Acá tenés todo lo relacionado con Pokémon Reborn: Partidas en curso, reglas, dibujos, offtopic, shippings y más!
538 mensajes Página 34 de 36
Unova - Nimbasa City



Jaime sangraba.Maxwell trataba de frenar de algun modo el sangrado pero su piel se ponia cada vez mas palida, el veneno corria tambien dibujando pequeñas venas de color verdoso en sus extremidades palidas como el papel. El agua congelada aun corria hasta sus rodillas, las bocas de tormenta barrian mucha cantidad pero la ola lanzada por el Walrein aun era bastante presente. Cameron ayudo a tres personas mas a salir desde abajo de restos de rocas, cuando la luz emitida por el Honedge de Yannick lo distrajo. El muchacho se quedo por un momento mirando la figura del Pokemon fantasma cambiando, y por un momento dio un paso hacia atras asustado. El Shuppet aun volaba sobre su cabeza, con una expresion muy apasible a medida que su dueño entraba mas en panico.

-Q-que...? - Cameron tropezo, movio la cabeza como si alguien estuviera hablandole a su lado, lo que hizo que el Shuppet levite a su lado sonriente. El muchacho colorado cayo sentado en medio del agua helada, agarrando su cabeza con sus manos, hecho un ovillo.

Los Pokemon voladores que habian llevado al grupo hacia esa zona ahora se habian posado sobre un poste, mirando a los entrenadores mientras tenian que lidiar con Jaime tratando de soltarse de las manos de Maxwell para caminar por su cuenta, y Cameron tratando de ponerse en pie tapando sus oidos como si alguien le estuviera gritando al oido. Los Starly salieron volando en direccion norte, hacia el centro de la ciudad. Como pudieron y caminando entre los heridos, los entrenadores siguieron su rastro como pudieron. Jaime se solto de Maxwell cuando dejo de sangrar un poco.

-Tenemos...que ir...a la torre.- Su voz sonaba ronca y entrecortada.- Es al norte de la region...tenemos que ir...van a...- Jaime cayo de rodillas señalando al subterraneo. El cartel que mostraba la entrada dejaba ver que la linea H del subterraneo los dejaba relativamente cerca de aquella torre, aunque eso implicaba volver a aquel transporte donde fueron atacados y exponerse de nuevo.- Es...la forma...mas rap...- La voz de Jaime dejo de emitir un sonido audible para solo sonar como un ronquido apagado, cargado de agonia.

-Hay...algun motivo por el que seguimos a esas aves?- Pregunto Cameron tambien con la voz ronca cuando habian caminado tres cuadras en direccion al norte- Se llevaron a la chica, en lo personal quiero ver si Epi esta a salvo pero...

El chico de pelo colorado dio a entender que estaban en una situacion de poco tiempo. Jaime recobro la voz nuevamente y se apoyo sobre un cartel tumbado por la corriente del agua.

-Ustedes....vayan a buscarlos..- La voz sonaba rasposa y casi hacia daño oirlo. - Yo...voy...a la torre.- El muchacho saco la daga que llevaba en la cintura y comenzo a caminar tambaleando hacia el subterraneo, apesar de que el veneno aun corria por sus venas y sus heridas no habian terminado de cerrar.



.
Ariadne



Todavia respiraba escombros. Hacia mucho que no pasaba algo asi, de hecho la ultima vez que me paso algo asi fue...

La noche que conoci a ese bastardo.

"Este va a ser tu ultimo trabajo", ja. Me reiría en tu cara.

La chica del Sandygast le dijo a su Pokemon que me hiciera caso. Bueno...eso fue sorpresivo. Zoroark estaba en el piso, ensangrentado, pero lo pude regresar a su Pokebola, lo cual me dejo respirar en paz sabiendo que aun estaba con vida. La chica de pelo castaño le dio algo a la Guardadora herida del Koffing celeste, quizas era la primera vez que perdian a alguien en un ataque pero...

-Hey. Dejame...- Le dije a la chica cuando termino de darle aquella agua que pensaba podia recuperarla de las heridas fatales. La chica seguia en mis brazos, su piel era cada segundo mas fria, sabia lo que eso significaba. Intente ayudar a la chica de pelo castaño a que la guardadora beba pero...no, era inutil. Si habia una forma de salvarla no la teniamos nosotros...y no queria tener que hacerlo.- Ah carajo, voy a terminar haciendo esto...

Le hice una seña al Sandygast, que por lo visto me entendio a la perfeccion. Su cuerpo hecho de arena se arrastro por el lugar hasta el cuerpo de uno de los heridos, tenia un uniforme de seguridad privada del lugar. El Pokemon saco de su cinturon el PokeGear que llevaba.

-Buen chico.- Le dije al Sandygast, que parecia contento de ayudar. Marque el numero, rodeada del humo rosa del Pokemon de la chica. El telefono sono...sono...

-...Espero que sea imp...- Voz apagada, el maldito estaba dormido.

-Ariadne. Necesito un tratamiento de urgencia. Heridas graves, aun se pierde sangre, hay dos heridos con huesos rotos.-

-No te escuchas muy lastimada.- Era obvio que iba a desconfiar, seguro ahora estaba en su butaca de terciopelo sirviendose un brandy y maldiciendo que lo desperte.

-No es para mi, es para...gente. De confianza. Se limito a suspirar y corto el telefono. Buena señal, no queria mas preguntas. Solo quedaba esperar. Este favor me iba a costar muy caro, estaba segura.- Bueno...tengo ayuda en camino, espero. Ella es la mas herida, y quizas la chica que esta en el piso...el resto creen poder seguir sin problemas?

El Lider de Nimbasa se estaba encargando de llevar heridos hacia la calle donde por lo visto un camion de bomberos esperaba, al menos eso iba a salir bien, aunque los heridos iban a terminar en un hospital comun donde no creo que pasen la noche. No se podia hacer mas. Por otro lado, el muchacho rubio y su amigo de Kalos ahora se dirigian hacia la puerta, la chica era cargada en brazos por el lider de Kalos.

Las luces de las ambulancias no se hicieron esperar. Entraron a tropel, seis paramedicos con uniformes azules, distintos a los de los hospitales regionales me sacaron a la guardadora de los brazos y la subieron a una camilla. Lo mismo hicieron con la chica que llevaba en brazos el lider de Kalos. Los demas lucian preocupados.

-Tranquilos...mi jefe...bueno, quiere tenerme contenta asi que puedo poner algo de presión. Me va a salir a caro, pero bueno. Alguien va a tener que llevarse a ese Koffing, por mas que la salven no va a estar caminando por unos largos meses. Y si alguno cree que no puede seguir...estoy segura que mi jefe puede pagar una o dos habitaciones mas.- Me puse de pie, pase mi mano por la cabeza del Sandygast en forma de agradecimiento.- El resto...ese Noctowl que esta parado frente a el poste no deja de mirarnos, asi que yo diria que vayamos a ver que quiere.-

El ave claramente queria ser vista, esos Pokemon son lo suficientemente inteligentes. Levanto vuelo y se adentro en la noche, yendo hacia el oeste.

.
Nico


Ah bien, Cameron se cayó de culo, de nuevo. Serán los zapatos que son muy resbaladizos? Nah, parece medio asustado también, ¿pero de que? Ni que dos Ehre sean mucho más peligrosas que una, a menos que le tenga un miedo mortal a las tijeras. Y... juzgando por ese corte de pelo...

-Anímense chicos, que vamos a vivir por unos minutos más. -Le di una palmadita al muchacho y le sonreí; supuse que podría usar algo de mi carisma. -Quizá literalmente para algunos, pero bueno.

Cameron dudó en voz alta de la lealtad de aquellos... no perá, aquel Pokemon. Pobre hombre debe estar mirando doble, quizá dos veces. Sacudí la cabeza y le di otra palmadita.

-Puede que no sea el indicado para contestar eso ya que cualquier ser vivo con alas se gana mi respeto automáticamente. -le dije. -Pero tengo una buena corazonada sobre ese Starly. Además, ¿que otra opción tenemos? ¿Ir al...?

Y justo entonces, porque no podría ser de otra manera, Jaime sugirió exactamente lo que temía incluso bromear, el muy hijo de puta. Puse una cara parecida a la de Cameron cuando vio la evolución de Ehre y di un paso hacia atrás, sintiendo un revuelto en el estómago.

-Sin ofender pero... No, ni en pedo. -Sacudí la cabeza fuertemente. -Todas las veces que bajamos ahí fueron un desastre y yo soy inútil sin mis Pokemon y encima estamos hechos mierda.

-Ustedes... Vayan a buscarlos. -gesticuló Jaime débilmente, creo que era el que peor estaba de todos nosotros. -Yo... Voy... A la torre.

-Se va a matar. -susurré, formando una sonrisa nerviosa. -Che... Alguien parelo posta porque no sobrevive ni la mitad del...

No se si fue debido al pánico o a la fuerza de mi voz, pero cerca mío Ehre pareció entender mi orden y, en un abrir y cerrar de ojos, vi como comenzaba a flotar rápidamente hacia Jaime.

//Guía+Comprensión, la idea sería hacer lo del lore de Doublade y hacer que Jaime se le bajen los humos, no letalmente (?//

:
2, 10, 8, 4, 5
Ibaraki


Unos médicos se llevaron a Epiphone y a los demas heridos, intentaron llevarme a mí, pero insistí en que no hacia falta. Volví con Nitta y Ariadne que miraban como se llevaban a la guardadora.

-... Alguien va a tener que llevarse a ese Koffing, por mas que la salven no va a estar caminando por unos largos meses. Y si alguno cree que no puede seguir...estoy segura que mi jefe puede pagar una o dos habitaciones mas.- Dijo Ariadne tocando a Baraddur, que raro, la gente evita tocarlo, superticiosos generalmente, tal vez la mujer no era tan mala como creia.

-Koffing? Cual Koff...- Me puse tensa al ver al compañero de la guardadora aún con nosotros, apreté los dientes esperando que explotara igual que los otros, pero no pasó, y por fin pude verlo bien. Así que era un Koffing, creí recordar haberme cruzado con alguno hace tiempo, pero soy muy mala con las especies de pokemon.

Intercambié miradas con la pelota flotante unos segundos, esperé a que hiciera algo, y así fue, volteó a la puerta, donde habian llevado a su compañera. -Estás preocupada...- Le importaba más su compañera que los enemigos en frente de ella...

Qué hacer? no podia dejarla sola aca, la llevarian a un centro pokemon y la tendrian ahí hasta que su compañera la retire, pero si Ariadne tenia razón, quien sabe si eso seria posible, y si no la buscaban, la liberarian en la ruta? -Koffing- Tendrá nombre? los guardadores se preocupan en cosas como esas? -Cuando todo este desastre termine, prometo llevarte con tu compañera, vendrias conmigo?- Le pregunté ofreciendole una mano.

/Afinidad + Comprensión o lo que valga, tengo 3 dados en toda la columna/
:
7, 8, 6



Yannick


Cameron se veía aún más alterado después de que Ehre evolucione, y su reacción me hacía pensar que Carlos tenía razón, pero no podía pensar mucho en eso mientras intentábamos seguir al pájaro por la calle. Al menos entre más avanzamos la escena comenzó a normalizarse, y dejamos los espíritus atrás, toda esa gente que no pudimos ayudar...

-Hey...- me acerqué al pelirrojo. -Si te querés quedar con ese Shuppet, sería bueno que le pongas un nombre, ayuda a que te lleves mejor con un bicho, en mi experiencia.- le sonreí, aunque empezaba reconsiderar que ése sea el problema. -Pero... no tenés que hacerlo. Perdón si te lo dí sin preguntarte antes, sé que es bastante responsabilidad y...- Dudé cuando lo miré a los ojos. -No parecés llevarte demasiado bien con lo espiritual, no?-

-Sutil!- gritó Carlos atrás mío.

Antes de que me responda, cuando solo habíamos atravesado un par de cuadras, Jaime se esforzó por caminar por su cuenta, insistiendo que tomáramos el subte para ir a la torre. Incluso Cameron cuestionó que estuviéramos siguiendo a la Starly.

De un segundo a otro no vi a Ehre a mi lado, ahora era más difícil perderla. Cuando me dí cuenta estaba atrás de Jaime, guiada por el comentario de Nico, había agarrado los brazos el muchacho con cada uno de sus cintos, inmovilizándolo.

-Ehre, no, dejalo!- la reté. Sabía lo que eso dolía, no me imagino cómo debía ser en el estado actual del chico.

Todos me miraban expectantes ante el comentario sobre el ave. No sabía qué decirles, no estaba seguro que realmente nos fuera a guiar a donde estaban los otros. Pero la Starly no se hubiera revelado si no fuera porque Nadia no le dejó alguna indicación en especial, debería tener algo. Incluso nos podría ayudar a encontrar al otro grupo en el peor de los casos, si eso era una posibilidad...

-Si vas sólo te van a matar, o te van a atrapar como a ella y no va a servir de nada.- Carlos hizo una mueca, sabía que no estaba siendo muy suave pero tenía que sonar lógico. -Jaime, estamos demasiado heridos para hacer mucho ahora. Si volvemos al subterráneo nos van a atacar de nuevo, y ahí no vamos a tener con qué defendernos. Reagruparnos es los más seguro. Esa Starly...- Se me revolvía un poco el estómago teniendo que mantenerlos en la oscuridad sobre la razón real, pero tenía que pensar rápido y en más que solo sobrevivir. -Esa Starly nos está llevando con alguien que conozco, alguien que nos puede llegar a ayudar.- Ahí estaba, básicamente una mentira. Tragué con fuerzas. -Confíen en mí esta vez... por favor.- les rogué.

//Carisma + Subterfugio :) //
:
3, 8, 8, 6, 8, 2


-Y Ehre, soltalo ya.- le ordené con firmeza antes de que lo dejase peor. Las espadas clavaron sus ojos en mi y soltaron de a poco el agarre.
Nitta


Tellulu pocas veces se había comportado así. La había notado seria, desinteresada, y ya no se encontraba a mi vista como para poder intentar interpretar sus gestos mejor. De pronto su pokebola se movió: había vuelto a ella.
-¿Qué te sucede...? -pero hasta dentro del artefacto se ocultó- Si hubieses estado tomando alcohol al menos creería que te dolía el estómago, pero ambas sabemos que eso es imposible.
Varios comenzaron a salir luego de que algunas ambulancias llegaran al lugar. Las unidades poco a poco sacaban a los heridos y, entre ellos, se llevaron a la chica de los guardadores y si no estoy equivocada a Epiphone. El resto estaba realmente mal, no nos encontrábamos en estado para seguir.
-¿Por qué no dejan al koffing ir con ella...? -pero no tenía sentido intentar conseguir una respuesta a aquella pregunta. Me parecía estúpido que nos siguiera, pero quizá era parte de su voluntad. Ibaraki le estaba hablando, aparentemente se estaba ganando su confianza. Bueno, en ello era algo parecida a mi, le era fácil comunicarse y lograr afinidad con los pokémon.

Un escalofrío recorrió mi espalda, como si un viento muy frío me hubiese golpeado de repente. Bueno, eso fue lo que sucedió. Aquel aire tajante y casi tan rápido que podía pasar desapercibido si uno no prestaba atención o era su objetivo... podía reconocerlo.
-¿Denó? -no necesité escuchar las palabras posteriores de Ariadne para confirmarlo. A mis espaldas estaba el noctowl de mi papá, mirándome fijamente. Creo que esto de los mensajes a través del viento estaba comenzando a funcionar. Miré a nuestro alrededor, pero más allá de no verlo, tampoco pude sentirlo, papá no estaba en ningún lado- ¿Dónde...? -y casi como si me respondiera, el noctowl alzó vuelo y se alejó de nosotros.

Fue un instante muy breve de silencio, suficiente como para tomar una rápida decisión.
-Voy a seguirlo -rápidamente mis compañeros se acercaron a mí, ya habían ayudado como podían. Regresé a Kyria y a Urien, y Omolon y Galahad quedaron fueran. El primero parecía confundido- Deberían atenderse, no creo que nadie aquí tenga manos mágicas como para arreglar una fractura -comenté al grupo humano- Si esto es para juntarnos con quienes creo... quizá es mejor que vaya sola, o con poca gente. Omolon, creo que te será más sencillo a ti que a Galahad llevarme, ¿crees poder? -el vibrava se miró con el minior, que luego de unos instantes asintió como aprobando el relevo de su cargo. Sin mucho más, se colocó en mi espalda, y agarró mi cuerpo con sus patas, elevándome en el aire- Nos vemos -comenté, antes de intentar seguir a Denouement, y no perderlo de vista.

A todo esto, estoy segura de que me van a retar como si tuviera 5 años, de nuevo.
Imagen
Kileo


Había estado ido los últimos minutos que parecieron mucho más tiempo. Todo se resolvió tan rápido que apenas empezaba a reaccionar. La extraña mujer se había ido y se había llevado con ella a la chica Celice. Debíamos cuidarla y a penas la contamos nosotros. Yo estaba ahí de rodillas en el agua helada medio escarchada, con la cara sucia de mi pintura improvisada, con la pokéball de Hubba inconsciente en una mano y con la figura del Sandile de porcelana, que por algún motivo no solté, en el otro brazo. No levanté la vista de la pokéball ni con el destello de cuando Ehre evolucionó. No sé qué fue lo que me hizo volver en sí.

-Qué... qué desastre...- fue todo lo que salió de mi boca al ver cantidad de civiles heridos y hasta muertos. Inocentes de todo lo que estaba pasando entre los psicóticos estos, los guardadores y nosotros. Sabía que no fue nuestra culpa, pero también sabía que me iba a pesar en la conciencia. Si tan solo fuera como otros policías que pueden dormir tranquilos... o como Frost que puede hacerse el que no le importa.
Jaime se levantó. No supe cómo, pero lo hizo y empezó a decir de ir a la torre esa a dónde se iban a juntarlos tipos estos. Enfiló para el subterráneo.

-Estoy con Nico.- dije apoyando a lo que había dicho el chico del chal mientras me reincorporaba al grupo (y al mundo). -Ir al subte es meterse en la boca del Houndoom. No hay que ser un brillante detective (aunque resulta que lo soy) para darse cuenta que nos van emboscar cada vez que entremos. Además, la policía no va tardar en llegar a acá y seguramente anulen el subte para investigar.- “Ojalá las ambulancias lleguen rápido también” tuve ganas de agregar, pero me contuve. -Creo que lo mejor es seguir al ave.- continué, mirando a Yannick -Necesitamos recuperarnos si queremos ser de utilidad. Hasta podríamos usar la Van.- No, en ese momento no recordaba qué tan mal estaba la camioneta. Me excuso diciendo que acaba de salir de una avalancha y apenas sobreviví.
Discutir con Jaime a esa altura era mas que nada protocolar: Aunque no cambiara de opinión, no estaba en condiciones para impedir que nos lo lleváramos a rastras.
Frost


-Ughhh, creo que voy a tener que ver al suegro.- Dije mientras emprendia camino en dirección a donde el ave habia empezado a volar..-Rápido, si él esta aca es por algo.-
Maxwell


Por más que tratara me era difícil tratar las heridas de Jaime, el ver a tanta gente que necesitaba de mi ayuda alrededor mío, me hacía perder la concentración. No podía tratar a tanta gente, me era imposible por lo que metí la mano en mi saco buscando el Gear e inmediatamente marque al número de emergencias, esperando que enviaran todo el personal médico disponible.

-¿Hola, hola? ¡¿ ambulancia?!

Jaime cómo podía caminaba, era pura fuerza de voluntad lo que movía al chico, ¿que era tan importante en esa torre que lo hacía tan determinado? ¿la gente que estaba en peligro? no… si fuera eso estaría ayudando a todos los heridos que están acá no tenía sentido y ademas queria bajar al subterráneo, estaba loco.

-Todos tienen, razón subir a un tren es la peor idea posible- Jaime se tambaleaba- Cuidado Jaime no te muevas mucho- le dije agarrandolo en el aire mientras caía.

Inmediatamente libere Kay que con un relincho de alegría al materializarse después de que la luz blanca de la pokebola desapareció, el agua que yacía a sus pies empezó a evaporarse al instante.

-Ayudenme a cargarlo, va a ser más rápido que llevarlo a cuestas- les dije a los demás mientras el chico se quejaba.

Cameron por su lado estaba hecho un manojo de nervios y para colmo la pobre Celice seguramente estaba como el.
Seguir al pájaro no me parecía la mejor de las ideas en esta situación, había que ir a un hospital, pero las palabras de Yan que prometen alguien que podía ayudarnos… él nunca me había dado una razón para desconfiar, creía ciegamente, así que si decía eso, era porque era cierto, pero si Jaime no hacía caso iba a ser un problema.

-Salem, podes aplicar anestesia a Jaime ¿por favor?- el pokemon asintió, pero más por terror de la situación que por obedecerme a mí.

//Canto// (para que jaime no hinche las guindas)
:
5


//Uso fuera de combate// (me parece que esto no es necesario pq se esta usando para combate, pero lo tiro por las dudas,))
:
10, 1, 4
Unova - Nimbasa City


Las ambulancias se demoraron en llegar, haciendo que varios heridos debajo de los escombros empeoren. Cameron escucho los argumentos de los entrenadores viendo como Jaime era sostenido por el Pokemon de Yannick, la piel del muchacho se puso de un palido casi azul y sus ojos se cerraron. El Pokemon lo solto y Jaime cayo inconsciente a pocos pasos de la escalera del subte. Las heridas del muchacho habian empeorado pero el verdadero problema era el veneno, que lentamente fue cortando su respiracion.

Cameron cargo al hombro el cuerpo del joven Gautier cerrando fuerte los ojos mientras Yannick le hablaba sobre el Shuppet que volaba sonriendo sobre su cabeza. El muchacho de pelo colorado parecia tambien mirar a un lado del joven entrenador de la Doublade, ya que por un momento entrecerro sus ojos en esa direccion a pesar de que no habia nadie ahi.

-Nombre...eh...nunca pense en eso...de hecho...- El muchacho hablaba de forma entrecortada, victima del peso muerto que generaba Jaime con cada paso que daba.- ...Silence.- Le dijo al Shuppet, quien entendio rapidamente que aquel seria su nombre.- Supongo que...es mio. Nunca espere tener un Pokemon y mucho menos uno...asi. - El muchacho se veia mas afligido que contento de tener a aquella criatura cerca. - Por cierto, creen que sea seguro? Digo...no se cuanto tiempo tardemos en ir a aquella torre y...que pasa si usan a la chica antes de que lleguemos?

Los entrenadores siguieron al Starly hasta el norte de la ciudad, iban en contra del torrente de gente que iba hacia las calles atacadas entre gritos y sonidos de ambulancias. Una ambulancia de hecho paso tan cerca de ellos y a una velocidad tal que casi les pasa por arriba. Cuando llegaron hacia donde el Pokemon volador les señalaba, notaron que esas calles tambien estaban cortadas, por lo visto ese punto de la ciudad tambien habia sido atacado. Un muchacho de cabello oscuro con mechas rubias, su camisa entreabierta y algunas heridas en el rostro parecia estar dando las ordenes a los oficiales de policia que sacaban heridos de un bar. Las puertas estaban tumbadas y los vidrios rotos, parecia haber sido el epicentro de una explosion.

-Dejen a los heridos mas graves en aquel lado, las ambulancias van a tardar en llegar. Cierren estas dos cuadras, que nadie entre.- El muchacho daba las ordenes mientras los oficiales corrian haciendo todo lo posible por seguir el ritmo. Rapidamente, dos oficiales se acercaron al grupo de entrenadores.

-Ya oyeron, tienen que ir al lado oeste de la ciudad que es la zona segura, vamos!

-Hey, y ese tipo? - Pregunto un segundo oficial al ver a Jaime sobre los hombros de Cameron.



.
Ian



Todos somos descartables, Ian.

Decia la voz de Blake, mucho mas clara de lo que me habria gustado oir. Pero era raro, no la escuchaba en el oido como...como ocurria antes. Sam hablaba y solo podia oir esas palabras saliendo de su boca. Se notaba la preocupacion, claro. Epi, donde estaba Epi? La teniamos en brazos y...la ambulancia, si, eso debia ser...la mujer de rojo.

-Hey, Ian. No cierres los ojos.- Dijo Sam, ahora si era el, dandome una bofetada.-

-Bueno ahora si estamos en Shalour de nuevo- Dije mirando como mi brazo colgaba roto. Interprete de inmediato la mirada de Sam, agarro mi brazo y...

*Crack*

-No sabia que podias insultar tanto y tan bien.- Dijo, ironico. Rustico, pero funcionaba, habia acomodado el hueso y ahora cortaba parte de su pantalon para hacer una especie de vendaje improvisado. Funcionaba, al menos por el momento. Nitta salio siguiendo a un...Noctowl? Estabamos alucinando?

-Esta siguiendo a un Noctowl? - Pregunto Sam. Lo bueno era que no estabamos alucinando. Di un paso hacia adelante y casi caigo, pero a los dos...tres...cuatro pasos, pude estabilizarme. El resto parecia estar bien, ya que siguieron tambien al ave.

-Dejen a los heridos mas graves en aquel lado, las ambulancias van a tardar en llegar. Cierren estas dos cuadras, que nadie entre.- Dijo el Lider de Nimbasa a nuestras espaldas mientras nos metiamos en una calle que iba al lado este de la ciudad. El Pokemon volador iba a varios metros de distancia nuestro pero aun asi podiamos seguirlo.

-Ahi! - Grito Ariadne, que cojeaba atras nuestro. El Pokemon se detuvo en una plazoleta, lucia desolada y solo tenia un faro iluminando una pequeña fuente. A unos pocos metros, una figura encapuchada estaba sentada en un banco de la plazoleta, solo podiamos verla a contra luz por aquel farol, pero eso bastaba para ver que llevaba puesta una tunica de guardador. El Noctowl se poso sobre el faro observandonos. El lugar estaba ajeno a todo el...ruido de la ciudad. Era como si.

-Mierda.

Las paredes se levantaron con tanta rapidez que no llegamos a reaccionar. Paredes de luz, con lineas verdes formando una habitacion en la que estabamos encerrados. El Noctowl fue lo suficientemente rapido para quedar del lado de afuera, lo que queria decir que no era una emboscada que nos tendio el dueño del ave, sino que el tambien habia sido victima. Pudimos ver que el Pokemon combatia con algo, en el aire, negros como la misma noche, 4 Murkrows atacaban al mismo tiempo al ave.

La persona en el banco se puso de pie y se retiro la capucha. Lucia mas confundido de que nosotros.

-Amigos, esto no salio como...lo planeaba. - Kabir hablo con una voz muy tranquila apesar de que la situacion no parecia favorecernos. - Los aprendices de Isaac nos siguieron, evidentemente. - Dijo el Guardador mirando hacia fuera de la barrera, estaba acompañado?


.
Ibaraki


Kabir, el hombre me habia ayudado mucho despues del incidente en Lumiose, pero que hacia acá en Unova...

-Amigos, esto no salio como...lo planeaba. Los aprendices de Isaac nos siguieron, evidentemente.- Isaac, creo recordar ese nombre, y no de buena manera.

Las barreras nos rodeaban, de nuevo, comenzaba a recordar escenas de Lumiose, relacionadas a un bar que corrió la misma suerte que el de hoy. El grupo entero estaba encerrado, el ave que nos trajo estaba siendo golpeada por un ejercito de pokemon voladores.

-Mavis...- El cielo no era nuestro territorio, ninguno de mis compañeros podia pelear allá arriba pero... -Llevalos- La Kirlia se paró en seco al escucharme, no esperaba ese pedido -Se que estas cansada, pero te necesito, llevalos fuera de la barrera, por favor.-

/Teleport/
:
10

/Pasajeros 1+1D2/ (impar 1 / par 2)
(prioridad Frost / Nitta / Mint)
:
4


-Hay alguien dentro de los guardadores que no quiera matarnos?- Esta noche seguia empeorando más y más...
Yannick


Silence era.. un nombre, ok. Soy el que menos derecho tiene de opinar, la verdad. Frost nunca me perdonó cómo llamé a "su sobrino".

-Che, me está mirando!-
se alegró Carlos saludando con la mano al muchacho. También lo había notado, pero no respondió a lo otro que le dije, así que decidí no presionarlo.

En un par de cuadras se nos empezó a complicar avanzar, estaba lleno de gente y había un perímetro policial. La Starly se movía en trayectos más cortos para que no la perdamos de vista. Con un poco de esfuerzo nos pudimos mover por entre la gente hasta llegar casi en frente a un local que estaba desmoronándose. Esto no podía ser bueno. Un par de oficiales nos detuvieron pero no les pude prestar mucha atención.

La vi entre el tumulto aunque su capa y gorra oscura la hacían casi perderse en la noche. Antes le costaba disimular en la multitud. Cuando me acerqué la Starly saltó de mi hombro al suyo, y si no fuera por cómo la acarició, hubiera parecido que ni se había dado cuenta de que estaba ahí, seguía sacándose escombros y polvo de encima meticulosamente.

-Tanet.- saludó sin más.

-Nadia.- imité su tono excesivamente serio.

-No uses ese nombre en público.- Miró alrededor en seguida con más sospecha de la necesaria. -Tomaron el subterráneo si la pokeball de Ninshubur se desactivó.- dedujo. Pasó su mirada por mí, sin detenerse a hacer contacto visual, nunca fue lo suyo. -Los atacaron? Tenés un poco de sangre en... en todos lados en realidad.-

-Decime algo que no sepa.-
Encendí un cigarrillo, tenía un sabor a humedad asqueroso, pero el encendedor seguía funcionando al menos, ya me lo había olvidado en el lavarropas antes y no me fallaba.

-Sabías que tu novio tiene el mismo apellido que el primer hombre en la luna?- respondió completamente seria, sus datos de color tampoco fallaban.

Me pasé una mano por la cara, no podía hacer que me dejen de temblar, no sabía si era el frío o qué. -Definitivamente me voy a acordar de contárselo.- dije sarcásticamente.

-Qué bueno.- no lo captó, como siempre. -Yo borré todo rastro de mi identidad para esto y ahora solo existe Cineraceus, es importante de dónde vienen los nombres.-

-Tipo ”Étrange”?-
repetí el nombre del grupo en burla, pronunciándolo bien por una vez. Kevin fue el primero en distorsionarlo, y quedó.

-A nadie se le ocurrió nada mejor y encajaba con lo que deberíamos haber hecho, con lo que estoy haciendo ahora.- aclaró como si no lo supiera. -Cómo está Alan?-

-Igual que siempre.
- Realmente me haría falta un trago antes de hablar de esto. -Se dejó la barba.-

-Tan mal?-
No sé qué esperaba. -Y el daño colateral?-

-Ouch.- se quejó el aludido.

-Ah Carlos, sí, está conmigo todavía.- lo señalé aunque no lo pudiera ver. -No me vas a decir qué pasó acá?- fui más explícito esta vez, la charla casual me empezaba a incomodar.

-Lux Aeterna te suena?-

Negué con la cabeza. -Luz...-

-Luz Eterna es lo que una de las atacantes gritó antes de.. patear el balde como dice la expresión
.-

-Eso no es una expresión.- se quejó Carlos.

-Creo que es una pista importante para lo que sucedió.- siguió. -Tus compañeros estuvieron conversando en el bar pero fue mayormente intrascendente, luego pelearon con los dos Líderes de Gimnasio Samuel de Santalune y Elijah de Nimbasa, sorprendentemente ganaron, después un grupo de unas cuatro chicas atacaron con dos Self Destruct y un Venom Shock, la última no atacó porque tus compañeros la convencieron además parecía opuesta a sacrificar a su Koffing Shiny, y el Minior de Teratrel se encargó de todos los que quedaron en pie.- Había hablado sin pausa y recién paraba a respirar, no me dio tiempo para reaccionar. -Algún desarrollo nuevo con ustedes?-

Le di la foto sin decir nada, ella la inspeccionó unos segundos antes de sacar algo de su capa, la fotografía del ser de Lumiose. Pude ver algo en su brazo descubierto, un par de parches de nicotina. En otra situación me hubiera dado gracia.

-Aparecieron otra vez, cómo?-

-Por lo que estuvimos viendo, hay unos Guardadores que se desprendieron, están intentando abrir más portales para vaya uno a saber qué. Algunos dijeron algo de un Laberinto y descubrir la verdad.-

-Eso dijeron las atacantes también!-
me interrumpió agitando las manos. -Que ustedes no querían permitirle al mundo descubrir la verdad, puede que tenga que ver con algo de religión no te parece? Uno de mis informantes dijo que los Guardadores de orden clerical estaban actuando independientemente.-

-En eso pensé... Parecen bastante convencidos.-
Le di una pitada al cigarrillo. -Los portales los activan usando a una persona que haya sido lastimada por uno de esos seres. Solo funciona con humanos y heridas físicas. De hecho... Se acaban de llevar a una chica a la torre Celestial, se supone que la teníamos que proteger...- Distraídamente volví a tomarme la muñeca, pasando mis dedos por la cicatriz. -Esos bichos... eran diferentes a la última vez.-

-Entonces a eso se refería esa chica es que eran Guardadoras rezagadas, encaja con lo que mi otro informante dijo, y tiene sentido que algo que estuvo en contacto puede ser un catalizador.-
Sacó una libreta de entre su capa y se puso a anotar inmediatamente lo que le dije, en una letra que no se había vuelto más legible desde la última vez que nos vimos en la facultad. -Los podrías describir? O dibujarlo?- Tomé la libreta, hice un círculo y un cuerpo con palitos. -Eso es una persona.- señaló.

-Ya le podes hacer competencia al de Alola.- se rió.

-Tenían esta forma, sí, pero parecían.. payasos?- dudé. -Eran demasiado altos, no tenían cara y la cabeza se desprendía. Y...- me detuve antes de mencionar cómo me hizo sentir. Era seguro contarle eso a ella? Ya había decidido que no le iba a contar sobre la ball especial que nos dieron, aunque fuera peligroso.

Retomó la lapicera y anotó lo que acababa de decir. -Y?-

Fui a otro tema. -Cómo vas a hacer, si esto sale al público? Ya tildaron de locos a otros.- era una pregunta qué no había podido hacerle por carta, pero ahora que la tenía en frente necesitaba saber el plan.

-La evidencia por supuesto!- dijo con la emoción que se guardaba únicamente para hablar de estas cosas. -Con todo tu testimonio y los de otros informantes no hay forma de que la gente no abra los ojos a lo que está pasando detrás del telón!-

-A la mayoría solo le va a interesar saber si pueden seguir con su vida normal después de lo que sea que estos tipos planeen.- Suspiré. -No sé qué estás pensando pero seguramente no va a pasar.-

-Se trata de organizar la información y para eso estoy yo para usar las tácticas del enemigo, va a ser una nueva era de Iluminismo cuando expongamos todo esto!-
Casi da un saltito en su lugar, aunque parecía que hoy en día lo controlaba más. -No puedo creer que no te lo puedas imaginar.-

Eran cosas divertidas cuando las investigábamos antes, en serio para ella pero en joda para el resto de Etganshe; no tanto ahora que me involucraban directamente. -Nada más quiero saber cuándo voy a dejar de ser parte.-

Me miró por unos segundos a los ojos, cosa que le resultaba casi imposible por lo general, solo lo hacía cuando se esforzaba por comunicarse. Estaba honestamente confundida. -Realmente crees que vas a poder dejar de ser parte en algún momento.- Miró alrededor. -Es imposible que no surjan cuestionamientos después de este hilo de ataques por toda la región la gente debe haber visto cosas.-

-Y después? Se van a dar cuenta que había alguien adentro. El dedo no va a tardar en apuntar a nuestro grupo, y a mí. Qué pasa entonces?-

-Otros también se están poniendo en peligro por esta operación, eras consciente de en qué te metías.-

-No me diste mucha elección.
- Cerré los puños, por poco expresiva que fuera, me molestaba lo indiferente que sonaba. -Cuando lo amenazaste a é-- Él. Me acababa de decir que estuvieron acá. -D..Dónde está Ian?- pregunté dándome cuenta de repente.

-Tuvo una fractura en el brazo por cubrir a Thenardier y yo solo prometí su seguridad pública no física así que dejé que se fuera, ella fue llevada por una ambulancia.-

-Qué?!
- Dio un paso atrás ante mi subida de tono. -Nono... Los Guardadores de Medicina están metidos en todo esto, no podemos ir a ningún hospital.-

Asintió y anotó unas cosas en su libreta, antes de pasar a un par de hojas anteriores. -El padre de Teratrel tenía un Noctowl según me dijste.-

-Nadia, no tengo tiempo para--

-Te dije no uses ese nombre, el resto se fue siguiéndolo en aquella dirección.-
señaló una calle. -Hace unos minutos, incluyendo I.an.-

La miré casi desesperado, como esperando que me diera la respuesta correcta.

-Alguna vez lo lograste?- preguntó de la nada, sin prestar atención a mi estado. -Invocar tu Estrella?-

A veces hasta a mí me costaba seguir los saltos mentales que hacía la chica de un tema a otro. Me quedé en silencio, mirando la calle por donde el resto se había ido.

-Tanet?- insistió. -Alguna vez--

-No, ok? Es peligroso y...-
Cerré los ojos con fuerza unos segundos y me pasé las manos por la cara. -Tenían razón, no puedo.-

-Te estás bloqueando.-
respondió simplemente. -Solo es cuestión de tiempo.-

No estaba de humor, menos con algo que le había dado tantas vueltas. -Qué mierda querés decir.- Di un paso hacia ella pero algo se interpuso entre nosotros y no pude avanzar más. La Estrella de Kileo, un Magnemite, disparaba pequeñas chispas a su alrededor para proteger a su dueña, a pesar de que se lo veía bastante dañado.

Lo calmó poniendo una mano sobre su tornillo. -No tengo intenciones de pelear al respecto, Tesla está cansado por cubrirme y Mechta no serviría contra ella mucho menos ahora que evolucionó aunque deberías curarla con lo que te dí.- se refirió a Ehre, casi me olvidaba que estaba a mi lado. -Vas a tener que manejarlo cómo y cuándo puedas mientras tanto nos mantendremos en contacto, te va a ser fácil encontrar a mis agentes de ahora en más.- Inclinó la cabeza en una pequeña reverencia y se fue, perdiéndose inmediatamente entre la gente.

Carlos me miró con algo de duda. -Entonces...-

Respiré profundo. -Salió mejor de lo que esperaba, la verdad.- admití. Sí, la situación en general era una reverenda cagada, pero al menos sabía que los otros estaban cerca. Traté de no pensar demasiado en que Ian estaba lastimado. Mientras esté con los otros no me tenía que preocupar más de lo necesario.

Saqué de mi mochila la botellita naranja que me había llegado en el paquete y vertí el contenido en uno de los cintos de Ehre. Por más que lo odiara, Nadia tenía razón. Algunos de los rasguños en su funda desaparecieron, pero nunca la cicatriz que tenía al medio. La Doublade usó su cinto derecho como una mano abierta y lo llevó a su centro para luego alejarlo, la seña de “gracias”. Le sonreí.

Volví con el grupo y no les di tiempo de hacer ninguna pregunta. -Las malas noticias es que tampoco podemos confiar en los Guardadores de Religión, y que Epi está en camino a un hospital, estaban adentro cuando hubo un ataque.-

-Las buenas noticias te las debo.-

-Las buenas es que el resto salió para allá hace poco.- señalé la calle al este. -Creo que si usamos un pokemon volador podemos llegar a encontrarlos, pero en realidad...- me volteé a mirarlos a cada uno. -Hay que decidir qué hacer de ahora en más, porque tenemos tres opciones: tratar de seguirlos, ir a buscar a Epi, o tomar el subte hacia la torre.- enumeré. Estaba tan cansado que no sabía de dónde estaba sacando la energía para seguir hablando. -Perdonen el egoísmo pero creo que ya saben qué voy a elegir, así que les quiero dejar en claro las opciones. Y... habría que ver qué hacer con Jaime también.- El chico se veía cada vez peor, no lo podíamos dejar con los paramédicos, pero traer un peso muerto a más peleas tampoco era la mejor idea.
Mint



Yo no sabia que pensar las explosiones y las ambulancias eran agobiantes aun mis oídos que no se recuperaban de las explosiones y mi cabeza jadeaba.

Un Noctowl en un poste nos observaba y Ariadne decidió que siguiéramos al Noctowl al hacerlo llegamos hacia un callejón y al atravesarlo encontramos una plazaleta solitaria mal iluminada con una persona alta a contra luz, claro eso no es nada peligroso verdad.

Al poco de llegar una barrera se plegó sobre nosotros cubriéndonos junto con el misterioso personaje, pero su Pokémon salió a tiempo de la barrera y se puso a enfrentar a otros 4 Pokémon.

-Amigos, esto no salió como...lo planeaba. Los aprendices de Isaac nos siguieron, evidentemente. -dijo el mientras revelaba ser Kabir, el verlo me hiso suspirar de alivio -El religioso ¨genial¨ mi favorito. –

Poco después Iba nos teletransporto de improvisto fuera de la barrera y saque a kaeru y use mi poder.
First aid in battle:
:
5, 5, 5

Aliados:
:
1

Duracion:
:
4


-Ahora Kaeru usa Uproar-.
Uproar: (35+35)
:
1, 1


Miraba a iba desde el otro lado de la barrera, quiero terminar esto rapido para volver al lado de iba.
Nico


Ambulancias... Sangre por todos lados... Estoy que me caigo al suelo de lo mucho que me duele todo... Todas esas cosas tendrian que combinarse en mi cabeza en ir hacia allá y pedirle a los tipos que me ayuden a no morir, pero algo sobre la situacion no me cerraba muy bien. Habia algo que me ponía nervioso sobre ese tipo y la forma en la que miraba todo a su alrededor.

Eso y su peinado era horrible. Por dios.

-Che... No se si soy yo nomas pero ese tipo me da medio escalofríos y ademas yo tengo que hacer otra cosa ahora. -Les dije a los demás... Excepto Yannick. El parecía estar mas que un poco ocupado siguiendo al Starly. -¿Podrían preguntarles si nos dan algo para curarnos? Yo ya vengo.

Me dirigí a una parte de la calle un poco mas desierta donde haya espacio para liberar a mis Pokemon. Hurley y Sloane se materializaron en frente mio, primero mirándome a mi y después entre si, girando la cabeza de un lado a otro de esa forma re linda que hacen los Pokemon voladores. No pude evitar sonreír, y por un segundo sentí que el dolor era mucho menos.

-Si ya se, estoy hecho mierda. Pero antes de encargarme de eso necesito que hagan algo. -Levante mi mirada al cielo, frunciendo el ceño. -Vuelen alrededor y traten de encontrar a los demás. Mientras antes nos encontremos con ellos antes vamos a poder.... Bueno, no importa. Para algo tengo que servir ahora. -susurre entre dientes. -Buena suerte... Cuando vuelvan les doy algo rico de comer, ¿ok?

//Guía+Liderazgo PKMN para que vayan a buscar a los demás//

:
3, 9, 2, 5, 6
538 mensajes Página 34 de 36

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 2 invitados

cron