Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Va a haber que archivar todo en algun lado una vez que terminemos como quiera xD Go absolutely apeshit (?)
Avatar de Usuario
SHINING
Reactions: 0
Mensajes: 3625
Registrado: Jueves 25 Mayo 2006 3:55 pm
Ubicación: Moro~n

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por SHINING »

que forma de arruinar el último post xD
0
Imagen
Avatar de Usuario
Ñako!
Reactions: 0
Mensajes: 3723
Registrado: Viernes 28 Octubre 2005 12:00 pm
Ubicación: Argentina
Contactar:

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por Ñako! »

Me quede en silencio observando lo que pasaba a mi alrededor. Hay que admitir que no es lo mas raro que nos paso en estos ultimos dias. De hecho, si entiendo lo que esta pasando, es la segunda vez que pasa hoy. Salvo por lo del cielo, no se que sea eso, pero no puede ser nada bueno.

-Tu que sabes, niño muerto. -conteste a la figura fantasmal de color rojo -Dame tu gorra fantasma! *Yuki, quiero esa gorra fantasma.*

//Insertar ataque de colores//

Sin perder mas tiempo, Silver y Vard se arrojaron de cabeza al ataque contra el enemigo. Decidido a que los recien llegados no nos roben en show, sin duda.

Hice un clon y me prepare para atacar. Algo me decia que la pelea no iba a pasar de este contra ataque, o porque ibamos a derretir a Black lanzando ataques hasta que se nos caigan los brazos, o porque finalmente la logica y el sentido comun se dieron por vencidos y tras repetirlo como mil doscientas veces, habiamos roto el cielo y el unico resultado posible era que se nos cayera encima. Suena posible.

Me acerque hasta Segata Sanshiro e intercambiamos miradas por un instante. Era claro, si este era el final, ibamos a terminar haciendo algo monumentalmente estupido y de especulativa eficacia.
Guarde a Paja y a Gordolfa en sus pokebolas. No fue hasta que el clon grito "Arriba!" y yo me sujete de Crobat, que comenzo a elevarse en el aire, que note que habia lanzado mis Shurikens hace rato, ahora perdidos en el campo de batalla.

-Que problema eh... -pense en voz alta -Puedo golpearlo con... Un pincel gigante... No. Un cabezazo... Tampoco. Mi pene? Hmm... PENE!

---Hace un rato, que se yo, el post original es de febrero xD---
[...] Entonces, un sonido de golpe de madera se escucho en todo el lugar, el sonido de los palillos de Travis.

"Puto." Dijo arrojando un palillo a Ñako. El ninja agarro aquel objeto, era un palillo ordinario segun veia, pero tenia una palabra tallada en la madera: 'FRIEND'. "Guardalo para cuando estes con el rojo." Solto sin mas. "No se mueran, que ahi si tendria que conseguirme un trabajo de verdad."
------


-Bueno, no tuve oportunidad de usarlo con aquel demente... Pero aca esta su jefe -dije revolviendo mi mochila, todavia colgada en mi espada, sacando el palillo gigante con la palabra "FRIEND" escrita en el -Dios... Espero que hagas algo mas que ser un simple cubierto oriental gigante.

Segata Sanshiro comenzo a desacelerar su ascenso y dando una vuelta en el aire se presipito hacia abajo, directo hacia nuestro objetivo.

-Muchachos... No se si pueden escucharme... -dije a mis pokemon mientras descendiamos -Pero... Gracias. Si salimos vivos de aca se merecen un buen descanso... Si no fuera por ust- AHMIERDAYALLEGAMOS! TOMA TU NUEVO MUNDO VOS :juiz!!!

//Palo de bateria que mas te vale haga algo... AL OJO! De quien no se, Black o Mewtwo, lo que quieran xD//
[dice0]
[dice1]

*Y el Fly no se, use un clon, pero es por estetica mas que nada (?)*
0
Imagen
Avatar de Usuario
Sabrina
Reactions: 0
Mensajes: 6011
Registrado: Viernes 28 Octubre 2005 12:00 pm
Ubicación: 511 Kinderheim
Contactar:

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por Sabrina »

Me volví y levanté la vista vagamente hacia la figura traslúcida de la chica, que debía tener mas o menos mi edad. Si estuviera viva, claro. Nunca la había visto en mi vida y sin embargo, algo en ella me resultaba familiar.

La escuché sin interés alguno, mirada vacía, y bajé la vista hacia la empuñadura de la espada de Ryan que ella acercó a mis manos. No la toqué.

Qué estaba diciendo esta tipa? Estaba burlándose de mi? que quería decir, devolversela? Que no podía ver que Ryan estaba muerto? Agradecer? Agradecer qué? Nunca hice nada, fantasma pelotuda. Nunca me importó nada. Nunca me importó nada salvo-

Creo que leyó toda la confusión, frustración y furia en mis ojos, porque, curiosamente, sonrió.

-Que bueno, todavía estás ahí, creí que te habíamos perdido.

Parpadeé con perplejidad, descolocada.

Esta tipa... por qué-

"Creo que hizo que todo valga un poco la pena, si me prometes que vas a seguir siendo tan testaruda y complicada como hasta ahora, gorrito."


...

Ryan...

No puedo... prometerte eso.


Mis manos se acercaron a la espada y se cerraron en torno a la empuñadura, demasiado grande para que pueda sujetarla correctamente. El peso fue brutal y casi no pude mantener el equilibrio, aún cuando la mayoría del metal descansaba en el suelo.

Nadie respondió esa noché, no importa cuanto rogué porque regrese. Esta tipa... quizás esté tomándome el pelo pero por alguna razón... siento como si pudiera... creerle..

quiero-

Pero... por esta última vez... solo esta vez... voy a ser esa persona. Aunque al final no resulte más que una fantasía, si la chance no es cero... si puedo traerte de regreso...


La espada se alzó con perfecta gracia en el aire, algo logicamente imposible con bracitos como los míos. Se separó de mis manos y tomó altura, envuelta en una ténue aura azulada.

Cabeza gacha, extendí una mano, y la enorme espada viró con elegancia hasta que la punta señaló a Black.

Porque esto es todo lo que puedo hacer, entonces-


Un par de lágrimas salpicaron el suelo, inaudibles, y el aura que envolvía la espada ardió súbitamente, azul convirtiéndose en violaceo, un rugido furioso resonando.

Todo, todo lo que me queda- todo va acá. Llevatelo con vos, Rulitos.


Levanté la mirada hacia Black, ojos húmedos y refulgiendo con el mismo fuego violaceo.

-Y vos también, hijo de puta.

La espada salió expulsada con tal envión que levantó una violenta correntada, dejando ascuas de energía psíquica a su paso.

//Ryanataque, alguien inventele un nombre que yo tengo sueño (?//

[dice0]
[dice1]
0
Avatar de Usuario
Muffincat
Reactions: 0
Mensajes: 1549
Registrado: Domingo 30 Diciembre 2007 8:55 pm

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por Muffincat »

La criadora obserbaba el cielo sin comprender lo que estaba sucediendo. Miró de reojo la pokebola que Erick le había dejado la cual contenía a su Tauros y sintió el impulso de querer huir lo más rápido posible.
-N-no, no debo.- Susurró aferrandose al suelo, la antinatural visión le estaba provocando vértigo.

[color="Olive"]"Un ultimo esfuerzo...el sol esta por salir."[/color]

Sintó una sensación cálida en su hombro. Una figura de luz posaba su mano sobre este y le sonreía. Había sentido esa calidez antes, era la misma que se sentía al sostener una de las plumas. Otra figura apareció, la de un pokémon que le resultaba familiar. Muffin notó que había mas de estas figuras dispersas por el estadio y se sorprendió. -U-ustedes son...?- La chica sonrió nuevamente.

Silver fue le primero en abalanzarse hacía Black, seguido inmediatamente de Vard. Los demás no parecían tener planes diferentes.

-De acuerdo...- respondió mientras se reincorporaba con dificultad. Vodka se le acercó para hacerle de apoyo. -Tengo que pedirte un último favor.- le dijo a su pokémon mientras subía a su lomo - Es un tiro dificil, necesito acercarme un poco.- El Arcanince asintió con un ladrido y se hechó a correr.

//Flecha a [S]entrepierna[/S] organos vitales (?) que horror. Destreza + Puntería//

[dice0]
[dice1]

[SPOILER]
Imagen
[/SPOILER]

------
[SIZE="1"]En algun futuro lejano terminaré de pintarlo mas bonito, era la idea xD[/SIZE]
0
Imagen

[SPOILER]
Imagen
[/SPOILER]
Avatar de Usuario
YuKi
Reactions: 0
Mensajes: 3907
Registrado: Lunes 1 Mayo 2006 6:40 pm
Ubicación: New Bark

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por YuKi »

Las 6 Rasgaduras del cielo brillaron fuertemente con el ataque de los antiguos Pokedex Holders. Las criaturas que estaban a sus espaldas lanzaron poderosos ataques que, a pesar de ser de distintos elementos, se fundieron en un haz de luz blanco. La luz blanca comenzó a girar alrededor de los seis nuevos Pokedex Holders, pero estos no notaron la presencia mientras se lanzaban al ataque.

Silver se lanzo corriendo con su guadaña, la luz blanca que lo rodeo cubrió su guadaña el filo de la misma se convirtió en una guadaña de mucho mas tamaño, una hoja de luz que destruía todo a su paso. Ñako se lanzo junto con su Crobat empuñando el palillo que Travis le habia dado, las palabras 'FRIEND' brillaron de un color verde y entonces cientos de raíces con filosas espinas salieron del palillo, espinas idénticas a las que había lanzado el Venusaur de Scarlet hace unas horas e idénticas las que el baterista tenia tatuadas en sus brazos. Las espinas se bañaron de la luz blanca de las rasgaduras y conviertiendose en látigos de luz avanzaron quebrando el piso. Sabrina por otro lado hizo levitar la espada de Ryan casi de manera inconsciente, el filo de la potente arma viajo a toda velocidad rodeado de la energía psíquica de la entrenadora de Saffron. El filo de la espada de Ryan brillo de la misma manera que el filo de la guadaña, y unas palabras aparecieron en el mango del arma: 'INSTANT'. Muffin empuño su arco y agarro una flecha rápidamente, apuntando a su objetivo se dejo llevar guiada por el calor de la luz que la rodeaba, al soltar la cuerda y ver la flecha disparándose, la misma se convirtió en una flecha de luz que avanzo a toda velocidad. Por ultimo, un enorme filo surgió de los brazos de Vard, el arma que había pertenecido a Noah se materializo y al igual que las demás armas, su filo se ilumino y dejaba una estela de luz dorada con su movimiento.

Los ataques de luz avanzaron la esfera de energía oscura creada por la criatura de Black, desintegrandola como si jamas hubiera existido. La criatura fue atravesada por el ataque, pero parecía no haberla dañado, todo lo contrario, el aura oscura que la rodeaba desapareció y su mirada se calmo, como si saliera de un trance. El ataque siguió su rumbo hacia donde se encontraba Black, quien abrió sus ojos de par en par y solo atino a cubrirse con ambos brazos, como un niño.

Una columna de energía blanca los cegó. Los entrenadores se cubrieron mientras el piso tembló y todo un lateral del estadio se derrumbaba, pero, a pesar de eso, no sintieron ningún miedo.

"Ustedes son distintos, no? Creo que...de alguna forma, logre un cambio en este mundo. No, Oak?" La sonrisa de Black desapareció. Los seis Pokedex Holders avanzaron hacia el.

"Ya termino." Dijo el muchacho de la gorra roja mirando al cielo. Tanto el joven de rojo como los otros cinco miraron a los entrenadores sonriendo. "Muchas gracias. Creo que ya termino...para nosotros. Pero esto recién empieza para todos ustedes." El Pokedex Holder miro el cuerpo de Ryan en el piso, sin vida y pálido. "Creo que otras personas se merecen volver, mas que nosotros. Les encargamos mucho a esta generación, esta bien?" Los jóvenes desaparecieron. Las rasgaduras desaparecieron de la misma forma que habían aparecido, solo dejando en cada lugar una pluma flotando en el aire. Ryan movió su mano y lentamente abrió los ojos, negros del mismo tono de su pelo.

"...testarudos, los seis." Dijo levantando su pulgar débilmente, aun en el piso.

El sol había comenzado a salir. Habían pasado desde la media noche en Black City, pero todo había terminado. Las nubes se tiñeron con el color del sol saliendo, y todo lo que quedaba aparte de los entrenadores eran pequeñas cenizas flotando en el aire, resultado de los ataques. La silueta de Black miro al cielo de la mañana, como si viera algo mas allá del sol.

[YOUTUBE]hqUhvhGSSes[/YOUTUBE]
0
Imagen
Avatar de Usuario
Muffincat
Reactions: 0
Mensajes: 1549
Registrado: Domingo 30 Diciembre 2007 8:55 pm

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por Muffincat »

Bueno aqui viene mi humilde post, post liga y reunion claro

lol escribí "post" dos veces seguidas (?)

--------

Un poco más de un año había transcurrido desde la pelea con Black. Olivine City resplandecía en comparación a aquella época, la ciudad aun se veía deteriorada y la nublada mañana no ayudaba mucho pero las coloridas banderas y el movimiento en el puerto la habían llenado de vida una vez más.
Una muchacha de cabello muy largo y vestido esperaba sentada en una de las bancas del muelle. Dos pokémon la acompañaban, una enorme serpiente "cubierta" de hojas y un pequeño gato acurrucado en su regazo. Muffin estaba irreconocible de no ser porque aun usaba su característico gorro. Su hermano se encontraba a unos metros, mirando el océano. Vestía como siempre, con la diferencia de que su chaleco de Arbok tenía un motivo distinto y se había teñido el cabello de un fuerte color rosa. A su lado estaban Puffin y Milkshake, la última un tanto adormecida.

- Estas segura de esto? Lo de irte prácticamente sola quiero decir.-

-No logre contactar a Mycroft y tal vez ni siquiera este en la región. Los demás están cada uno en lo suyo y no quisiera molestar a nadie. - la criadora hizo un silencio, su expresión era un poco nostálgica - Además... la ultima vez que viaje lo hice para conocer nuevas caras, puedo hacer lo mismo de nuevo.-

- Mmmm, aunque me refería a tus pokémon. De verdad no querés llevarte a Milkshake? You know, podría terminar siendo una linda cartera~ -

Su hermana le echó una mirada asesina. - Milkshake sabe bien que debe matarte si tratas de hacer algo así!- luego miro a un costado con enojo - y confío en que no lo harás.-

- Sabía que en fondo me amabas sis~<3- Muffin volvió a mirarlo enfurecida. - En fin...a donde era que te ibas? Nuevona?-

- U-NO-VA!- Lo corrigió con tono frustrado mientras que el Serperior asentía ofendido. - Tengo entendido que Green Tea es de ahí y quisiera llevarlo. No solo tienen una elite 4 sino que también escuché que hay muchos pokémon interesantes, hasta los Zubats se ven diferentes.-

- Meh, no tiene concursos de belleza.-

- Por suerte.-

Pasaron varios minutos en silencio hasta que finalmente se hizo la hora.

- Ya debería ir abordando.- Anuncio la muchacha mientras regresaba al Serperior a su pokebola. A su vez, Piña Colada se subía a sus hombros. - Milkshake, v-voy a extrañarte mucho, por favor cuida de la casa si?- Le dijo al Dragonair mientras lo abrazaba, este asintió con tranquilidad. Luego se dirigió a su hermano. - Cupcake, será hasta luego.- le dijo con los ojos entrecerrados.

- Eres cruel hermanita D':-

-Y, uhm, cuida de mis pokémon por favor. Pero sobretodo NO LOS HAGAS ROPA O TE MATO.-

- *-* Now that's better.-

[YOUTUBE]txzD9iHBu-w[/YOUTUBE]

El barco zarpó. Cupcake saludaba a su hermana desde el muelle, de repente varios pokémon se materializaron a su lado. Fernet, Lemon, Vodka y Mojito se despedían ruidosamente. La entrenadora los miró alejarse desde la parte trasera del barco. A medida que se adentraba al mar tenía una mejor vista de Johto. Ya no era un paisaje gris como en el pasado, ahora Muffin pasaba su mirada por los coloridos techos de las casas, los árboles teñidos de verdes y naranjas y las montañas al fondo. Detuvo la mirada en el cielo poblado de nubes.

...

- Meow?- Piña Colada se subió al barandal del barco.

- Ah esto? no es nada.- dijo la criadora secándose la cara. - No es que extrañe a nadie y eso.- susurró desviando la mirada.

- Meow! Meowth!-

- En serio no es na-- Pero antes de que pudiera terminar la frase vislumbró un resplandor azul a la distancia, sobre el muelle. En unos pocos segundos el cielo se despejó y el cálido sol de la mañana los bañó. La entrenadora esbozó una sonrisa y sus ojos volvieron brillar vidriosos.

- Gracias Milkshake, y a todos...-


--------

Y ya, eso es todo :ind

[SIZE="1"][color="White"]*se sienta en un rincon a llorar*[/color][/SIZE]
0
Imagen

[SPOILER]
Imagen
[/SPOILER]
Avatar de Usuario
Sabrina
Reactions: 0
Mensajes: 6011
Registrado: Viernes 28 Octubre 2005 12:00 pm
Ubicación: 511 Kinderheim
Contactar:

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por Sabrina »

Bueno, en tercera persona para que haga juego con los flashbacks (?
Cronologicamente es mas o menos al mismo tiempo que el ending, después de la liga pokemon pero antes de la escena shipping de dormir con todos los bichos.

Es muy cursi eh, yo avisé.

---------------------------

When we've reached the end of the road...

----------------

-----------

-----

Saffron entera parecía dormir, sin hacer caso del ruidoso trino de las aves. Practicamente nadie caminaba las calles de piedra que el sol del mediodía había entibiado. Solo una señora cargada de bolsas, entrada en años ya, había decidido cortar camino por una de las callejuelas parte de la intrincada red que conectaba toda el área baja de la ciudad. No había peligro; era pleno día, y los tiempos habían cambiado.

Iba ensimismada, cuando oyó ruidos cercanos. Luego voces. Aminoró la marcha, con la curiosidad propia de la edad. Primero fue una chica, claramente agitada. No levantaba la voz más de lo necesario, pero afloraba el mal genio, con una buena parte de nerviosismo:

-Qué estás- pará! No podemos, podría pasar cualquiera y--
-No me importa.


La segunda voz era claramente masculina. La señora abrió mucho los ojos y detuvo completamente la marcha.

-N-no, soltá-
-Nadie nos va a ver, vamos...


Escandalizada, la anciana se alejó tan rápido como le dieron las piernas, dejando caer una de sus bolsas y con el rostro cubierto de un intenso rubor.
Detras de una pared, a pocos metros, un Gallade contemplaba con expresión de hastío como su entrenador intentaba hacer que una muchacha de cabello y ropa oscuros abriera una pokebola, sin exito.

-¿Por qué estás tan ansioso por pelear ahora, en el medio de la calle? -Soltó ella.
-¿Qué problema hay? Los tiempos cambiaron, o no? Podemos tener un combate en donde sea, cuando sea. Y crei que nunca le decías que no a una batalla Pokemon, tenés miedo de perder?
-Protestó el joven, con pelo igual de oscuro y una espada absurdamente grande pendiendo de su espalda.
Sabrina apartó la pokebola de un tirón y la guardo, para finalmente soltar un pequeño "pfft".

-Igual que perdí las otras siete veces? Oh, esperá.
-Bueno, regodeate, después de todo es tu única cualidad positiva. -Replicó él hundiendo las manos en los bolsillos.

Caminaron en silencio, apacibles, por los callejones que se deterioraban en su estado conforme avanzaban. En la distancia, la torre de Silph partía el cielo, como un recordatorio permanente de la violencia y oscuridad de otros tiempos. La entrada estaba prohibida ahora, o eso les había dicho un hombre al ingresar a la ciudad.

Ryan echaba a Sabrina miradas de soslayo de tanto en tanto, una leve arruga de preocupación en el entrecejo, pero no dijo nada durante todo el camino. Si la joven tenía alguna clase de duda o preocupación, lo estaba disimulando muy bien, ojos verdes tranquilos y maneras despreocupadas. Se frenó de golpe, sin embargo, cuando pasaron junto a un grupo de adolescentes ruidosos, acompañados por varios Pokemon de la zona y fumando vaya a saber qué. Uno la señaló con brusquedad.

-Esa chica! Qué no es--?

La muchacha dio un paso atrás sin siquiera notarlo, llevó una mano a una de sus pokebolas automáticamente y se preparó para defenderse.

-Es ella! -chilló otro. -Del Equipo de Vard! Sabrina del Equipo de Vard!
-Se veía más alta en televisión. -Masculló un tercero por lo bajo.
-Y más atractiva.

La expresión confundida en la cara de Sabrina (todavía en postura de combate) hizo que Ryan riera en voz alta. La pobre se veía muy perdida, y lo miró en busca de ayuda o una explicación.

-Te lo dije, o no? -Sonrió. -Los tiempos cambiaron. Ya está, Sabrina. Ya no tenés que pelear. Nadie va a atacarte. Y si lo hicieran... -rozó con los dedos la empuñadura de su espada, y no dijo nada más.

La mera idea de vivir sin tener que mirar siempre por sobre su hombro le parecía algo tan descabellado como caminar sobre el agua, por lo que se rehusó a firmar el brazo sudoroso de uno de los jovenes, respondió de mala gana algunas preguntas, y salió de ahí tan rápido como pudo, seguida de un Ryan que se burlaba sin disimulo.

Era tan bizarro, vivir sin luchar constantemente por matar a alguien, evitar que los maten, conseguir X antes que Y, correr, volar, teleportarse de una punta de la región a la otra. Dormirse en donde pudiesen, cubiertos de suciedad y heridas, siempre con un ojo abierto, siempre-

Salió de sus pensamientos de un tirón cuando notó que habían llegado.

Acá estamos.


El lugar estaba completamente desierto, desprovisto por completo de las cuestionables caras que se veían por ahí en otros tiempos, teniendo violentos combates Pokemon que se definirían mejor como riñas de gallos.

Sabrina encendió un cigarrillo, atrapando el lugar completo con la mirada. La paredes llenas de grafitis y mugre arrastrada por la lluvia. Desde afuera, poco había cambiado.

Por costumbre, se fijó que nadie los hubiera seguido, y se acercó a la puerta que hacía las veces de principal. No cedió, y se escuchó el tintineo de pesadas cadenas.

-Bueno, eso simplifica las cosas. -Infló la pokebola de Carrie, que rebanaría la puerta metálica como un montículo de heno, pero Ryan la detuvo.

-Esperá. -La miró fijo. -Estás... estás segura de esto? Hasta ahora no dijiste nada pero... esta ciudad... más aún, este lugar... yo se que para vos, estar acá es-
-Teneme un poco de fé. -Replicó ella, despreocupada. -No voy a quebrarme y romper en llanto. Y esto... es algo que tengo que hacer, Rulitos.

Luego de reducir la puerta a placas de metal, se los tragó la completa oscuridad del edificio. El holor a humedad y encierro era asfixiante. Rokon y el Magmortar de Ryan guiaron a los entrenadores, iluminando el paso. Sabrina miraba, inexpresiva, a su alrededor, mientras esquivaba escombros y dejaba que sus recuerdos la guíen. Al parecer nadie se había molestado en limpiar el lugar luego de su dramático escape, puesto que había aún manchas de sangre seca en el suelo.
Divisó el grotesco agujero en la pared que habían hecho durante su combate contra Azure, y avanzaron en silencio.

Pronto se acercaron a su destino. Sabrina se preguntó en qué estado se encontraría, recordando como incluso con todos sus esfuerzos, nada pudo crecer en ese jardín salvo el robusto roble en el centro mismo de éste. Nunca se le había dado bien la jardinería, pero ahora, con casi dos años de abandono, la hiedra y el pasto reseco y duro harían dificil caminar.

Rokon y Makin fueron devueltos a sus pokebolas, y Ryan logró abrir la puerta corrediza, entorpecida por el oxido y los años.

[YOUTUBE]DWUCQIvHBkQ[/YOUTUBE]

El sol los bañó como un baldazo tibio y dorado, y cuando pudieron ver con claridad, Sabrina se quedó boquiabierta.

Todo el lugar rebosaba de vibrantes colores, flores rojas, anaranjadas, violaceas, azules, amarillas. Magnolias y flores de anis, acónitos y narcisos. Y muchas flores silvestres que los jovenes desconocían. Arbustos frondosos, de un verde casi cegador, y en el centro, más majestuoso que nunca; el roble en flor. Al acercarse notaron como varias familias de Pidgey habían anidado entre sus ramas, y su trinar apacible complementaba el aroma dulzón y delicado en el aire.

- ...

Sabrina sonrió, entendiendo. Caminó lentamente hacia el árbol, e igual que lo había hecho en el mundo ilusorio de Black City, tocó con una mano el tronco. Se quitó la cruz del cuello y, luego de apoyar los labios sobre la fría superficie, la colgó en una ramita.

La brisa perfumada sacudió sus cabellos, llevándose pétalos y hojas.

-Creí que habías dicho que no ibas a llorar. -Ryan también sonreía, con una ternura y compasión que una persona traicionada y herida hasta el hartazgo no debería ser capaz de poseer. Y sin embargo ahí estaba, tan cálida...

-Callate, idiota. -Consiguió decir la chica. -Me entró.. algo en el-

La abrazó por detrás, con fuerza, y ella se dejó apretar por esos brazos que la salvaron en todas las formas en que se puede salvar a una persona. Ya no había abismos; solo esa calidez en la que podía fundirse. Le vino a la mente una escena vagamente similar, justo antes del combate contra Azure.

"Podriamos estar aca por siempre, no?"


Se volvió y miró en sus ojos, completamente negros.

-Esto... es real. -Murmuró.
-Y esto también.

Y sin darle chance a protesta alguna, la besó.



When we've reached the end of the road


I will carry you home.
0
Avatar de Usuario
Silver
Reactions: 0
Mensajes: 2499
Registrado: Martes 2 Mayo 2006 12:00 pm
Ubicación: Isla Trolita (?)

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por Silver »

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Todo había terminado por suerte, conseguimos superar la última prueba, derrotar a Black.
Ahora podíamos disfrutar de un día soleado, de saber que nos podíamos despertar sin ser perseguidos.

[color="Navy"]En la afueras de Cerulean.[/color]

Estaba descansando recostado sobre el pasto, a mi lado también estaba recostada la loli, que por lo visto ya se había despertado de la siesta, todo podría ser hermoso de ahora en adelante, eso no lo voy a negar...
Me puse de pie y la ayudé a levantarse, casi como un reflejo me abrazó, me sentía congelado, como anestesiado, su cariño y su calidez son el remedio para todo mal.
Tras ese pequeño momento ella se apartó para retar a Regordeta quien quemaba intencionalmente el pelaje de Raty con su 'fire punch'.
“algo le habrá hecho”.-Sonrió apenas sacando la lengua, divertida con la situación.
Los bichos correteaban sueltos por el campo, felices y tranquilos, un descanso que se tenían super ganado.

Por su lado Flancito inexplicablemente volaba dando vueltas sobre el árbol mas cercano, ambos la mirabamos extrañados, hasta que de la copa del árbol un pequeño Pidgey salió volando y detrás suyo volaba Pogo, con claras intenciones de hacerse con la cena, por su lado Flancito lo perseguía en lo que podíamos entender como que 'lo quería castigar' o algo...
“de nuevo no!! tiene que parar de hacer eso!”-Se quejó mientras me tiraba de la remera.

Estaba detrás de ella, a punto de reirme de la situación, cuando me decidí, fue como un shock eléctrico, un chispaso, puse la mano en su hombro y avancé un paso para estar a su lado.
“Necesito sincerarme... no es justo que siga con esto...”
“con qué?”- me miró con curiosidad, sin saber a que me refería.

“Hace tiempo que yo...”-Hice una pequeña pausa tratando de ver como seguir. “bueno... digamos que... conocí a alguien mas afín a mi manera de ser...”-Tiré rápido, no sabía como arrancar, esta materia la reprobé en la secu.
“E-eeh!? Pero... que me querés decir?”-Su rostro mostraba temor, como cuando uno sabe lo que escuchó, pero con la necesidad de aclararlo.
Estabamos frente a frente, no era el mejor lugar, ni el mejor momento, pero... cuando lo sería?. Continué.
“Fué algo que se dió, toda la situación de la misión lo hizo mas complejo, y se me fué de las manos, simplemente... luché para cumplir con mi promesa de protegerte, pero eso... eso ya se terminó.”-Traté de explicarle, sabiendo que era una puñalada en frio.
Lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos. “Q-que me querés decir... N-no íbamos a estar juntos? después de todo lo que pasamos... de todo lo que nos costó, por fín podemos estar juntos, de qué me estas hablando!?”.-Me reprochó con ojos vidriosos, llorosa, pero con voz firme, decidida, como quien se defiende de una injusticia, que verdaderamente lo era.

Tomé un poco de aire, quería ser claro.
“Sinceramente... pensás que yo puedo vivir así? … no es mi estilo, yo soy … necesito alguién como... estoy metido con Levan... somos más el uno para el otro, comparte mis gustos y mi manera de ser... y también vivimos muchas cosas.”-Nombrar por el nombre a la otra mina quizás fue un poco... falto de tacto.

Tardó un momento en responder o decir algo, no me miraba solo lloraba y yo no sabía que decir, hasta que ella prosiguió. “P-por qué... ?”-Hablaba entre sollozos. ”por qué me lastimás así... ahora ? … acaso...”-Tomó el colgante que tenía una 'ala' como insignia, colgante que nos habían regalado los niños del orfanato. “No significó nada para vos!? ”-Me recriminó con los ojos llenos de lágrimas y apretando fuertemente el colgante contra su pecho.

Ese era un golpe fuerte, ella tenía razón, pero no podía aflojar, había que ser firme. “Basta! No confundas las cosas, fue todo demasiado importante para mí, pero una cosa no quita la otra...”-Le respondí tomando el otro colgante que tenía con la otra 'ala'.
Llorando, sufriendo una injusticia terrible, tomo fuerzas y me dió una cachetada, de esas que duelen de verdad, bien merecida. “N-no... no es justo esto, por qué me haces esto ? Después de todo lo que pasamos...”-Seguía sufriendo y preguntándose lo que para ella no tenía respuesta.
Estaba sin palabras para decir algo que por lo menos la consolaran minimamente, no era muy bueno para estas cosas, eso se ve a la legua.

Los pokémon casi por instinto se fueron acercando, y poco a poco nos rodearon, querían saber que era lo que estaba pasando, al fin y al cabo, todos eramos una familia.
Ella estaba llorando, y los bichos tenían miradas acusadoras, todas contra mí y no estaban muy errados que digamos.
“Chicos, voy a emprender un viaje... y esta es probablemente la última vez que nos veamos.”-Cada uno lo tomó diferente e hicieron diversos gestos...”Flancito, Regordeta, Princesa... pórtense bien dale?”.. luego me acerqué a mis pokémon... saludé uno por uno, acariciándolos con mucho cariño, como siempre, gracias a ellos había llegado tan lejos.
“Raty, mi humilde, sencillo y querido raty, costó pero sos todo un campeón!” :piola replicó.
“Chino... pequeño shellder, más te vale que sigas así de alegre por siempre eh!”
“Perrucho, pequeño cachorro, tenés que aprender de tus amigos y crecer fuerte, portate bien... si?”

“Pogo... mi gran compañero, mi hermano de batallas... cuidalas... estás a cargo campeón!” FEAROOOOOOW! replicó.
“Chicos, gracias por todo, sin ustedes, jamás hubiese podido hacer todo lo que hice... gracias.”-Sentencié levantándoles el pulgar, mientras ellos se me arremolinaban, casi que se me tiraban encima, soy de esos que quieren creer que te entienden todo lo que uno les dice, y sus muestras de cariño siempre fueron incondicionales, simplemente podía estarles agradecido.

Ella seguía parada a unos pasos, por momentos me parecía que quería interrumpir, pero algo la frenaba, no sé... era una situación incomoda y la había embarrado a más no poder, pero no me quedaba otra, en algún momento tenía que aclarar las cosas.
Tras despedirme de los pokémon, me acerqué a ella, no me miraba, sollozaba mirando el piso, pero yo la abracé igual, con fuerza, traté de decirle unas palabras, no de consuelo, pero al menos era lo que esperaba o quería para ella.
“Cumplí tu sueño de entrenadora, recorrer las regiones y conocer nuevos pokémon, sos demasiado joven para siquiera proyectar a futuro, disfrutá de la nueva era...fue por esto que todos nosotros peleamos.”-Le dí un beso en el cabello, como a un ser querido.
“Gracias por todo, siempre te voy a estar en deuda por todo lo bien que me hiciste, de verdad gracias...”

Me separé y comencé a caminar, en el piso estaba la guadaña, la levanté y me la calcé al hombro como ya era costumbre, voltié para mirar por última vez a lo que fue mi familia... saludé con la mano y con una sonrisa cálida.




Gracias.~



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


[color="DarkGreen"]Después de una semana, en las afueras de Viridian.[/color]

A lo lejos se podía escuchar el ruido de un motor, un motor que pedía a gritos un cambio de aceite, una mina de pelo largo y verde estaba revisando la camioneta...
Me acerqué con la guadaña al hombro y una sonrisa, era una escena que ya se me hacia familiar.
“maamiii... tas lista para la fiesta?”-Le grité mientras me acercaba y me comenzaba a levantar la remera.
“Ni me rendís ni para una previa, que hacés acá!?”- Contestó mientras se daba vuelta, se secó el sudor con la mano derecha, en la misma sostenía una llave estriada.
“Te salvo al mundo y así me recibis? flojo eh!”.-Le dije con una sonrisa, la guadaña calsada en el hombro derecho y con la mano izquierda levantando la remera, un crack.

“La nena... que hiciste con la nena...”- Replicó señalándome con la llave, como si de una espada se tratara.
“Hice lo que tu corazón y el mio pedían a gritos, podés mentirte, pero sabés que es así...”-Le guiñé un ojo, solté mi remera y me acerqué bastante, casi como si la fuese a apretar contra la camioneta, que no estaría de más, pero nah... la abracé fuerte, y al oido le hablé como nunca antes lo había hecho con ella...
“Gracias Levan, gracias de verdad... y por sobre todas las cosas perdón por ser tan pendejo y joderte siempre...”
Lentamente me separó, suspiró, se mostraba muy tranquila.
“La vida es aburrida sin un poco de color”.- Era una clara señal de que estaba perdidamente enamorada. (?)

Tomé distancia, uno o dos pasos, sonreí y miré al piso, por primera vez me iba a sincerar con esta mina.
“Me voy a ir sabés, muy lejos, y ella no me puede seguir, no me tiene que seguir viste... siempre es por su seguridad, por que la quiero...”
La mina de pelo verde iba a responder pero me anticipé, quería explicarle bien lo que había hecho antes de que ella hiciera conjeturas apresuradas, levanté la vista y continué.

“Le mentí, era la única forma.”- Se lo decía a ella, pero era como si me lo estuviese diciendo a mi mismo. ”Ya lo tenía pensado hace mucho, y vos fuiste parte de esa mentira... es una piba joven, una adolecente que podrá llorar, estará enojada conmigo, pero sé que de seguro conocerá mejores personas y espero que en un futuro sea verdaderamente feliz, necesitaba que buscase otro futuro, uno sin mi... y bueno, le inventé que me iba con vos...”- Hice una pequeña pausa, la miré a los ojos, le hice un guiño y sonreí maliciosamente. “... a revolcarnos con toda la pasión, obvio, con lujo de detalles JAH!” -No alcancé a pestañar que ya tenía una 9mm. apoyada en la frente.

“dale... sabes que no la lastimé con eso, es joda...”-Le saqué el arma con la mano que no sostenía la guadaña. ”Te pido disculpas, no me gustó lo que hice, lo que les hice, pero como siempre decís... soy un pendejo, fue la manera que encontré...”- Tuve la típica reacción de rascarme la cabeza demostrando que no era nada bueno para esas cosas.

Busqué en mis bolsillos algo apurado, de ahí saqué una pokéball, el pokedex y una nota, se las acerqué a ella...
“Che, necesito que tengas esto...”- Le extendí la mano con las cosas. “La nota es para la nena, explica lo que ella ahora no puede saber... es por si un día vos te la cruzas...y te parece correcto dársela."- Era una nota importante, ella lo comprendió rapidamente por mi mirada y mi tono de voz.
"y lo otro... es mi Aerodactyl, Eterna, ahora es tuyo.”- Esa si que no se la esperaba.
“Yo no uso pokémon, no me cargués con cosas que no me interesan, menos el pokedex, estás loco pendejo!?”- Replicó desganada, y sin intención de tomar las cosas.

Tuve que insistir, como le gusta hacerse desear a la wacha. “Ya me despedí de él, tomalo como mi recuerdo o algo, sé que te gustó cuando volaste en Pogo, volar... es una sensación bárbara... se van a llevar bien, vas a ver!”- Dije esto último mirando al cielo, realmente era algo hermoso el poder volar sobre los pokémon.-

Desganada tomó las cosas, sin leer la nota y sin abrir la pokebola las guardó en el bolsillo, pero el pokedex no, se lo quedó mirando como si esperara una explicación o algo.
Al menos por ese momento traté de mantener la seriedad, era algo importante.-
“El pokedex... donde voy... digamos que no me sirve, además quedaría en manos desconocidas... se lo dejaría a la loli, pero no sé que tan seguro sea llevar esas cosas encima, prefiero que lo tengas vos...”

Miró el pokedex como quien mira un premio y se da cuenta que es una moneda de cinco centavos.
“No soy tu mochila pibe! Por qué pensas que lo voy a guardar!?”.-Inmediatamente tiró el pokedex al pasto y se cruzó de brazos con una mirada desafiante, de seguro la quería agitar y para eso soy mandado a hacer.

“Vos tenés una deuda conmigo cachorra y... si quiero que se salde? que pasaría si no me rendís, no me satisfacés o peor … me aburrís? Cagamos!!”.- No pude evitar reirme un poco.
”Entonces, para que no quedes mal ante la audiencia, saldás tu deuda de fuego y pasión haciéndome este favor...”- Le guiñé el ojo.
“posta... confió en vos.”-Sentencié y sonreí como siempre, luego con la guadaña calsada al hombro, di media vuelta y comencé a caminar...

“A donde vas que haces tanto espamento!?”.-Preguntó cuando yo ya me había alejado algunos pasos.

Me frené, giré la cabeza para mirarla, tenía una sonrisa como si estuviese a punto de comenzar un combate...

“No lo entendés? Voy a pelear, a buscar mi revancha con Dexter...”


[SPOILER]Imagen[/SPOILER]



[color="Indigo"]~ Luchando, luchando hasta el final![/color] (Otra Salida)



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
0
Imagen

Imagen

[color="SlateGray"]Flancito ~ Pogo ~ Regordeta ~ Raty ~ Facha ~ Princesa ~ Kakuna ~
Chino ~ Recroqueta ~ Eterna ~ Finneon ~ Pinsir ~ Perrucho ~[/color]
Avatar de Usuario
VARD
Reactions: 0
Mensajes: 22
Registrado: Miércoles 29 Octubre 2008 4:38 pm

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por VARD »

Ñako cree y yo estoy de acuerdo en que es mejor que el postee ultimo. Así que aca va el ultimo post de Vard.
----------------------------------------------

El estadio de la Liga Pokemon se veía imponente a través de mi ventana. Vitoreos y gritos, así como explosiones o algún golpe de vez en cuando, atravesaban el pulido vidrio hasta llegar a mis oídos. Aunque solo veia la parte exterior del estadio, podía deducir un poco del transcurso de la pelea por estos sonidos. La oficina estaba algo oscura, el sol estaba por ponerse y ya no alcanzaba a iluminar la habitación, pero como sólo me interesaba lo que estaba pasando afuera, no me molesté en encender la luz. Oí la puerta abrirse, pero continué con mi contemplación de aquel estadio.

-Señor, le tra... qué oscuro está esto.

La luz se encendió sin aviso, tomándome por sorpresa y logrando que voltee para prestar atención a la chica de largo cabello castaño y pañuelo rojo en el cuello que acababa de entrar a mis aposentos políticos.

-Sexy secretaria, no creo haberla oído golpear la contraseña antes de que entrase.-advertí.

-Lo siento señor, todavía tengo problemas con mi morse, y no creo que "hazme tuya amo" sea una contraseña apropiada.

-Este pequeño cartelito en mi escritorio dice que yo decido lo que es apropiado.-señalé una placa dorada sobre mi escritorio en la que se leía "President Vard". Yo pedí que dijera "Amo y señor de la realidad", pero me dijeron que no entraría, así que lo escribí con marcador del otro lado.

-Qué lo tenía tan concentrado?-la sexy secretaria miró por la ventana.-Ah, hoy se celebraba la Liga Pokemon, no estaban algunos de sus amigos participando? Debería haber ido al estadio a verlos.

-Había algo que necesitaba comprobar, pero ellos saben que estoy ahí, Vard :vard siempre apoya a sus camaradas.-hice un ademán violento con la mano, pasando a centímetros del ventilador. Ese ventilador siempre me trajo problemas.

-Lo sabemos, fue muy respetable de su parte mandar a construir esas estatuas de sus dos compañeros caídos en la batalla contra Black. Luego mandó a hacer una del doble de tamaño de usted mismo, supongo que eso es respetable en alguna forma.

-Yo pedí especificamente proporciones ridículas, seis metros no son ridículos.

-No señor. Aún así, es increible que hayan podido reconstruir el estadio a tiempo para la liga, también este edificio y todos los edificios gubernamentales donde estaba Black City. Supongo que podemos darle las gracias a su guía.

-No tuve que hacer nada, cuando la gente tiene esperanza y optimismo, pueden lograr todo por ellos mismos.

-Y quién fue el que les dió esperanza y optimismo?-preguntó la sexy secretaria con una sonrisa que no me permitió contestar.

Un fuerte golpe, seguido de un destello, se escuchó desde el estadio. La pelea estaba haciéndose bastante larga.

-Qué es lo que la trae a mi oficina? Algo de acción after-office?

-En tal caso no vendría a la oficina. Esta carta estaba en el buzón.-dijo sacando un sobre bastante maltratado y deforme, como si estuviera hecho a mano.-No tiene remitente, está dirigida al "amo del páramo", se la iba a dar al jardinero pero pensé que podría ser para usted.

-Indefectiblemente.

Tomé el sobre y lo abrí, sacando una carta escrita a mano con una caligrafía que dejaba mucho que desear. La leí con cuidado, hasta que finalmente un gran vitoreo proveniente del estadio se dió cuando terminé de leer la carta, seguido de una voz inentendible que parecía hablar por altoparlantes. Volteé a la ventana, un ganador se había definido, pero no sabía quién.

-Sexy secretaria...

-Señor?

-Al parecer, no se puede ver el mundo desde esta ventana.




[YOUTUBE]RK5mpVu-kEw[/YOUTUBE]

~unos meses despues~


La carreta avanzaba firme por el camino rural. Baffron tiraba de ella como si no sintiera su peso, con su servidor de pie sobre el pokemon, mirada al frente, afro al cielo. Una V pintada a mano con pintura rosa en el costado de la carreta la marcaba como parte de mi capital. Me ocupaba tallando algo con un cuchillo. A mis espaldas, dos niños iban sentados en el frente de la carreta. Uno de ellos rechoncho, comía una sandía mientras un Surskit daba vueltas en su cabeza. El otro pequeño, llevaba una sabana rota atada al cuello simulando ser una capa, y el pelo que normalmente sería lacio, todo sucio y enmarañado sobre su cabeza, teñido de un gastado color púrpura.

Le dimos una lección a esos tipos, verdad señor Vard :vard?.-dijo el mas pequeño.

Claro que sí, cómo osan abusar entre varios a un solo hombre frente al justo Vard :vard y sus seguidores? Luego gritaban como niñas, "dejaste escapar al ladrón, somos policias!", esa historia es tan vieja como esta carreta.

-A mí los uniformes me parecían muy convincentes.-dijo una voz fenemina desde el interior de la carreta.

-Eso es porque aún eres inmadura, pero no se puede engañar al ojo entrenado de Vard :vard con meros disfraces.

-Aunque luego tuvimos que salir corriendo de la ciudad.-otro chico, de mediana estatura y más esbelto, con el cabello erizado hacia adelante, apareció junto a la carreta caminando sobre un electrode con los brazos en los bolsillos y expresión aburrida.

-El mundo no puede girar mas despacio para nosotros, mi indisciplinado vicegeneral.-le contesté.

-A veces quisiera que tu cabeza girara más despacio-continuó.-, qué estás haciendo con ese cuchillo?

-Tan oportuna tu prgunta como tu llegada, atrápalo.-le dije justo antes de arrojarle lo que estaba tallando, y el lo atrapara con bastante facilidad mientras continuaba haciendo girar al Electrode bajo sus pies.

-Qué es esto? Un hacha pequeña? Te parece coherente haberme tirado esto tan de golpe?.-la miró más de cerca.-Tiene algo escrito?

-Su amo y señor Vard :vard fue instruído por tres grandes maestros que dejaron en mí las frases que marcaban su camino en la vida. Ahora es tiempo de que ustedes reciban de mí el mismo regalo divino, y tú serás el primero.

El joven observó el hacha por unos segundos más antes de responder.

-Paso.-dijo, aunque guardó el hacha en el morral que traía colgado a sus espaldas.-Y a dónde se supone que vamos ahora?

-Oh esperaba que alguien lo pregunte, oí que hay otra región al norte, más grande que Johto y Kanto, parece un lugar propicio para obtener más adeptos al Equipo de Vard :vard.


-Qué? Más gente?-el chico volteó hacia atrás para contemplar otras 2 carretas que nos seguían por detrás, cada una con una V blanca y negra, y alrededor de veinte personas de diferentes edades que viajaban a pie o sobre sus pokemon junto a las mismas.

-Exactamente a cuantas personas pensás meter a este grupo?

-Pero qué pregunta más obvia.-dije sacando de mi saco un pequeño y magullado aparato rojo, el cual contemple unos segundos antes de continuar hablando.
"Quizás si alguien como el gran Vard :vard te hubiera conocido
en esa época, las cosas hubieran sido distintas, pero no
es el mundo en el que vivimos."


-A todas las personas del mundo!


































Imagen



[font="Palatino Linotype"][SIZE="3"]
Meaningless actions give you the chance
to give them a meaning.
[/SIZE][/font]







------------
0
EL KARMA SOLO ES ALINEADO POR EL COSMOS

//tirada de equitacion//
Imagen
Avatar de Usuario
Ñako!
Reactions: 0
Mensajes: 3723
Registrado: Viernes 28 Octubre 2005 12:00 pm
Ubicación: Argentina
Contactar:

Re: Tales of Reborn: "Las 6 rasgaduras del cielo"

Mensaje por Ñako! »

-Solo ustedes sobrevivieron? -Pregunto el enmascarado arrastrando las palabras. -Podría ponerse mucho peor en los próximos meses.

No había nada de luz en el lugar. Era como si la figura de Mullac flotara en medio de la oscuridad, pero al mismo tiempo, el era perfectamente visible.

-Es posible...y te diré porque. -Contesto pacientemente la figura, que en menos que un parpadeo era un anciano con una bata de laboratorio. -Juntar a las personas que tienen un mismo enemigo...siempre fue mi prioridad.

QUE ES LO QUE QUERES ENTONCES?!


Se oyó el grito de una voz familiar en el vacio. El anciano en bata volvio a ser aquella figura encapuchada, con el rostro cubierto por la mascara bicolor.

-No necesito pruebas de fe, necesito...que alguien... Ñako, necesito la foto que te dí. -la voz de Siegfried se mezclo con la de Mullac e hizo eco en el vacio.

Say my name.


-...si esta ciudad desaparece, que les hace pensar que mi mensaje va a desaparecer? -una nueva voz se escucho provenir de todas direcciones y luego una segunda figura apareció en el vacio, flotando enfrentado a Mullac -Si están en este lugar y con esos objetos en las manos es porque yo tuve éxito. Es porque yo arruine su feliz y colorido mun-

-En mi barrio a las personas como vos se las define con tres palabras: G A Y -la frase paso volando como una ráfaga de viento, acallando a la segunda figura completamente.

-Este es su nuevo mundo. -se oyo nuevamente aquella voz familiar. Pero ahora no era un grito, era una afirmacion llena de entusiasmo -Tu nue-

De la nada, un estruendo ensordecedor se oyó en todas direcciones y seguido a este un fulgor de luz blanca invadió todo el lugar. Ya no se podía ver nada.

...

Abri los ojos poco a poco. Esa luz enseguecedora resulto ser el resplandor del sol.

-Huh... Madru -interrumpí con un bostezo -...gue? Que extraño.

Un montón de ropa voló directo a mi cara, cubriéndome la vista. De inmediato tome el objeto contundente en una mano, un velador, y la ropa en otra, poniéndome en guardia sobre la cama [S](matrimonial? :mycroft)[/S].

-No madrugaste, puto! Ya es pasado el mediodía. -anuncio el comedor de comida china, parado en la puerta de mi cuarto -Podrías vestirte? Hay una fila de entrenadores furiosos afuera.

-Ah... Eso tiene mas sentido, si. -dije, dejando caer el velador al suelo y olí la ropa que tenia en la otra mano -Sirve.

Me vestí y en pocos minutos ambos caminábamos por un pasillo angosto, con piso de madera y paredes hechas de pantallas de papel de arroz. Si, podemos hacer paredes con eso.
Ambos vestiamos ropas uhm... "tradicionales" de ninja, que iban con la decoracion del lugar. Eso a lo que Silver llamaba "Puro humo".

-Pues los hubieras dejado entrar! -critique -Que se entretengan con los esclavos, para eso estan!

-Las paredes son transparentes, imbecil! -contesto Travis -Van a darse cuenta de que no hay Lider de Gimnasio al que desafiar.

-Que se den cuenta! Yo no pedi que me hicieran lider de gimnasio en Fuchsia!

-Si, si pediste. Yo estaba ahi. -contesto astutamente el muchacho. Confiaba en que ya se hubiese olvidado de eso -E inventaste 3 canciones al respecto que repetiste una y otra vez durante una semana.

Salimos del edificio hacia un frondoso jardin con tupidos arboles y coloridos arbustos, decorado detalladamente con adornos orientales de todo tipo. Gordolfa pasaba gran parte del dia durmiendo aqui.
A pesar de las protestas de Mycroft, alguien deja que Vard firme cheques con un sello, así que hasta pude arreglar el estanque para que entre Namber Chu, y tenga suficiente espacio para no andar rompiendo la cañita subibaja que no se para que sirve. No es un jardín japones si no tiene esa porquería.

-Bueno, bueno. -me excuse -Pero yo pense que iba a ser mas relajado, cuando yo era esclavo estoy casi seguro que hacia todo el trabajo y ademas teniamos dobles de riesgo. Por que no tenemos dobles de riesgo?

-Porque hace como seis meses dijiste que le ibas a enseñar a los estudiantes a disfrazarse ninjasexualmente y jamas lo hiciste. -contesto el muchacho, que aun conservaba sus multiples y desagradables aros faciales.

-Ah... eso debió ser. Pero que hay de todas las innovaciones que sugeri para el gimnaio?!

-A excepción de la cancha de bowling con juegos de azar, que también sirve como pista de baile para desnudistas, todo lo que le hicimos al gimnasio lo robaste de la prision de Pewter. Admitilo de una vez, solo querías ver como la gente maltrata a los Sunkerns. Lo de los Oddish si no lo entiendo.

-Mataría uno ahora mismo :duda

Mientras conversabamos, recorrimos el patio en su totalidad y atravesamos una puerta doble, que llevaba al lateral de una tarima posicionada al final de un enorme dojo rectangular, sin ninguna división aparente.
Varios entrenadores con ropas similares a las nuestras estaban parados en posiciones estratégicas dentro del gimnasio.
En medio de la tarima sobre la que estabamos parados, Paja se encontraba cruzado de piernas, con los ojos cerrados, levitando notoriamente sobre el suelo. Claramente presumiendo que podia.
En la pared detras de nosotros colgaba un enorme banderin que hacia su mejor esfuerzo por imitar una Soul Badge y en el centro de la misma, el simbolo que nos habia unido a todos.

Imagen
"La V representa a un pajaro volando libre..."


Sonrei al recordar las palabras de Siegfried. Acto seguido tome un transmisor colgado en la pared y presione el enorme boton rojo.

-MUAHAHAHA! Una mera fila de entrenadores se atreve desafiarme?! La sola idea me hace temblar sensualmente de risa! Muy bien, muy bien, les voy a mostrar... -con mi mano libre sujete mi entrepierna y apunte la mano con el altoparlante hacia el techo -...el horror! Soy Ñako! El oloroso maestro ninja!

-De turno. -agrego Travis -Y aunque las paredes sean invisibles, si no abris la puerta nadie puede ver lo que sea que te agarres, imbécil.

-Ah... No deberías decir eso de las paredes por el altoparlante... -me queje, apretando el boton para abrir las puertas del gimnasio.

Imagen
[color="Plum"]Fuchsia Antology [/color]Fin+


...
...
...

-No necesito pruebas de fe, necesito...que alguien... Alguien que tiene uno de esos aparatos con su nombre... -la voz de Mycroft se mezclo con la de Mullac e hizo eco en el vacio.

Say my name.


-...si esta ciudad desaparece, que les hace pensar que mi mensaje va a desaparecer? Si están en este lugar y con esos objetos en las manos es porque yo tuve éxito. Es porque yo arruine su feliz y colorido mun-

-Sin importar que pase luego, yo no voy a cambiar, ni a dejar de quererlos ¡Muchas gracias por todo muchachos!-la frase paso volando como una ráfaga de viento, acallando a la segunda figura completamente.

-Este es su nuevo mundo. -se oyo nuevamente aquella voz familiar. Pero ahora no era un grito, era una afirmacion llena de entusiasmo -Tu nuevo mun-

De la nada, una serie de pequeños temblores rodearon el lugar y seguido de los mismos, un fogonazo de luz roja invadio todo el lugar. Ya no se podía ver nada.

...

-Podrías dejar de golpearme con esos cubiertos gigantes? -me queje, mientras el comedor de comida china seguía martillando mi cráneo ritmicamente.

El sol estaba por caer, cuando yo despertaba de mi siesta en mi roca preferida del jardín. Si, tengo una roca preferida.

-El sueño de siempre? -pregunto el muchacho de los aros.

-Aha.

-Quienes eran los actores invitados esta vez?

-El del idioma chistoso y el científico loco... -conteste pensativo -Que te haces el psicolobo?

-Psicólogo.

Sin contestar, revolví mis bolsillos y saque un sobre arrugado que extendí a mi compañero.

-Mientras hacías no se que en el dojo, llego esto para vos. Voy a darte privacidad... porque tengo que ir al baño.

-"Hacia no se que"? -pregunto indignado el muchacho -No se te ocurrió dejar alguno de tus pokemon para que me ayudara a hacer no se que?!

Me encogí de brazos y comencé a caminar a paso firme hacia los habitáculos del gimnasio. A lo lejos me pareció escuchar: "Que sera esto? Hey momento... donde están el sapo y el Gyarados que se la pasan acá todo el día, todos los días?", por lo cual me pareció prudente acelerar el paso. Una vez dentro del edificio pude escuchar claramente: "Hey! Espera! PUTO! CUANDO VUELVAS TE-", pero ya era tarde. Segata Sanshiro me esperaba en una ventana en la parte trasera, salte sobre el y nos perdimos en el atardecer.

Imagen

...


------
Las cuatro figuras atravesaron el agujero perfectamente circular en la pared. Todos se veian exactamente igual: Cuatro Ñakos con la ropa hecha harapos y cubiertos de heridas donde sea que se veía piel.
Recorrieron la habitación unos momentos hasta dar con lo que buscaban. Dos cuerpos tendidos en el piso y un enorme pokemon con una flor aun mas enorme por cabeza. El Vileplume estaba sentado en silencio junto al cuerpo sin vida de Erick.

-Ahí esta, dormido, como dijo la Tsundere. -comento en voz baja uno de los clones, señalando la otra figura.

Tal como Muffincat lo había dejado, Verdant yacía profundamente dormido producto de las esporas del recién evolucionado pokemon de Erick.

-Ustedes lleven al Doc con los otros, yo me encargo de este. -dijo otro de los clones.

Obedeciendo, los clones restantes se encargaron de transportar el cuerpo de Erick. Teniendo en cuenta que el ultimo de los ataques habia destruido la mitad del estadio, el grupo estuvo de acuerdo en sacar a los que no habian logrado sobrevivir antes de que se perdieran en los escombros.
El pokemon azulado, que observo toda la escena, se retiro junto con ellos, siguiendo a su difunto amo.

-Ah... los sobreviviste a todos... al menos por unos minutos. -el clon restante tomo el pedazo de escombro mas pesado que pudo levantar y alzándolo sobre su cabeza, se acerco con algo de dificultad hasta el enemigo inconsciente.

Parte de la piedra golpe el suelo con fuerza, partiéndose en pedacitos mas pequeños. El clon desapareció en una nube de humo. Verdant ya no despertaría mas.

A varios metros, en las ruinas del estadio donde solo hace instantes se habia acallado la ensordecedora batalla, otro grupo de clones se acercaba. Uno de ellos cargaba en brazos a un muchacho de cabello negro, uno de sus brazos colgaba al costado de su cuerpo. Estaba claro que Siegfried no se moveria nunca mas.
A su lado, otro clon ayudaba a caminar a una muchacha rubia vestida de manera muy similar a lo que usaban las tropas de Black.

-Ella es... -dijo uno de los clones -Amiga de Siegfried.

-Y ahora... Como salimos de acá?

...
...
...
------


Segata Sanshiro debe haber volado a toda velocidad, o yo divagado a toda potencia, ya que a pesar de que viajamos durante todo el dia, el viaje se me hizo bastante rápido.
El paisaje era bastante uniforme: un acantilado con afiladas rocas y un rio por el cual el agua circulaba a gran velocidad. Enormes olas estallaban contra las afiladas rocas del fondo.
El ruido de la furiosa corriente de agua se hacia cada vez mas intenso. El abundante rocío no tardo en hacerse notar, advirtiéndonos que estábamos por llegar.
De un momento a otro el arrollo que sobrevolábamos se convirtió en una laguna y el acantilado en una cascada.
En la unión entre Kanto y Johto, sobre las Tohjo Falls, descansaba el viejo castillo del autoproclamado Elite 4, guardián de una de aquellas plumas doradas.

NdÑ (o sea, Nota del Ñako):
[SPOILER]Si bien en el ending este lugar esta todo arreglado, en el post de Shin dice que la liga se hizo en Black City reconstruida y me queda mas lindo que siga todo rotoso, asi que voy a tomar esa version xD
Ademas Black City tambien esta ahi nomas en el limite de las dos regiones, asi que tiene sombolismo (?)[/SPOILER]

El lugar se veía diferente de la ultima vez que lo vi. Se asemejaba mas a lo que habían descrito Siegfried y Vard, después de visitarlo por segunda vez. Algunas cintas amarillas todavía rodeaban el perímetro de la fortaleza y custodiando la entrada podían verse los restos de varios vehículos militares quemados.

-Ah... Eso si que fue fácil -comente mientras descendimos en medio de la plataforma en la que peleamos con el elite. -Hubiera jurado que este lugar estaba mas limpio...

Definitivamente el patio se encontraba en un estado considerablemente mas lamentable del que lo habíamos dejado. Estoy seguro de que el Abuelo del Te había limpiado este lugar de pies a cabeza en la semana que lo habíamos ocupado.

-Huh... Tal vez debi haberme dado una vuelta antes de proponer este lugar... -dije hechando un vistazo al rededor, tratando de recordar donde estaba la puerta.

Encontrar la puerta no fue necesario, un conveniente y considerable agujero en una de las paredes de las torres nos permitio entrar sin menor problema.

-Magmars de mierda... -recorde, entre la amargura y la nostalgia -A ver que encontramos...

Un rapido recorrido de las instalaciones, denoto que no era solo el patio el que habia visto mejores dias. Todo el lugar habia sido tomado por el polvo. Era mas que obvio que los pasillos fueron usados para batallar luego de que abandonamos el castillo.

-No me imaginaba que habia quedado tan mal... Pero va a servir, no? -pregunte optimista al pokemon murcielago.

Como organizador de esta reunión, era mi intención llegar un dia antes y preparar un campamento con las comodidades mínimas.

-Ah... Estuve viajando todo el día y ya es tarde... -me excuse a mi mismo -Mañana sera otro dia...

...

Imagen



-Este es su nuevo mundo. -se oyo nuevamente aquella voz familiar. Pero ahora no era un grito, era una afirmacion llena de entusiasmo -Tu nuevo-
...
...
...

Bip! Bip! Bip!


-Tiene que estar por aca... Lo escucho...

Bip! Bip! Bip!


-Lo huelo.

Bip! Bip! Bip!


-ALGUIEN APAGUE ESA MIERDA! -grite, levantándome abrupta mente de mi improvisada cama entre los restos de las habitaciones.

-Aca... Entre los... Escombros. -dijo una voz femenina.

Bip! Bip! Bip!


El ruido incesante provenia de mi mochila. Pensándolo un segundo, era obvio de que se trataba. Pero entonces, eso queria decir que...
No pude terminar mi pensamiento, cuando dos personas ingresaron a la deteriorada habitación en la que me encontraba.
Un muchacho con unas bermudas bastante gastadas, un buzo verde y la cara escondida detras de unos anteojos y una gorra blanca.
A su lado habia una chica de largo cabello castaño, con un vestido azul de mangas largas, botas de cuero marron y tambien, un gorro blanco.

-Huh... debe ser la moda... -dije, bostezando y frotándome los ojos -Y quie- MOMENTO! MYCROFT Y LA TSUNDERE!

Rapidamente me puse de pie, señalandolos a ambos. Al mismo tiempo, la chica cerro los ojos y se cubrio la cara con las manos.

-Esta desnudo, verdad?

-Curiosamente... No. -la tranquilizo Mycroft.

-Ah... hacia un poco de frio.

-Teníamos que juntarnos precisamente en este lugar? -pregunto Mycroft, pasando un dedo por una de las paredes y luego observándolo detalladamente, como tratando de descubrir algo especial en el polvo -Esta hecho una pocilga...

La Tsundere ya no se cubria el rostro y miraba curiosa en todas direcciones. El muchacho dejo de inspeccionar su dedo y por un segundo me parecio que apretaba su puño con fuerza, como si algo lo hiciera sentirse... impotente. Supongo que no soy el único que va a tener secuelas...

-Lo que le paso le dejo algunas marcas... -comente jovialmente -Es bastante parecido a nosotros.

Me desperece y me acerque hacia la entrada del desgastado cuarto para saludar. Me apresure a salir, dando pequeños empujones a los recién llegados. Habia mucho que hacer.

-Debi suponer que iba a dormir de mas, pero no importa, no importa -me decia a mi mismo cuando atravesamos un agujero en la pared del castillo que daba a la parte trasera del castillo -podemos ponernos al corriente mientras preparamos todo antes de que lle-

Bip! Bip! Bip!


-Lleguen los demas? -mi frase fue completada por una voz seca, algo ronca tal vez, como si necesitara un cigarrillo para poder respirar. Sabrina estaba parada frente al hoyo en la pared. Su pokedex hacia el mismo ruido molesto que el mio emitio hace instantes.

-Pero ya hemos llegado hombre-ninja! -anuncio la portentosa voz de Vard -El equipo de Vard :vard original no llega tarde, ni temprano! Llega cuando se lo necesita originalmente!

A unos metros de distancia, apoyado contra un árbol el Chongo Zombie hacia un gesto de "mas o menos" con su mano. Supongo que ya no puedo decir que es Zombie.
Una enorme guadaña descanzaba apoyada en el tronco de ese mismo árbol. Mas arriba, sentado en una de las ramas Silver saludaba con su tradicional gesto de aprobación, levantando el pulgar hacia donde nos encontrábamos parados.

-Aun asi llegue primero :ind -proteste -Y por eso les di esas listas con detalladas instrucciones al dorso de sus cartas, asi que debe-

-Esas listas era la cosa mas idiota que se haya puesto en papel -agrego Sabrina -O estar cerca por lo menos.

-Pense en venir en helicoptero con todo y comida -dijo Mycroft -Pero eso hubiera arruinado la parte secreta de la reunion, verdad?

-Helique? Vamo a cortar leña y nos hacemos un asadito al costado de la catarata! -demando Silver.

El resto de la mañana y una buena parte de la tarde se consumió en ponernos al dia de lo que nos había pasado este ultimo año mientras un grupo juntaba comida (y teleportarse hasta la bebida), el otro se encargaba de hacer una fogata y rescatar los utensilios de cocina utilizables del castillo.

La tsundere paso el resto de la tarde cocinando lo que logramos conseguir con Silver recorriendo el área que rodeaba el castillo.
Todo el trabajo ciertamente despertó el apetito del grupo. Sentados al rededor de la fogata, comíamos en silencio, no desperdiciando los valiosos segundos en que habían comida y paz al mismo tiempo... Solo que esta vez, no necesitábamos la paz, nadie venia a buscarnos. Nadie nos corría, nadie quería matarnos, probablemente nadie quisiera hacerlo de vuel- Exagero.

No necesitábamos la paz, pero la teníamos.

Silver comenzó a repartir las botellas que Ryan y Sabrina habian traido. La Tsundere lo miro extrañada, pero no tuvo mas opción que tomar una.

"Hare la mímica", seguro penso. Ingenua.

Mycroft inspeccionaba la etiqueta de lo que pretendían que se bebiera, pero al final solo se encogió de hombros y comenzó a tratar de abrir la botella.

Cuando todos finalmente tuvieron su propia botella, detalle en el que Silver insistió fervientemente, levantándola sobre su cabeza anuncio:

-Un brindis che!

-Por quien? Tenemos muchos... -pregunte

-Por todos los que estaban en el equipo de Vard :vard antes de que fuera popular!

-Por... Todos los que hubiera querido brindar y no pudieron? -pregunto Muffincat, con su botella aun tapada.

Todos alzamos las botellas imitando a Silver y gritamos lo mas fuerte que pudimos. Era una suerte que estuviésemos en el medio de la nada.

Una vez que pasamos a la bebida, el asunto fue muy diferente. Pocas veces pudimos compartir un trago mientras viajábamos, por lo general las cenas eran como las sobrias y solemnes como las que acabábamos de tener, pero con la bebida, los recuerdos y la charla fluyeron sin problema.

-Y ESTE TROFEO ESPECIAL, REPLETO DE DELICIOSO Y BOCHORNOSO ALCOHOL ES PARA LA CAMPEONA DE LA LIGA POKEMON!

Silver, Ryan y yo haciamos una oleada sentados junto al fuego, mientras Sabrina, en un tono mas alegre y alto de lo usual, empujaba la copa mas grande que habiamos encontrado en el castillo hacia la Tsundere.

-No te sientas, mi fiel Mycroft. -lo consolo Vard -Un segundo lugar no es nada de que avergonzarse, de hecho, el premio del segundo lugar es un masculino y reconfortante abrazo del mismisimo Vard :vard!

Mycroft intentaba alejarse de Vard mientras Sabrina trataba de hipnotizar a Muffincat para que tomara el contenido de la copa de un solo golpe. No recuerdo si puede hacer eso de hipnotizar... Supongo que ella tampoco.

...

-Entonces esa chica... Amber? Se llevo a Siegfried para sepultarlo en el Bosque de Viridian?

Silver, Sabrina y Ryan estaban sentados junto al fuego. Este ultimo parecía estar a punto de quedarse dormido.
Vard estaba parado sobre una pared a medio derribar, con el torso desnudo, posando para fotógrafos invisibles.

-Si, asi fue. -conteste, acercandome al fuego y sentandome junto a ellos -Pijon y los demas tambien estan con ella.

-Supongo que es lo que hubiese querido... -dijo Sabrina, en un tono muy inusual -Despues de lo que hizo por ella...

-Eh... Y el Doc? -pregunto Silver

-Esas Lolis que lo seguian... Blanca y Negra, X e Y, no recuerdo -conteste -Lo sepultaron en Ecruteak. Creo que estan viajando con ese mocoso que hacia de Giovanni y con la flor gigante del Doc...

-Tenes todos los chismes vos!

La Tsundere fue la primera en caer. Dormia a unos metros de ellos, cobijándose en el fuego, que aun ardía salvajemente.

-Ahora que lo dice... -comento Sabrina -Tiene algo que ver con ese clon que nos sigue a todos lados?

-VOY A HACERME RICO DIBUJA-

-Si! Ya sabemos! -le grite a Mycroft -Ademas ya sos rico!

-MAS RICO! -contesto este, y fue a tratar de trepar la pared donde Vard seguía posando.

-Ehem... Si, si tienen que ver. -conteste la pregunta de la chica -Son una medida de... seguridad digamos. No se suponia que los notaran

-Que onda con eso? Siempre tengo un Ñako que me sigue al ñoba.

-Bueno... algunos son mas discretos que otros. -agregue -Pero si alguno esta en peligro... todos los demás se pueden enterar...

-Conmovedor. Claro que ahora existen los teléfonos pero...

-Supongo que me preocupo demasiado...

-Entonces vas a dejar de acosarnos?

-Nah, pero voy a ser mas discreto. -conteste y me eche a correr hacia donde Mycroft y Vard hacian sus poses.

...
...
...

No se quien fue el ultimo en dormirse, solo se que no fui yo. Cuando me dormí la fogata aun seguía ardiendo con intensidad, pero al despertar, solo quedaban las cenizas humeantes.
Como siempre fui el ultimo en despertar, pero por las caras que veía, no me ganaron por mucho.
Limpiamos el lugar... un poco, porque para que molestarse. Digamos que apilamos toda la basura en el mismo lugar, pero en silencio, siempre en silencio.
La reunion no fue particularmente larga, pero desde Black City no habíamos tenido la oportunidad de tener una reunion realmente privada, para recordar a todos los que hicieron posible que estemos ahi... recordando. Para recordarnos entre nosotros. Tal vez para saber si los otros nos reconocían...

-Y ahora que haran? -pregunte al grupo, mientras nos preparabamos para tomar nuestros respectivos caminos de vuelta a nuestras vidas en el mundo que ayudamos a cambiar.

-Unova.

-Eso es como Yoga?

-Es... una region... lejana. -contesto Mycroft -Estas segura?

La chica se puso un poco nerviosa ante la pregunta de su amigo, pero casi de inmediato, asintio con la cabeza.

-Yo no estoy seguro... -agrego Mycroft, pensativo. Como si no fuera obvio (?)

-Vard :vard el Amo del Paramo, volvera a sus funciones Ejecutivas! Por ahora...

-Yo voy a encontrarme con alguien. Alguien que me debe algo... -comento Silver, con decisión.

Fue en medio de este intercambio que me di cuenta que por primera vez en varias noches, no había tenido el sueño. No recuerdo nada, solamente dormir en paz. ¿Por que?

-Y ustedes? -pregunte a la feliz ya-pareja-no-necrofilica.

-Huh... -la chica se señalo con su propio dedo, llevo su cigarrillo a la boca y extendió su mano ahora libre para tomar la mano de Ryan -Realmente... A donde queramos.

-Eso volvió a ser una posibilidad... -conteste -A el le hubiera gustado un mundo así, no?

La chica sonrió y levemente, asintió con la cabeza para si misma.

-Debería volver al Gimnasio... Pero dije que me iba por una semana... o tres -comente -Creo que voy a recorrer el camino, a ver en que problema mortal me puedo meter...

-Este es el adiós entonces? -pregunto Mycroft, tratando de evitar que le temblara la voz.

Muffincat se apretaba las manos con nerviosismo, pero cuando comenzó a hacer contacto con los ojos de los demás, esa sensación pareció desaparecer. Todos intercambiamos miradas, miradas acompañadas de una sonrisa, tal vez un poco forzada. ¿Quien sabe cuando nos volveríamos a ver? En nuestros propios términos me refiero, no en algún estúpido especial de reencuentro, que vamos a tener que hacer para recaudar fondos, porque el Presidente firma cheques con un sello.

Me gustaría decir algo como "En el equipo de Vard nunca estamos solos!", pero supongo que ya lo sabemos, a nuestra manera.
Luego de intercambiar miradas y esperar unos silenciosos momentos, dimos media vuelta y cada quien tomo su camino.

Tal vez no hay necesidad de decir nada, porque ya no vivimos en aquel mundo donde cada vez que vemos a alguien, puede ser la ultima. Tal vez por eso mismo anoche no tuve el sueño.

-Ah... Si, eso debe ser...

[SIZE="4"]Este es nuestro nuevo mundo~[/SIZE]
0
Imagen
Cerrado