acosadas por meseras con copas de cortesía y pedidos de mas trucos para animar la noche. Bueno, hay que darle al publico lo que quiere...

-Publico de Unova! - Puedo jurar que oir a la multitud exclamando mi nombre, si- Esta noche van a tener en vivo un combate de gimnasio oficial de un autentico lider de Kalos! No solo eso, este intrepido muchacho..- Dije señalando a Nicholas- ...esta dispuesto a retarme, quien se unira a el para combatir a uno de los ocho Escudos de Kalos?

Ian, la chica de labios rojos, Epi, y los demas se llevaron la mano a la palma sonoramente despues de mi declaracion, que curioso tic.
Maxwell


Jaime no dudo con mi pedido, quizas si este Jaime hubiese estado hace dos años, las cosas serian diferentes… No, no puedo pensar asi, es… perverso. Habíamos hecho hasta lo imposible.

La chica nos comentó sobre la herida.

-Así que tiene que ser fisica…- dije en voz alta pensativo- Entonces nosotros no seriamos un objetivo.

-Celine, no. Es peligroso y definitivamente no voy a arriesgarme a que te atrapen y para peor, te usen para abrir un portal. No sabemos siquiera si los Fallers sobreviven el proceso.-

-Quizá es peligroso, Jaime, pero dejarla sola lo es aún más. Somos los únicos que podemos hacer algo y no voy a quedarme de brazos cruzados cuando hay gente ahí afuera que nos necesita. Celine tiene razón- mire a la chica y le sonreí- Nosotros vamos a atrapar a los malos no te preocupes.

Entonces recapacite.

-Perdon, no quiero hablar por todos, ¿ustedes que opinan?

La conversación con el pokegear siguió.

-Danos los detalles Siiva, además queremos saber si tenemos una casa segura donde refugiarnos cualquier cosa.
Yannick


Carlos estaba señalando a Cameron por alguna razón, cuando Nico se fue del galpón de repente. Miré hacia la puerta y al resto, pero solo respondieron lo que les preguntamos. Salí después que el ave de Jaime, buscando al chico, mientras Max llamaba a nuestra empleadora.

Lo encontré un tanto alejado del lugar, sentado en el suelo. Ah, esto me traía recuerdos.

-Estás... bien?- le pregunté.

Se encogió de hombros sin responder realmente. Me senté al lado suyo y dejé unos segundos de silencio incómodo. No estaba seguro de lo que le pasaba, pero tampoco había podido notar demasiado cómo andaban los demás recientemente.

-Supuestamente Ian estaba parando en un hotel de acá por el tour, si lo vuelvo a llamar capaz consigamos un mejor lugar para dormir.- bromeé. Nico apenas me dio bola, por supuesto.

Me pasé una mano por el cuello. Un año evitando esto y ahora me llegaba de la persona menos pensada, pero con él no sabía si era mejor hablar de lo que acababa de pasar o no, de lo que hice recién. O capaz nada más necesitaba espacio y lo estoy molestando. Se lo veía bastante mal, lo que era raro en él, creo. Y si en algo siempre fui bueno, es ayudando en este tipo de situaciones. Bueno, no exactamente este tipo, pero de sentimientos parecidos.

-Me podrías ayudar con algo?- se me ocurrió de repente. Saqué a la Swablu, que en seguida se volvió a posar en mi cabeza y la tuve que bajar a mi falda. -No tiene nombre todavía.- Hubo otro silencio en el que Nico me miró algo raro. La Swablu seguía... -Duermiendo... "como un ángel".- No pude evitar sonreír un poco ante la frase. Cómo era ése sobre el que habíamos leído, que me había parecido copado... -Te parece Castiel?-

-No es Jueves.- murmuró. Levanté la vista sorprendido, pensé que Gabbie era la única que sabría esas cosas, pero no dijo nada más.

-Ah... tenés razón.- me reí un poco. Las estrellas ya se veían a esta hora y me quedé observándolas, revolviendo esas memorias. -Ehm... Aziraphale?- Seguro lo estaba pronunciando mal, ella me corregía siempre con estas cosas.

-Lo voy a pronunciar mal todas las veces pero me gusta.- opinó, casi leyendo mis pensamientos. No pude evitar reírme de nuevo, en serio esta vez.

El pokemon se unió entonando una nota tranquila, supongo que le pareció bien. Entonces me di cuenta de algo. -Le gusta cantar? Y es del color favorito de Ian...- La acaricié. -Capaz la pueda dejar con él después, seguro se caen bien.- Sabía que Ian quería otro pokemon hacía tiempo pero nunca parecía tener suerte. No sé si eso hacía más gracioso que me haya dado dado a Leti... o más tierno.

Sino se la podría dejar a la hija de Kevin, aunque estaba acostumbrada a pokemon como Fico, no sé cómo se llevaría con uno así de delicado. Kevin incluso había comentado que le quería conseguir un Persian, ignorando completamente lo que le había dicho sobre ese bicho cuando vi las Estrellas de todos los de Etganshe. Parecía que el accidente con su cocodrilo no le había enseñado nada. Le tendría que decir a su hermana cuando visite, Penelope seguro lo convenza, ya que también ve Estrellas.

-Sabés, no necesitás un DVD.- le dije al chico antes de que se hiciera otro silencio, aunque creo que no hubiera sido tan incómodo esta vez. -Max me enseñó, nada más tenés que meterle el-- Leti salió cuando Nico me mostró el disco y lo miró con un brillo en sus ojos de cuando quería algo a toda costa. -Creo que... sí.- Probé poniendo el CD rojo en la pokeball de Leti y vi la palabra, éste era un ataque que sí conocía: Flamethrower. Le mostré a Nico cómo hacer, mientras Leti parecía encantado, escupiendo ascuas por nuestros alrededores. -Espero que no prenda fuego nada sin querer.- suspiré. -Yo tengo éste, fijate si te sirve también.- sonreí pasándole el verde.

Antes de que pudiéramos hablar mucho más, noté a Carlos parado en frente mío con cara de pocos amigos. -Los locos van a volar un puente con más portales, tendrías que estar en esa reunión.- señaló al galpón.

-Las chicas podrían estar ahí.- Me levanté rápido. Con eso que dijeron de los Fallers... Si alguna de ellas lo era, las podrían estar usando, capaz por eso las agarraron. -Vamos.- lo apuré a Nico, dándole la mano para que se pare.
Nico


No tuve mucho tiempo para mi mismo. No que lo necesitara; ya habían pasado un par de minutos y estaba empezando a sentirme incómodo al estar tan solo y quieto y... sin hablar o molestar a nadie. Me sentía como un Magikarp fuera del agua. O como esa vez que tomé ese té de Gloom que me ofreció la hermana de Tacoma. Nunca más.

La actitud de Yannick apenas me encontró casi me hace sonreír. Siguiendo su rol, como siempre. Y mientras acá estoy, lamentándome como alguien... como alguien que no es yo. Dios, que mierda me pasa.

Me encogí de hombros ante su pregunta si estaba bien. No sabía bien como responder. ¿Estaba bien? Si, supongo que si después de todo, aunque me sienta algo desorientado por todo esto. No respondí tampoco cuando me comentó lo de Ian, y que podríamos tener la chance de dormir en un lugar mejor. ¿Necesitaba dormir? ¿Ayudaría? Pero no quiero perderme lo que va a pasar ahora. Dios.

-Me podrías ayudar con algo?

Parpadeé un par de veces antes de girarme hacia el, algo sorprendido.

-No tiene nombre todavía. -me aclaró, algo nervioso. -Durmiendo... "como un ángel". ¿Te parece Castiel?

No pude evitarlo, sentí un poco de risa escapándose de lo profundo de mi estómago y le sonreí.

-No es Jueves. -murmuré. Yannick pareció sorprendido por un momento; supongo que había captado a que me refería.

-Ah... tenés razón. -se rió también, mirando hacia arriba, hacia las estrellas, de forma casi distraída. -Ehm... ¿Aziraphale?

Levanté una ceja, tratando de contener la risa. Era un nombre... tan Yannick. Perfecto, la verdad, aunque no había visto mucho del bichito en cuestión.

-Lo voy a pronunciar mal todas las veces pero me gusta.

Tenía que admitir, me estaba empezando a sentir un poco mejor. Que loco. Esto con Ian y lo mejor que se veía Yannick comparado con hace dos años... no entraba en su rol, en lo que le va mejor, pero de alguna forma parece estar disfrutándolo igual. Me pregunto como lo hace. Incluso mientras habla de el... que raro. Me encantaría preguntarle al respecto, pero siento que sería una discusión algo... pesada para ahora. No estoy de humor para eso.

-Creo que te queda bien a vos. -le dije, encogiéndome de hombros. -Bah, no se. Vos con un monton de fantasmas y Ian con muchos Pokemon que cantan... todos podrían hacer eso, creo. Pero vos con algo como... Azi. -frunci el ceño, ya incapaz de recordar el nombre. Azi tendría que ser. -...nadie se lo esperaría. Lo inesperado te queda mejor, me parece.

Intercambiamos un poco más de boludeces al hablar, aunque tengo que admitir que no me quejaba; de alguna forma Yannick sabía como hacer un poco de charla amena interesante. Al final me acercó una de sus Pokebolas y, pidiéndome que le preste el CD que había recibido como regalo, me enseñó bien como usar las cosas sin necesidad de un lector de CD.

-Espero que no prenda fuego nada sin querer. -dijo al final, suspirando. -Yo tengo este, fijate si te sirve también.

Tomé ambos CDs en mis manos y los examiné de cerca, frunciendo el ceño. Lup y Taako con un ataque de fuego tan fuerte... ¿no sería peligroso? Bah, en que mierda estoy pensando. Obvio que lo sería. Es por eso que va a ser tan divertido. Sonriendo, usé los CDs como me enseñó Yannick en mis Pokebolas.

-Preparate para tomar responsabilidad por esto. -le dije, mitad en joda y mitad serio. -Pero bueno, si llego a quemar algo importante lo podemos culpar a los cultistas de mierda estos, ¿no?

Justo cuando Yannick estaba por responder, vi como sus ojos se abrieron mucho y sus hombros se tensaron un poco. Se vió como si estuviera escuchando a algo invisible. Y entonces, como si impulsado por un resorte, se paró y miró por encima de su hombro hacia el galpón.

-Las chicas podrían estar ahí. -dijo. Me tomó un momento entender a que se refería, y cuando lo hice dejé salir un suspiro apenas oíble. -Vamos.

Me extendió la mano, pero me quedé ahí por un momento, pensando. Las chicas... Nitta... esto que me estaba pasando... Si pudiera pedirle algún consejo, capaz que su familia sabía algo de esto. Por más que nuestros... estilos sean tan diferentes. Si hay una posibilidad, tengo que tomarla.

Me agarré de la mano de Yannick y me impulsé hacia arriba, sonriendo de nuevo. Yannick sonrió también y me dió una palmadita en la espalda.

-Sí, vamos.
Nitta


Habían sucedido dos cosas: la buena, es que los muchachos se habían espantado y ahora no tendríamos que preocuparnos por ellos, podría intentar volver al propósito original de nuestra visita al bar, pero no; la mala, era que lo que para mi era una pequeña acción, se había convertido en una suerte de espectáculo para el resto. Sonreí algo nerviosa ante la situación, intentando aceptar los aplausos y elogios, aunque creo Sam se estaba encargando de la mayor parte. Bryce por su parte hizo algunas reverencias y Lulu... no estaba muy segura de dónde se encontraba. Había borrado su presencia a propósito.
-Gracias, gracias... -respondí mientras tomaba otra copa, aunque no estaba segura de si fuera a tomarla, si seguía me iba a pasar de mi límite, o al menos de dónde creía este se encontraba. Me saqué la camisa y me la amarré a la cadera, para luego ponerme de pie frente al asiento sobre el cuál antes de encontraba sentada- Daría otro de estas... ilusiones, pero... ¡No es bueno molestar a los espíritus que juegan durante la noche! A veces, a veces... -la brisa fría que antes nos rodeaba pareció moverse voluntariamente hacia donde los chicos se encontraban. Ah, me hacía una idea de lo que estaba por suceder- No colaboran, hacen lo que quieren, y las cosas, bueno... pueden ser divertidas únicamente para ellos.
El aire comenzó a rodear a Sam, que parecía estar totalmente embriagado en la atención que estaba recibiendo por parte de la gente en el bar. Una suerte de neblina comenzó a formarse enfrente de su cara, y en un abrir y cerrar de ojos, una figura verde, de extensos cabellos y con un par de perforantes ojos rojos escondidos tras sombras se apareció frente a su rostro soltando un chirrido espantador. Algo así como una cabeza sin cuerpo flotando, si se la miraba por arriba.

//Lulu usa Astonish ante Sam para asustarlo. Es puro show sin ánimos de lastimar pero tiro igual (?)//
:
5, 9


-...a eso me refería... -susurré mientras me aproximaba al grupo, sin olvidarme de la bebida que me habían obsequiado. Mientras avanzaba, me percaté de que Galahad estaba con ellos y tenía una botella sobre la cabeza. ¿En qué momento se había metido allí? Ah, debía haber andado molestando distintas chicas y finalmente ninguna debe haberle prestado atención.

Lulu, luego de reírse y sonreírle con inocencia al líder e gimnasio, salió disparada a observar con atención a Ibaraki, atravesándola de un lado al otro, o al menos eso creía. Hubo dos cosas que me llamaron la atención de ella: primero, las marcas rojas que formaban en su piel en ocasiones más... violentas, estaban allí, como si nada. ¿Se encontraría bien? Y segundo: tenía un huevo. Aha, un huevo de pokémon. ¿De dónde había salido? ¿Quizá de entre los regalos que recibió? No era el mejor momento para que tuviéramos uno...
-....-miré para otro lado, me dirigí con Sam, Ian y Nicholas, y aprovechando la atención, comencé a dirigirme al público- ¿Qué les parece si los entretenemos a todos? ¡A quienes nos visitan pero se enconden y a quienes todavía conservan sus cuerpos en este plano material! -bajé la voz para hablar con el grupo. Lulu se materializó a un lado del hombro de Sam, mientras Ibaraki parecía la buscaba por todos lados, parecía no haberla visto -definitivamente no estaba bien- Telullu parece querer participar, pero si hace falta, puedo hacer de juez, creo.

Escuche un golpe. Galahad se había dado contra la mesa. ¿Acaso eso que había sobre la mesa era una piedra vomitada? No, no había forma de que pudiera hacerlo, al menos no con la coraza encima. Debía ser producto del alcohol. ¿Soy yo o Nicky tiene estrellitas y rosas a su alrededor?

Iba a dejar la copa sobre la mesa, pero en cambio, ¡venga el fondo blanco! Y creo que como producto del frenesí del alcohol (?), agregué algo gritando hacia el público.
-¡Momento! ¡Lider de Kalos, contrincantes! -los llamé a ambos- ¿Por qué no volvemos esto un poco más interesante con una apuesta? -les guiñé un ojo- ¡No hablo de dinero, hablo de... acciones! ¡El público de las sombras pide acción más allá de la batalla! ¡Algo que los haga sentir vivos de nuevo!
Lulu alzó sus cabellos a modo de brazos en emoción y miró de reojo a Nicholas, y volvió su mirada a mi, mientras una sonrisa siniestra se dibujó en su rostro. Ah, pilla.
-No -sentencié en voz baja- Bueno, tal vez -volteé a un lado mientras se me subía el calor al rostro haciendo de cuenta que tomaba algo, cuando en el vaso no quedaba nada
Imagen
Ibaraki


Nitta hizo todo un espectaculo y la atención de todo el lugar se nos vino encima, Ian llamó más la atención todavia y Samuel estaba a punto de iluminarse a si mismo con una linterna si no le daban un reflector, y por supuesto, ahi estaba, no esperaba que un lider de gimnacio de otra región fuera reconocido a simple vista, pero al parecer, eran más famosos de lo que creia.

Una mesera se acercó con varias bebidas, yo acababa de terminar mi trago anterior y no tenia sed realmente, pero habia una copa pequeña en un platito con un sobre de sal, la medida no era mucho más que un sorbo, perfecto.

Samuel no tardó en hacer el segundo acto despues de Nitta -Esta noche van a tener en vivo un combate de gimnasio oficial de un autentico lider de Kalos! No solo eso, este intrepido muchacho esta dispuesto a retarme, quien se unira a el para combatir a uno de los ocho Escudos de Kalos?- Sentí vibrar las pokeball de mi cinturón, Kiran era obvio que iba a querer participar, pero por qué Mavis también?

-Lo siento, no, ya bastante con todo lo que pasó-Les dije mientras le daba el huevo a Baraddur para que lo cuidara -Tenelo un rato por favor, voy a necesitar ambas manos- Le dije antes de tomar la copa y beberla de un trago, segundos despues hizo efecto y me vi obligada a usar la sal.

~≈ Ω ≈~


-Ufff- Me levanté y volví con Mint que ahora estaba solo, el chico de hace rato se habia alejado. Lo Abracé por la espalda y logré apreciar la diferencia de músculos comparado a hace años -Alguien hizo ejercicio en su tiempo libre...- Se dio vuelta y lo vi a los ojos, su mirada se habia suavizado comparado a hace un rato -Eh... este... Samuel y Nicholas van a tener una batalla, deberiamos... ir? a...- A donde podiamos ir mientras esperabamos?

Imagen


-hey, donde pensas que estas tocando?-Dije al sentir algo atras mio, volteé pero no habia nadie -Hey, hey... fuera de ahí- Ahora mirandome al pecho, pero no habia nadie a la vista, de nuevo.

Imagen

Imagen

Mint



Los molestos se habían ido había vuelto "La paz".Pero un escándalo se empezó a armar en el bar entre los actos de "ilusión" de nitta y la fama de Ian que se había vuelto un descontrol el bar, ahora estaba lleno de gente molesta que no paraban de gritar, aplaudir, celebrar tantas cosas en exeso molestas.
Samuel llamó la atención del bar con su proposicion pasada de copas ofrecio realizar un combate de gimnasio aquí mismo y yo por un segundo me quedé anonadado, no sabia si golpearlo o bueno golpearlo y retarlo.
El a bebido mucho creo? y no era el único, antes de darme vuelta Iba de la nada me agarró y empezó a a..a.a.abrasarme y yo me quede trabado, ante su pregunta dicha por el alcohol respondí -sí - fuertemente por los nervios mientras mi rostro se empezaba a enrojecer, la verdad es que es incómodo, muy incómodo.
Me di vuelta y trate de comprender lo que decia pero estaba muy nervioso, dijo que frost enfrentaria a samuel y yo queria hacerlo pero en eso empezo a delirar por culpa de lo que sospecho es demaciado alcohol...pero no tenia que parar de tocarme ♡.
Fui hacia sam y le dije -yo tambien le enfrentare- Emocionado con lo que dije queria al fin consegui mi primera medalla cuando lo dije salio zubat lista para pelear.
En eso salio nitta quien parecia atrapada por el alcohol y el calor del momento - apuesta? - que sera lo que quiera?.

Kileo


El llamado de Siiva fue movilizador. Nos mencionó que más incidentes habían ocurrido en la región (asumo como el que tuvimos en la ruta) e imaginaba que la otra mitad de nuestro heterogéneo equipo había sido ampliamente responsable de estos. Aunque el hecho de saber que Ian estaba con los demás nos había dejado más tranquilos sobre una de nuestras preocupaciones, todavía estaba la incertidumbre sobre el paradero de las chicas. Por suerte no todas eran malas noticias: al preguntarle si sabía algo de ellas nos dijo que estaban a salvo con el resto. Respiré aliviado y me dejé caer en el desgastado sillón con mi vaso de cuestionable contenido el cual no había recibido ni un sorbo. Era un violeta muy bello, igualmente.

No había hecho falta que interrogara a Celine, ya que Jaime y ella nos contaron todo lo que necesitábamos saber.

-Lógicamente no voy a quedarme de brazos cruzados tampoco.- contesté a lo que dijo Maxwell -Además, soy de la policía internacional, es mi deber involucrarme en este tipo de cosas. Eso de agarrar a los malos.-

Mientras el doc seguia hablando con la guardadora, yo me puse a analizar mentalmente toda la información que acabábamos de recibir.

-Seguramente esa gente desaparecida de las que nos habló Siiva cuando llegamos a la región fueran estos Fallers.- dije pensando en voz alta. -Por eso nos dijo que Jaime corría peligro y que lo encontráramos. ¿Vos fuiste herido por esas cosas esa noche o me equivoco?- terminé mirando al joven de Kalos.
Frost

Me quede en la mesa riéndome mientras veía el espectáculo a unos metros míos, sabía que Bryce era la elección correcta para este momento, después de todo ellos siempre se llevaron bien, no como nosotros dos. Algún día quizás lo hablemos con terapeuta de nuevo pero bueno, por el momento tengo cosas mas importantes que hacer que intentar tener un relación sana con uno de mis pokemons, no juzguen, me llevo bien con los otros cuatro, bah ahora 5, descontemos al duende jardín y la letra, ellos apenas hacer ruido o lloran por su dueña muerta. Too son? Nah, ya paso mucho tiempo, podemos hacer chistes mentales al respecto, si no siempre puedo culpar al alcohol.

Mire hacia Sam, el chico parecía estar sufriendo los efectos de la ilusiona ya que se veía a punto de desmayarse, el tipo no se cansa de triunfar en la vida, verdad? Sacudí mi cabeza mientras seguía tomando mi cerveza tranquilo, por lo menos las chicas habían conseguido más bebidas gratis, punto para nosotros, a pesar que parte de ese alcohol gratis se debía a mi.

La música bajo un poco y el fuerte sonido de una voz retumbo por todos lados, por lo visto habíamos llamado la atención del DJ que aclamaba sorprendido el simple truco que acaba de hacer, no sé que le queda si viera lo que puede hacer el resto. Acto seguido el hombre se refirió a Ian mientras un reflector lo iluminaba, las cientos de fans saltaron emocionadas, ilusas, ya esta re casado, bah o eso espero, no quiero a Yannick llorándome a las 3 de la mañana porque si yo no duermo me aseguro que Ian tampoco lo haga. Un segundo reflecto se encendió e ilumino directo al líder de Kalos, creo que no nos va a dejar olvidar este momento por el resto del viaje.
Quizás hayan sido los aplausos o las luces pero el chico parecía estar bastante con ganas de recuperar su confianza, por lo visto me había escuchado ya que enseguida no dudo en gritar a todos los presentes sobre mi desafio, claramente eso hizo que tanto Ian como el resto se golpeara la palma contra la cara. -Conozco el sentimiento, cuando hay humedad a veces me duele la frente.- Comenté, en fin, parte era mi culpa, yo lo había desafiado asi que no me iba a achicar.

Termine de tomar mi cerveza y me levanté hacia Sam, hippie y mint ya se habían sumado al desafío, aunque ella parecía querer adoptar más un rol de jueza. -Mejor unite a nosotros, qué mejor espectáculo que tener a una estrella de rock como juez?- Comente mientras me paraba frente a sam en el espacio que se empezaba a formar para que luchemos con ambos de mis compañeros al lado. Tome la pokeball de liz y la arroje al aire, la Emolga dio una vuelta por el aire antes de aterrizar en mi hombro. Hippie quería un espectáculo? Bueno, vamos a ver qué podemos hacer, extendi mis manos a los costados, una niebla gris comenzó a salir de ellas formando 3 espadas en el aire. -Nosotros tres te retamos escudo de Kalos.- Dije mientras las espadas giraban alrededor de Sam, tres sables plateados con joyas que nos representaban, verde para mi, azul para la hippie y violeta para Mint. Hice que dieran un simple giro más antes de clavarse frente a nosotros. -Esperemos que la fuerza de nuestras espadas sea digna de usted.- Lleve mi mano a liz que parecía comenzar a prepararse para la pelea.

/Charge/
:
4


Por cierto donde esta Ibaraki? ah, alla esta, que playita resulto.
Anterior 1 ... 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29 ... 37 Siguiente
544 mensajes Página 26 de 37

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron