Acá tenés todo lo relacionado con Pokémon Reborn: Partidas en curso, reglas, dibujos, offtopic, shippings y más!
93 mensajes Página 6 de 7
Anterior 1 ... 3, 4, 5, 6, 7 Siguiente
Will


Un remate de película terminó la batalla -Genial, buen trabajo todos- Dije, acercando mi mano a Shiki, pero cuando la Zangoose volteó a verme dudé en continuar, me quedé quieto unos segundos sin estar seguro si debia o mejor dicho podria hacerlo... -Bien hecho- Concluí volviendo mi atención al cuarto.

Salvando la cantidad estúpida de polvo y mugre no parecia haber nada interesante, habria buscado donde sentarme pero ya podia sentir como el polvo se me pegaba al cuerpo por solo estar ahí. El grupo regresó poco a poco, siendo Zion la última persona en volver, que sin más preámbulo casi se parte la cabeza, por suerte parecia estar bien. Le ofrecí la mano para levantarse y poco despues se desveló el misterio.

Una imagen comenzó a flotar en el aire sobre la mesa, creo que dimos con el supusto fantasma local. La proyección comenzó a hablar entrecortada por ruido de estática, al parecer el tal profesor Birch era conciente de la cúpula de la región y no no era el único, un conclave, alguna organización sabia algo al respecto. Y ademas el hombre tenia una hija, hmmm.

-Bueno, equipo 8, ya escucharon, paquetes, no dejemos pasar nada, ni la caja de fósforos de la cocina, todo lo que pueda contener algo adentro puede ser lo que buscamos- Dije al grupo antes de comenzar mi parte de la búsqueda.

/Percepción + Detección/
:
8, 6, 3, 10, 7


-Y además...- Hice una pausa esperando la atención del resto -Si ven cualquier cosa que parezca un simbolo o logotipo avisen, si Birch pertenecia a una organización es probable que sus miembros porten algún distintivo- Expliqué recordando el ataque al barco.
Isaac


Di un par de palmaditas en el cuello de Phaerys en señal de aprobación por su ataque, aunque en realidad el ataque de todos los pokémon se unió en uno solo que golpeó a todos los pokémon que nos atacaban.

El bichito morado comenzaba a levantarse, asique me apresuré y busqué en mi mochila la pokeball que había recibido de la enfermera, la sostuve en la mano un tiempo sin saber del todo que hacer y finalmente la lancé haciéndola rebotar en el cuerpo del nidoran como había visto hacer a varios niños en distintas oportunidades. La pokebola se agitó una... dos... y finalmente una tercera vez para luego quedar cerrada definitivamente con el destello de unas estrellitas. Me acerqué hacia la pokeball y la guardé en mi bolso ante la mirada de alguno de mis compañeros.

No leo mentes, pero apostaría a que esa mirada significaba algo asi como "che, y si dejas de jugar y nos ayudas a buscar algo que nos sirva?". Aunque en mi defensa diría que unas patas extra para protegernos de esos tipos que intentaron matarnos no vendrían mal, y yo acababa de conseguirnos un cuerno envenenado

Me reuní con el resto alrededor de una mesa y cuando el holograma de un viejo apareció delante sonreí ironicamente.
-Con ustedes.... El fantasma!- dije mirándo de reojo y con expresión burlona a Zion, aunque segundos después deseé haberme contenido, no porque estuviera equivocado, de hecho si los niños del pueblo entraban a la casa y pasaban cerca de esta mesa facilmente creerían que se trataba de un fantasma, sin embargo de nada me iba a servir hacer enemigos entre mis compañeros.
Escuché ambos mensajes de Birch en silencio, tomando nota mental de disculparme con Zion lo antes posible y sintiendome como un idiota.

-Si.. eso es lo mejor que podemos hacer por ahora, respondí a Zion avergonzado y comencé a revisar el lugar. Al pasar cerca de Luck pude notar que su herida seguía mejorando, lento pero es lo mejor que puedo hacer sin inyectarle una pequeña muestra de mi sangre en las venas.
Luck



Tras ver el misterioso holograma yo me quede pensado un momento pensando sobre lo que decía, que sería el cónclave y lo que le dejo, pero porque no se acordarían de el será por el domo …! espera si el grabo el vídeo después de que apareciera el domo como se dio cuenta de él. Yo pensaba que la gente estaba embobado aun los que nos atacaron en el barco también estaban consientes de él.

Me acerqué a la mesa a inspeccionarla y descubrí que era una especie de terminal al analizar el algo llamo mi atención el holograma no se encontraba con fallos más bien algo externo no nos permitía percibir y eso se tradujo en una especie de estática imaginaria o no sé lo que me plateo dos teorías: uno, qué fuera alguno de los presentes o dos, un efecto secundario de la influencia del domo, pero sea como sea lo mejor será guardarlo.

Inspecciones alrededor de la “Mesa” y encontré un libro sobre las migraciones en Galar por lo que parece es algo solo para leer no tiene otro valor y mucho más importante un pendrive de este procedía la grabación lo tome y lo guarde debía tener cuidado al verlo mas de cerca note un logo, pero no podía distinguirlo algo me bloqueaba mientras resolvía el tema de estos “bloqueos mentales” conservarlo esto en secreto seria lo mejor.
Ahora cual de las dos teorías puede ser la correcta o hay una tercera que no calculado… odio tener que pensar estas cosas yo pensé que al venir aquí lo mas peligroso que encontraría serian personas confundidas y sectas al domo, pero nada mas ahora parece que hay mas esta fórmula pero necesito información y se me ocurre donde buscarla.

Lo solté como si fuera una ocurrencia -Chicos creo que habría que buscar el centro del domo- ahora debía ver como reaccionaban.
Rowan


Nunca me había sucedió tener que lidiar con hologramas descompuestos, así que... no había demasiado que pudiera hacer en este caso. Además la tecnología no era precisamente mi fuerte.
Como era lógico al menos una persona sabía lo que estaba sucediendo con el domo. Pero quizá, lo más interesante que podíamos rescatar era la mención de este... cónclave. Asumo será un nombre, o una forma de dirigirse a algún grupo.

¿Pero a quiénes en específico se dirigía?

-”Ustedes”....”tuve que irme para cerrar el círculo”. ¿De qué círculo está hablando? -musité un poco por lo bajo, como si exteriorizar mis pensamientos fuera a ayudarme de alguna manera.

Mi hermano tenía razón. Más allá de buscar cualquier elemento de utilidad, ya fueran estos paquetes, o cualquier otra cosa, teníamos que intentar dar con algún símbolo, emblema, algo que pudiera sernos de utilidad en el futuro.

-Estoy pensando... -comenté mientras observaba a los alrededores- Supongamos que conseguimos algo, un emblema, algo, ¿a quién iremos a preguntarle? -creo que llamé la atención de más de uno, o al menos de mi hermano que mientras parecía haber dado con algo entre los objetos- Me refiero, la población es ajena a lo que realmente estaría sucediendo, y no creo que irles preguntando por organizaciones presuntamente secretas nos de alguna respuesta. Además no creen en la posibilidad de que... uhm, entre toda la “población normal”, ¿se encuentre alguno de los que buscaban a Birch? Básicamente nos estaríamos entregando si hablamos de más con la persona equivocada.

Mientras hablaba miraba a mis alrededores de reojo, viendo si podía aportar a la búsqueda de alguna manera.

//Percepcción + detección//
:
5, 1, 1, 4
Imagen
Mansión de Birch




Se quedaron varios minutos discutiendo varias teorías sobre el holograma. Luck se puso a tocar varios botones en la terminal de la que salía el mismo, y logró encontrar un pendrive, que trató sigilosamente de guardárselo, pero todos se dieron cuenta que estaba haciendo.

Will encontró 2 paquetes ovalados envueltos en papel madera. Sacó el papel madera de ambos y ahí pudo ver bien que había en cada uno.

Pudo ver bien como envuelto en cada bolsa de papel madera, había 1 Huevo Pokemon. Uno de ellos tenía manchas verdes y marrones, procedió a darle este a Rowan, mientras que decidió guardar el que tenía los colores rojo y amarillo.

Se quedaron un rato largo buscando cualquier otra cosa que les pueda indicar algo sobre el cónclave. Estuvieron varias horas hasta que se acordaron que tenían que volver a Small Pebble Town para la ceremonia de entrenadores.

Miraron los relojes y se dieron cuenta que si salían en ese mismo instante, iban a llegar justo para el comienzo de la ceremonia.

No querían que otros entrenadores se quedaran con sus items. Si alguien iba a tener sus items gratis, iban a ser ellos.

Empezaron a correr volviendo a Small Pebble Town, y cuando llegaron, vieron que ya se había juntado un grupo muy grande de gente.

Habían armado un escenario frente al Centro Pokemon. La Enfermera Joy estaba junto a un hombre con un traje bastante caro. La enfermera Joy agarró un micrófono y se puso a hablar.

-Bienvenidos! Bienvenidos! Este día es un día muy especial, como todos los viernes despedimos de una manera especial a todos los entrenadores decididos en empezar el camino del entrenador. Sabemos que se van a cruzar con muchos Pokemon, van a combatir en varios Gimnasios y conocer mucha gente nueva en su viaje. Entrenadores de todas las edades van a empezar hoy, Y por eso les preparamos estas mochilas con distintos sets de Items para que empiecen su viaje. El Alcalde de Small Pebble no puede hablar debido a que se encuentra enfermo, pero no quería que salgan entrenadores sin darle su bendición- dijo al micrófono.

El hombre del traje se acercó a la Joy, agarró el micrófono y dijo unas pocas palabras, se notaba que estaba muy enfermo en su tono de voz.

-Les quiero agradecer, ustedes son el futuro de la región, recuerden que siempre que tengan problemas, Small Pebble Town va a estar ahi para ayudarlos- dijo el Alcalde y cuando terminó de hablar, el público se puso a aplaudir

La enfermera Joy volvió a tomar el micrófono y se puse a comentar.

-Sabemos que también viene mucha gente de otras regiones por lo que les vamos a comentar que diferencias hay con las otras regiones, al resto de las regiones les basta con organizar la liga y que los entrenadores con las medallas suficientes clasifiquen. En Hoenn hacemos las cosas un poco diferente, con sus mochilas van a encontrar una tarjeta para su Pokewatch o para su Pokenáv, el mismo les habilita la Trainer Network, la misma permite que tomen trabajos, estos trabajos son pagos, puede ser con items, Pokemon o dinero. Los mismo van a ser posteados en la Trainer Network. La recompensa varía según la dificultad del trabajo, inclusive algunos líderes de Gimnasio postean trabajos que valen la medalla del mismo. Así que si están listos, vamos a entregarles sus mochilas!- dijo la Joy, antes de bajarse del escenario y ponerse a entregar las mochilas.

Al recibir las mochilas, la enfermera Joy miró a Zion y le dijo en voz baja.

-Te dejé algo extra en tu mochila, fijense de crear sus usuarios e iniciar sesión en la Trainer Network-

Se pusieron a revisar sus mochilas, las mismas tenían varios items, curación, Pokebolas, de todo. Encontraron la tarjeta. Al insertar la tarjeta en sus Pokewatch, inmediatamente se abrió la Trainer Network. Tenían varias opciones para contactar a gente de otros grupos, ver la ciudad más cercana. Una opción que decía "Mini Pokedex". Pero la primer opción les sorprendió. Al lado de la opción de Log In. Podían ver 2 palabras y un símbolo.

NEW GAME +


Tiren 1d10 en el MendingPosting para ver que items les tocan.
Will


Bien, el asunto estaba resuelto, revisé uno de los paquetes que encontré y la verdad no esperaba encontrar un huevo, esperaba alguna caja o algo con forma ovalada, pero no un auntentico huevo, tenia curiosidad pero al parecer Rowan tenia aún más, por lo que se lo pasé antes que metiera su cabeza por partes poco apropiadas, el segundo paquete era otro huevo que decidí guardar y seguir buscando algo útil.

Horas despues no nos quedó otra opción que irnos a toda prisa, y logramos llegar a tiempo, aunque esto no era nada de lo que yo esperaba, la ceremonia fué mucho más extravagante de lo que imaginé y la sorpresa se extendió a la noticia final, no solo viajariamos como entrenadores sino como, a falta de mejor palabra, caza recompensas, un factor a favor, podriamos hacer preguntas desubicadas sin llamar tanto la atención, la mala noticia, me veia venir a la competencia con los tapones de punta.

Acepté mi nueva mochila cordialmente y con una de mis clásicas sonrisas, aunque sabia que la enfermera no se veria afectada. Revisé el contenido de la bolsa, unas pokeball y pociones, nada llamativo en eso, lo más interesante era la tarjeta para el pokewatch, estos aparatos no eran mi fuerte, pero pude mirar y aprender como insertarla del resto del grupo.

Miré por arriba las nuevas opciones del dispositivo, no entendia la mitad de las cosas, en particular esa primera opción, entendia la idea de crear un perfíl con información, esas cosas me han ayudado mucho en mis aventurillas en casa, pero no era el momento, dejé salir a Shiki un momento, la Zangoose estaba atenta a un combate que no existia -Falsa alarma, necesito tu ayuda un momento- Le hice señas para que levantara sus manos y le hice sos tener mi nueva mochila, revisé por última vez que no hubiera otra cosa importante y me dispuse a guardar el huevo que cargaba, aunque... -Atenta si te llamo-

-Zion, podrias venir un segundo?- Esperé que se acercara, el resto parecia más interesado en sus juguetes nuevos. -Quisiera darte esto, pareces la persona más adecuada para cuidarlo- Dije, ofreciendole el huevo de pokemon, pero creo que esperaba otra cosa.

-oh wow, invitame a cenar antes de ofrecer que criemos un huevo juntes- Respondió, se reia pero no estoy seguro que fuera broma.

-oh... no, perdón, no era eso, perdón la confusión, no salgo con colegas, regla personal- Deberia haber aclarado mejor la situación, pero mi intento de elocuencia fue más fuerte que yo.

-toda regla suele tener su excepción, pero no asumas cosas tan rápido, o tan mal, no soy el candidate para esto- Dijo retirandose.

Bueno, eso podria haber salido mejor, pero lo importante salió a flote, ya sea que no quiera deber favores tan temprano o realmente no le interese criar un huevo, no creo que escape a la primera oportunidad con bolsillos llenos, no es que tengamos a donde ir. Debo haber estado distraido ponderando un rato, dado que Shiki se me acercó, pero parecia más interesada en el huevo en mis manos que en mi. -Supongo que no queda otra- Me resigné agachandome para guardar el huevo en la mochila que tenia la Zangoose -Felicidades, vas a ser maaaaaaaaaaa... No, si lo digo en voz alta invoco al diablo- Me frené rápidamente mirando a Rowan, mi fiscal de la corte personal, todo lo que diga será usado en mi contra. Podia sentirla como si estubiera en mi cabeza. Tomé la mochila de nuevo y me la coloqué en la espalda, regresé a Shiki a su pokeball y me volví con el grupo.

-Alguien me puede dar una mano? Soy un asco con estos aparatos- Pregunté a los que parecian haber terminado de configurar sus armatostes.
Zion


Isaac había hecho un comentario innecesario antes de escuchar los mensajes de Birch, pero después secundó lo que dije con algo de aprensión. Ah creo es de esos que habla sin pensar y se arrepiente. Ya encontraré el modo de darle la vuelta, por ahora me limité a sonreirle.

Por su parte, Will había encontrado lo que parecían ser esos paquetes del mensaje, dos huevos. Uno se lo dio a Rowan. Suerte con mantenerlos a salvo. En eso alguien se dio cuenta que ya deberíamos ir volviendo al Centro para la ceremonia y tuvimos que salir corriendo.

El acto fue lo esperado, incluso estaba el alcalde, parecía que era una comunidad bastante unida. Esas que suelen ocultar cosas. De hecho hubo algo que me llamó poderosamente la atención: "también viene mucha gente de otras regiones". No puede ser, algo está muy mal acá, que mencionen algo así casualmente, como si fuera rutinario aún, después de 50 años.

Fuera de eso, lo de la Trainer Network era interesante, al menos que acá sea algo legal. Creo que voy a encajar mejor de lo pensado.

Cuando al fin fue momento de que nos entreguen las mochilas, la enfermera me dijo que había incluido algo extra. -Gracias- le sonreí. -El karma te va a recompempensar, si no lo hago yo antes.-

Me quedé revisando los varios objetos, algunas pokeballs raras, pociones, heals... y una especie de casquito de metal con luces, que reconocí en seguida. Lo había visto un par de veces en uno de los Casinos, también había visto entrenadores gastarse todos sus ahorros tratando de conseguirlo. No me iba a servir por ahora pero a futuro iba a ser útil.

Will me llamó de repente, cuando me acerqué me ofreció el huevo que había encontrado en la mansión. Lo miré, miré el huevo, levanté una ceja. No tiene pinta de ser tan inocente para dármelo porque sí, debe ser algo más. Podría aceptarlo e intentar venderlo, pero vi como él y Rowan tratan a sus bichos, sería ganarme dos enemigos. Y aunque seguramente sea un pokemon poderoso, no tenía interés en criarlo desde cero por caridad. Tenía que elegir bien mis palabras.

-Oh wow, invitame a cenar antes de ofrecer que criemos un huevo juntes.- bromeé. Por su cara, creo que pensó que lo decía en serio. En seguida se excusó conque no hace esas cosas con compañeres de trabajo y bla bla. Jiro decía lo mismo, solo tuve que saber qué botones presionar. -Toda regla suele tener su excepción,- sonreí, -pero no asumas cosas tan rápido, o tan mal, no soy el candidate para esto.- Le guiñe un ojo antes de alejarme, buscando a la enfermera de nuevo. Creo que lo dejé algo descolocado, porque ni respondió.

Encontré a la enfermera con Isaac, pidiéndole que cure a su pokemon, pero ella decía que estaba ocupada. Tal vez podía sacarle provecho a esto también.

Me les acerqué. -Disculpá, no lo podrías hacer bien rápido? Queremos salir lo más temprano posible y sería mejor si mi compañero ya se conoce con su nuevo pokemon antes de empezar el viaje.- Simple pero efectivo.

//manip+persuasion//
:
9, 7, 9, 6, 8, 9


-Y por cierto... vienen muchos entrenadores de otras regiones?- pregunté como si no tuviera importancia.
Isaac


El único que tuvo suerte fue Will, que pudo hallar los paquetes ovalados que resultaron ser dos huevos pokémon. Imagino que de pokémon muy raros o no entiendo porque serían tan valiosos.
Por mi parte me dediqué a hojear la cantidad de libros que había y, cuando no me sentía observado, a arrancar algunas páginas interesantes que ocultaba en mi mochila.

De nuevo en el centro pokémon y mientras escuchabamos a la enfermera, comenté a uno de los chicos del grupo sobre lo extraño que me parecía que saliera tanta gente todas las semanas de viaje pokémon. Todos los viernes una ceremonia como esta y con esta cantidad de gente me parecía difícil de creer.
Igualmente, lo que mas nos llamó la atención a todos fue que les parezca tan normal tener gente de otras regiones siendo que estan aislados hace 50 años.

Aún asi, reconozco que su sistema de trabajos con recompensa me sorprendió gratamente, y ni bien recibí mi mochila busqué la tarjeta para insertarla de inmediato.
El resto del contenido de la mochila era el esperado: pociones, algunas pokeball normales y un par de color negro y una segunda tarjeta para el pokenáv con la inscripción "pokédex" que, error o no, no lo informé y la introduje de inmediato en el dispositivo.

//Inteligencia + informática en caso de que haga falta
:
3, 4, 7, 5, 8, 7


Me encontraba navegando en el menú y las opciones del pokenáv cuando al fin la enfermera volvió a su puesto tras el mostrador. Me acerqué con la pokeball del nidoran en mi mano.

-Disculpe, podría atender a mi nuevo compañero? Quisiera tenerlo en forma para comenzar mi viaje- le pedí amablemente, a lo que respondió que se encontraba muy ocupada con la ceremonia como para encargarse de la salud de un pokémon, por lo que recien cumpliría con su trabajo, por el cual cobraba un buen sueldo seguramente, mañana a la mañana.
Estaba a punto de gritarle que la salud de un pokémon era mas importante que todo esto, y que además ese era su deber cuando Zion -quien sino- apareció a mi lado para tratar de convencerla.

-Gracias por eso, llegaste justo a tiempo, le dije. -Te debo una!.
Y podía ver en su mirada que si, efectivamente le debía una y no dudaría en cobrársela.

-Alguien me puede dar una mano? Soy un asco con estos aparatos-
La voz de Will pidiendo ayuda llegó para proporcionarme una salida un poco menos incómoda. Me acerqué a él y me dispuse a ayudarlo con su pokenáv.
Small Pebble Town



Revisaron las mochilas y estaban listos para salir, pero se olvidaron de algo muy importante. Habían tenido un combate Pokemon y sus Pokemon no estaban al 100% de HP.

Zion se acercó a la enfermera Joy, que lamentablemente les había dicho que la conferencia le había retrasado mucho trabajo y recién lo iba a poder tener para la 1era hora del dia siguiente. Pero Zion de alguna manera extraña había conectado con la Joy.

-Ok, puedo tenerlo para las 23. Algunos de los Pokemon que tengo que curar no tienen ninguna herida y puedo moverlos para más tarde, hay mucho trabajo por que se reportó que de la nada hubo una migración masiva de Pokemon y hay Pokemon que no solía haber en esta región, va a estar para las 23, pero solo por que sos vos- le dijo la Joy a Zion.

-Y respondiendo a tu pregunta, si, todas las semanas tenemos entrenadores de muchas regiones, lo que atrae es el manejo de la región de lo que usualmente suele ser simplemente viajar por toda la región y tratar de conseguir las medallas antes de la Liga en X fecha- continuó respondiendo a Zion

Todos entregaron sus Pokemon a la Joy, y se fueron a los sillones del centro Pokemon. Se sentaron y se quedaron un rato descansando y revisando bien los items que consiguieron de las mochilas.

Isaac había puesto inmediatamente la tarjeta de Expansión que decía Pokedex. Ahi pudo ver bien que agregó a su Pokewatch.

Podía cargar data de los Pokemon que llegase a ver, cancelar evoluciones con solo apretar un botón y muchas funciones que todavía no había descubierto.

Se quedaron revisando el Pokewatch y al pasar el tiempo la Joy salió de su oficina y les dijo que en 1 hora iban a estar sus Pokemon listos.

-Si quieren aceptar un consejo de alguien que vio salir a muchos entrenadores, les conviene tomar un Job de la trainer network, ya muchos seguro fueron tomados, hay buena plata, buenos items, y además ayuda para que los Líderes de Gimnasio le den prioridad a sus pedidos de combate- les dijo y procedió a volver a su oficina para terminar de preparar sus Pokemon

Se lanzaron inmediatamente a revisar los jobs disponibles y como les había advertido la enfermera, quedaba uno solo.

La descripción de la Trainer Network tenía la siguiente información.

“Entrenadores desaparecidos en Ruta 102. Tenemos reportes de varios entrenadores que a los pocos días de salir de Small Pebble Town, una cueva apareció en la parte norte de la Ruta 102. Algunos entrenadores fueron a revisar si podrían encontrar algún Pokemon en esta cueva y no se supo nada de ellos. Favor informar que pasó con los entrenadores y si es posible información de la cueva"

Se quedaron hablando unos minutos, revisando toda la información sobre las desapariciones, ya que no sabían si iban a tomar este Job. Pero mientras Will revisaba uno de los diarios que reportaba sobre los entrenadores desaparecidos se dio cuenta de algo.

Ellos se habían subido al bardo en Diciembre de 2122. La fecha del diario de hace unas semanas mostraba Noviembre de 2082.

Will


Comencé a sudar como la vez que casi me levanto a una chica de 17, para mi buena suerte esa noche solo terminó en nada, yo estaba lo suficientemente sobrio y la fiesta suficientemente aburrida como para irme temprano y no lamentarlo. Pero esto es malo, comencé a sospechar algo cuando todo parecia demaciado normal y anormal al mismo tiempo.

-Equipo 8, tenemos un problema- Dije, llamando la atencion de los que estaban más cerca -Y además necesitamos un mejor nombre, pero tengo que mostrarles algo primero...-

Esperé que todos llegaran, mientras repasaba mentalmente como explicar esto sin sonar como lunático, y dejé mi vaso en la otra punta de la mesa, genial...

-Bueno... No hay manera delicada de explicar esto, acomodense, y... traten de tener una mentalidad abierta- No pude evitar mirar en dirección a Issac de reojo al decir esto -De alguna manera viajamos en el tiempo- Esperé a que me miraran como si hubiera perdido la cabeza y las reacciones de incredulidad, levanté la mano para acallar las dudas y seguir explicando. -Miren esto- Dije dando vuelta el diario que tenia en las manos, señalando la fecha -Es de hace 40 años, y no es lo más extraño- Les dí un momento para que digirieran la situación. -Saquen cuentas... Mentalmente, nada de notas, no podemos arriesgarnos a perderlas y que nos descubran- Respiré profundo, en parte intentando procesar la situación nuevamente.

-Miren, son 40 años, pero sabemos que la cúpula lleva 50 años sobre la región, entonces, hay un lapso de 10 años en los cuales, al parecer, la región siguió funcionando como si nada, incluso dicen que siguen recibiendo extranjeros normalmente- Repasé por millonesima vez las opciones en mi cabeza -Tengo teorias, pero no puedo demostrar ninguna, podemos culpar a la cúpula de muchas cosas, pero la primer pregunta que nos podemos hacer ahora es "qué está pasando afuera?", si salimos... si pudieramos salir- De repente tenia la corazonada que salir no seria simplemente pasar por una pared verde translúcida -Cuando terminariamos? frente a una costa de 2082, esperando 40 años a que llegue nuestro crucero?, en 2122 como si hubieran pasado minutos?, en 2162? por favor no, imaginen ir de fiesta con gustos de hace 40 años- Ok, ese último chiste fue muy malo, pero intenté aliviar un poco la tensión.

-Hablando en serio, creo que podemos asumir que nadie afuera va a notar que desaparecimos, y podemos no esperar ninguna ayuda. Me encantaria tener algo más en claro, pero flujo temporal no es mi fuerte, si hablaramos de espacio y materia podria pensar más claro, tal vez- concluí tomando un trago de mi vaso de agua, ahora en mi mano.

Les dí a todos el tiempo que parecian necesitar, intenté no mirar a ninguno en particular, y de hecho no prestar atención a sus estrellas y esperé al momento más apropiado e inapropiado para mencionar nuestro segundo problema, o sea un segundo antes que el cerebro de alguien entre en corto circuito -Necesitamos un lider- eso para que pierdan el tren de pensamiento camino a la locura, ahora que recuperé la atención general -No vamos a llegar muy lejos si no nos organizamos. Propongo a Zion como lider de grupo-
Zion


Creo que la enfermera me estaba tomando mucho cariño, hasta me daba un poco de lástima. Aunque fuera su trabajo y un servicio público en realidad. -No te pagan lo suficiente.- le sonreí con una mirada cargada. -Voy a tener que hacer algo al respecto.- prometí en un tono chistoso aunque no tanto.

Pedí un té en la cafetería y me senté en uno de los sillones a esperar. Tenía un sabor no tan diferente a lo que estaba acostumbrade, algo muy extraño, hubiera esperado que una región que pasó tanto tiempo aislada hubiera desarrollado sus propios blends con ingredientes locales.

La enfermera nos había dicho que buscáramos en la Trainer Network algún trabajo que quedara para tener prioridad en los Gimnasios. Realmente pensaba que eso íbamos a hacer? Consideré por un momento que estaba comenzando un viaje por una región desconocida, con un pokemon técnicamente propio, con un pokedex, y se daba la posibilidad de enfrentar Líderes. Sonreí dándole un sorbo al té. Quién lo hubiera pensado.

En eso Will nos llamó con algo de apuro. -De hecho creo que Equipo 8 es un nombre perfecto.- respondí. No veo razón para complicarla con algo más simbólico.

Su desesperación vio justificada cuando nos mostró el diario y comenzó a hablar. Su idea sonaba como una locura al principio, claro, pero entre más lo pensaba, entre más repetía los eventos de hoy y el holograma en mi mente, menos descabellado parecía.

Me masajee las cienes tratando de hacer que todo tuviera sentido. "La existencia es cíclica, Shi-chan." Podrá ser...

Antes de que opine, Will de la nada salió con que yo debería ser líder del grupo. Pestañeé un segundo pensando que era un chiste, y tuve que esforzarme por contener la carcajada y mantener una expresión neutra cuando me di cuenta que no lo era. La mayoría de la gente me ama o me odia, al parecer la balanza estaba inclinándose para el lado más positivo con este grupo. -Gracias por tu voto de confianza.- traté de sonar sincere. -No tengo mucha experiencia con dirigir pero hay una primera vez para todo, supongo.- sonreí inocentemente al grupo.

No era mentira, por lo general Magdalene era quien nos daba las órdenes, yo era buene siguiéndolas. Tal vez demasiado buene en una ocasión. La idea de decidir qué hacer... Podría ser el destino que me estaba dando esta oportunidad.

-Volviendo al tema importante... - Me acomode un mechón de cabello detrás de la oreja y me apoyé con los codos en la mesa, tratando de organizar mis pensamientos. -Digamos que tenés razón. Porque no creo que toda una región esté haciendo de cuenta que no está pasando nada raro. Y honestamente explicaría mucho.- Junté ambas manos y miré a Will. -Ahora dejame contarte mi propia teoría. No creo que simplemente caímos en el pasado, no creo que nuestra llegada tenga algo especial que nos llevó 40 años atrás... Es un ciclo.- Más allá de mis creencias sobre el tema, tenía sentido. El tercer fundamento, la interminable transmigración; las cosas y el tiempo son inseparables.
-El mensaje de Birch.- empecé antes de que fuera más confuso. -Faltaban palabras clave, pero mencionó algo sobre el paso de años, y que incluso él tardó en saberlo, que algo "duró más tiempo" esta vez. Dijo que tal vez quienes recibieran el mensaje no sé acordarían de él, que tal vez no llegaría en el momento indicado. Puede que tenga algo que ver con eso de "cerrar el círculo".- les expliqué, era el único modo que se me ocurría para que esas frases tuvieran sentido. -Piensen en su casa, toda la zona quedó abandonada hace 10 años, cuando a región quedó incomunicada. Eso nos deja dos opciones: o estamos al principio de un ciclo; o simplemente entramos ya comenzado el ciclo, y nos perdimos la primera década que claramente fue cuando realmente sucedió algo. Entonces la pregunta sería cuánto tiempo nos queda hasta que se restee de nuevo.- Finalicé con un ademán de la mano.
Pero había algo más que no cerraba. -Lo que no termino de entender... es por qué insisten que sigue llegando gente de otras regiones, diez años más tarde.- murmuré más bien para mí misme. -Pero no creo que haya que desesperarse sobre qué está pasando afuera,- les calmé, -acuérdense que recibimos ese mensaje de Plum hoy a la mañana. Aunque nos dijo que podíamos decir que éramos de otra región, significa que elles ya sabían que no llamaría la atención.- Miré a Isaac, era quien más había estado revisando el gear que nos dieron, parecía entenderlo mejor. -No hay algún modo de mandarle mensajes a él, no?-

Me recliné en el sillón y suspiré. No estaba segure si todo lo que había dicho sería cierto, y no me encantaba poner mi proceso mental al juicio de todes les presentes, pero había que compartir opiniones o no íbamos a llegar a ningún lado. Además, si en serio me terminaban tomando de punto como "líder" tenía que parecer confiable. Demasiada responsabilidad, pero podía tener sus beneficios.

-Y sí quieren mi opinión sobre qué hacer en adelante... creo que una cueva que acaba de aparecer de la nada, dónde un grupo de entrenadores desaparecieron, es un buen lugar para empezar.- Me encogí de hombros. -En cualquier caso recibiríamos algo de plata.-

No es que la situación en sí me fuera natural, ni me sentía cómode ante la idea de que estuviéramos atrapades en algo así. A fin de cuentas, si lo que sospechábamos realmente estaba sucediendo... Quedarnos sentades entrando en pánico no iba a ayudar. Teníamos un trabajo que hacer.

Isaac


Había pedido un capuchino en la cafetería del centro y ahora lo disfrutaba, mientras escuchaba las hipótesis de mis compañeros sobre la fecha en el diario.

La teoría de ámbos era la trama de una película de ciencia ficción, y me costó trabajo creer que hablaran en serio. Aún así había decidido ser mas discreto a la hora de expresar mis opiniones en voz alta.

Esperé a que tanto Will como Zion acabaran, dejé la taza en la mesa y comencé:

-Interesante... No lo descarto, pero hay mas opciones -quisiera haber dicho "opciones mas creibles", pero me contuve.- Imaginen a una corporación que por algún motivo quiera experimentar con toda la región, o tal vez probar algún invento, alguna teoría... Lo que sea!
El punto es que no resultaría dificil administrar algún tipo de droga que provocara amnesia digamos... A través del agua potable o incluso del aire. Luego, no hubiera resultado dificil convencerlos de que se encontraban en el año 2072 a través de periódicos, la televisión, etcétera. Osea, crear una conciencia colectiva y mantenerla controlada.

Ahora, supongamos que en algún punto un grupo de personas que no beba del agua, o que desarrolle alguna inmunidad hacia la droga empezara a despertar, y liderados por ese tal Birch crearon el cónclave. Tal vez el mismo Birch se infiltrara dentro de esa organización y desde dentro haya intentado enviar un mensaje a sus aliados, y eso explicaría el extraño mensaje.

Después lo demás es facilmente deducible, y en cuánto a que nosotros aún recordemos la fecha en la que vivimos se me ocurre que es porque no recibimos la dosis inicial, sino sólo los "refuerzos". En ese caso diría que nos apuremos a salir de Hoenn.


El equipo 8, como al parecer nos llamaríamos, me miraba extrapado. Por alguna razón mi teoría era mas extraña que los viajes en el tiempo. Suspiré.

-Buno, si me piden que abra mi mente a viajes en el tiempo, ustedes abranlá a corporaciones malvadas. Todas las teorías podrían ser válidas, o todas falsas. No tenemos pruebas suficientes. Sin embargo, coincido en que esa cueva es un buen punto de partida, y en Zion como lider. concluí.

Me levanté a buscar otro café, pero el hecho de haber pensado en la droga a través del agua potable me detuvo.
Bueno... Eso y el hecho de que la versión de Zion explicaba cosas que la mia no.

Volví a la mesa y permanecí en silencio.

Rowan


-Equipo 8 está bien... -dije mirando de reojo al resto de los entrenadores que quedaban en el centro. Mientras, me acomodé el huevo que me había dado Will, ahora en mi regazo. No tenía mucha idea de dónde colocarlo- Acuesta el 8 y tienes otra cosa, no es un mal número.

La bulbasaur estaba con el resto de los pokémon, siendo atendidos por la enfermera. Ella... estaba bien, no lo necesitaba en realidad pero... por las dudas. ¿Estuvo quién sepa cuántos años siendo un objeto? Así que había que aprovechar la oportunidad. No le había gustado mucho tener que separarse de mí, empezó a lloriquear y patalear estirando sus patas hacia mí (me hace acordar a Will cuando tenía 5 años), hasta que finalmente la metieron por la fuerza en su pokebola para controlarla. Suspiré solo con recordarlo.

Mientras el resto se tomaba algunas bebidas calientes y comentaban sus teorías respecto a lo que sucedía en la región, decidí finalmente guardar el huevo dentro de mi bolso, rodeado de otros objetos y de un pañuelo que amortiguara golpes. Era creo... la segunda vez que tenía un huevo a cargo. La primera vez le había hecho el favor a un amigo de la policía.

-No me apresuraría a realizar teorías sobre lo que sucede aquí. Tampoco iría a participar en los desafíos de los gimnasios. Así nos vamos a desviar del objetivo, a menos que... algún líder nos pueda ayudar en algo -miré hacia atrás, en dirección a donde estaban nuestros pokémon, creía, se suponía que en unos minutos ya saldrían, así que tendrías que prepararme-. Respecto a estos trabajos, si no nos queda otra que tomar ese único disponible bueno, lo haremos. Quizá esos entrenadores desaparecidos estaban en una situación similar a la nuestra.
Will se me quedó mirando unos segundos. Comprendí lo que estaba diciéndome solo con la vista.
-Bueno, en vista de que mi hermano quiere que aporte algo... no me confiaría de la gente, ni del resto de los grupos. No puede dejar de ser un experimento... No creo que tan masivo como para que toda la población de la región sea cómplice y esté mintiendo respecto a la fecha -por último me aproximé a mi hermanito y le susurré, sin que el resto escuchara (o al menos eso pretendía), le dije- Y ten cuidado con lo que haces en público. No sabemos de qué son capaces el resto, o de si te pueden hacer algo.

Le sonreí ligeramente.
Imagen
Small Pebble Town



Recibieron a sus Pokemon totalmente curados, y luego de charlarlo un largo rato, se dieron cuenta que era una región de la que no sabían absolutamente nada. No conocían nada, salvo lo que les aparecía en la aplicación de mapa (y hasta eso era muy limitado, ya que les mostraba la ciudad en la que estaban y la ruta más cercana. Por lo cual iban a quedarse a dormir en el centro Pokemon e irse apenas se despertaran.

La noche fue muy tranquila, les costó dormir, pero eventualmente cerraron los ojos y despertaron con el ruido de la ciudad. Se vistieron, se juntaron en la puerta del Centro Pokemon, ya aseados y listos para recorrer Hoenn.

Caminaron lentamente hacia las afueras de la ciudad, ahora si tomando el camino que haría que atraviesen la Ruta 101 y llegar hacia Oldale Town, este pueblo pudieron ver que había mantenido su nombre de "antaño".

Empezaron a recorrer la ruta 101 y pudieron ver a lo lejos, varios grupos de entrenadores, algunos habían estado en la ceremonia, y cada tanto, pudieron ver algunas caras que les resultaban conocidas, había entrenadores que habían sido contratados por Stein. Cada entrenador de Stein cuando los reconoció, los miraron, les hicieron una seña con la cara diciendo "Si, los reconocemos" pero también luego de esto, señalando con las manos para indicar que no tenían que hacer nada.

-----

Listo, están en camino a Oldale, pueden ir recorriendo, buscar Pokes o simplemente ir. Puedo confirmar que ya hay Pokes de Galar salvajes <3

Will


La noche fue horrible, la situación me seguia dando vueltas en la cabeza, pensaba en la idea de Issac sobre una conspiración, pero en lo personal, no terminaba de convencerme, ya que no explicaba muchas situaciones, como la cúpula, o las visiones cuando entramos, o como diablos entramos y no lo recordabamos, la lógica parecia no llevarnos a ningún lado, pero no valia la pena seguir pensando en eso.

Salí de la habitación con parte de mi cabeza aún pegada a la almohada, figurativamente hablando. El pasillo estaba bastante frio para mi gusto, una corriente me dió un leve escalofrio que por un lado me despabiló un poco y por el otro hizo notar que olvidé mi remera, volví rápidamente a entrar antes que alguien me descubriera, ademas de los miles de problemas lo que menos necesitaba ahora era fama de nudista.

Salí de nuevo, esta vez completamente vestido, mochila en mano y armado con mis nuevos elementos, solo faltaba encontrarme con el resto abajo, al pasar frente a la puerta de Rowan le dí unos golpes a puño cerrado, solo para asegurarme de que esté despierta.

Ya en la ruta las cosas parecian más normales, si no fuera porque sabiamos que todo estaba dado vuelta habria parecido un viaje normal. Y saludar a compañeros de rubro habria sido normal, pero claramente era mala idea llamar la atención, al parecer ellos tambien querian conservar un perfil bajo. Reconocí a un par de vista y a una en particular, la misma chica que habia visto en el barco, la que no tenia dudas que habia visto con unos tatuajes pero habian desaparecido, estaba seguro que era la misma porque su estrella la delataba, habria sido demaciada coincidencia que dos chicas exactamente iguales ademas compartan la misma estrella.

Suspiré, resignandome a dejar pasar la oportunidad de saludar y tener una relación más "íntima", hasta yo sabia que no era el momento. -Supongo que deberiamos actuar como entrenadores- Dije entrando en los pastos de la ruta. -Qué podria ser tan malo?-

/Percepción + Detección (buscar bichos)/
:
5, 4, 4, 10, 5

Anterior 1 ... 3, 4, 5, 6, 7 Siguiente
93 mensajes Página 6 de 7

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: YuKi y 3 invitados