Pokemon Reborn: "Ciudad de los Caidos"

Acá tenés todo lo relacionado con Pokémon Reborn: Partidas en curso, reglas, dibujos, offtopic, shippings y más!
Avatar de Usuario
Limonera
Gym Leader
Reactions: 0
Mensajes: 981
Registrado: Domingo 11 Junio 2017 12:17 pm
Ubicación: Leafcatlandia
Contactar:

Re: Pokemon Reborn: "Ciudad de los Caidos"

Mensaje por Limonera »

Nitta


-Quiero comer -susurré a medio camino entre el sueño y la lucidez-. Fruta asada, y un buen jugo con tostadas y mermelada de baya pabaya...
Sentí algo moverse entre mis brazos. Ah, Galahad. Miré alrededor. Tristemente esto no era mi habitación. No sé ni porqué pensé en que pudiera estar allí. Era el hambre, ya me había puesto idiota. Era increíble que siquiera pudiera estar pensando en esto.

No quiero levantarme. Fue lo único que pensé. Estaba cansada. No estábamos todos, seguíamos separados en grupos. Nos dolían cosas que ni sabíamos que teníamos.

¿Por qué tenía que formar parte de esto? Esa pregunta se me pasó fugazmente por la cabeza.

~¿Lo sabes verdad?~
~¿Qué?~
~Tu padre es un brujo, pero no te lo dice~
~....¿Sí? ¿Y crees que podré ser como él?~
~¡Sí! Es más, seguramente, te toque serlo~


Ella lo sabía.

Luz. Un chorro de agua en la cara (Atte. Kyria). Una roca enorme moviéndose. Nos llamaban.

No pude prestar atención ni a la mitad de lo que dijeron. Mi cabeza y estómago me llevaban a otro lado. Galahad estaba flotando a un lado mío, observándome con atención. Nos sentamos.
¿Por qué ellos tomaban tecito y nosotros no?

Escuché algo romperse a mis espaldas. Me agarré de la silla y la mesa. ¿¡De dónde salió ese aerodactyl? ¿No estaban extintas esas cosas? Kileo parecía ridículamente contento a pesar de todo. De pronto se dio vuelta y se me acercó casi corriendo. Me arrojó un huevo, de manera ridículamente peligrosa, y me quedé totalmente desconcertada.
-Es muy temprano para esto. Momento, todos los pokemon ponen huevos... ¿Qué esperas que haga con esto?

Galahad miró el huevo unos instantes. Luego me miró a mi, juzgándome.
-Tengo hambre pero no como para comerme esto -le dije evidentemente molesta.
Creo que aliviado, se dio vuelta y se dirigió al aerodactyl. Lo miró. Se miraron. Hicieron ruidos.
El aerodactyl movió la cola nuevamente y arrojó otro objeto al suelo. Ambos miraron hacia el ahora roto... coso, y se rieron. Galahad se movió rápidamente y tiró otra pieza artística al piso. Volvieron a reirse.

Oh no. Creo que entiendo qué fue lo que le llamó la atención al caballero en un principio. Tipo roca, tipo volador. Debe ser toda una experiencia gratificante encontrarse con alguien a similar a él, supongo. Aunque, mirándolos, uno podía darse cuenta de que juntos podrían ser un desastre...

Una idea se me pasó por la cabeza.


Spoiler
Mostrar
Imagen


-Je, je -no pude evitar reírme con mis ideas.
0
Imagen
Avatar de Usuario
YuKi
Reactions: 0
Mensajes: 3903
Registrado: Lunes 1 Mayo 2006 6:40 pm
Ubicación: New Bark

Re: Pokemon Reborn: "Ciudad de los Caidos"

Mensaje por YuKi »

Cameron


-Entonces, el Munna nos habia tendido una trampa, eso fue antes de que se derrumbe el primer tanque, por supuesto...- Por lo menos la oficial ChaCha habia avanzado en su historia en el transcurso de la noche. Si tan solo pasáramos con ella tres noches mas estoy seguro que llegaríamos a la parte importante o con sentido. Sinceramente, de no ser por nuestra cercana muerte por ese portal que había aparecido en el cielo, estaba interesado en saber como ese Munna había escapado con las joyas.

Nos habíamos detenido en un puesto de vigilancia en un lugar al cual con Max decidimos llamar "el medio del desierto", ChaCha habia llamado a un par de sus compañeros de trabajo que estaban corriendo a toda velocidad al puente donde habia aparecido aquel portal, la unica indicacion que pudimos escuchar fue que no deje que nadie se acerque a la ruta que conducia a Castelia eso claramente nos incluia a nosotros.

Habíamos pasado horas con Jaime al borde de morir y sin saber nada sobre que estaba pasando, en medio del desierto. No era la mejor situación del mundo, pero de esa forma intentamos rotarnos cuidando a Jaime viendo si empeoraba (lo cual si, ocurrio) y dormir en las super cómodas sillas de plástico del puesto de vigilancia, mientras ChaCha se encaraba de dar indicaciones a los pocos autos que aun estaban en la ruta y redirigirlos lejos de Castelia.

Había amanecido y sinceramente no se cuantas horas habíamos dormido, pero estaba seguro de que eran pocas. Me dolía no solo la espalda sino los brazos y no sentía las piernas, pero por lo demás estaba bien. Max a mi lado parecía haber dormido menos que yo, pero finalmente lo había vencido el sueño en la ultima guardia que hicimos cuidando a...

-Jaime? - Dijo Maxwell en voz alta. Ah...carajo.

-No estaba ahi, muriendo? - Dije mirando la improvisada cama que habíamos hecho mientras ChaCha seguía diciéndonos que una patrulla iba a llegar en cualquier momento a ayudarnos. Apresuradamente salimos fuera del puesto de vigilancia a buscar a la oficial, seguía en el mismo lugar, pero con unas ojeras mucho mas marcadas, claramente ella no había tenido la suerte de tener una rotación para dormir como nosotros. - ChaCha! - Grite mientras corría hacia ella, la oficial nos miro y juro que estaba a punto de comenzar con su historia del Munna de nuevo. Un gran caudal de autos ahora iba desde Castelia a Nimbasa, huyendo asumimos, y la única oficial que estaba cerca era ChaCha, tratando de poner algo de orden al caos. Tardamos en darnos cuenta, pero el portal ya no estaba en el cielo. - Jaime! - Grite - Jaime Gautier no esta! - Le dije tratando de que me preste atención entre los bocinazos. La oficial tardo varios momentos en reaccionar y recordarme a mi, a Jaime, a Max y al Munna traficante de sus historias. Por la mirada en sus ojos, tampoco había prestado atención para ver si habían secuestrado a Jaime o si...

-El desierto. Se fue, tambaleando...no va a resistir mucho. -

Frio, de nuevo sentí un frio recorriendo mi espalda, casi tambaleo. Agarre el hombro de Max para no caerme, quien me miro extrañado. Cerré fuerte los ojos tratando de alejar esa sensación, pero quizás...

-El desierto, huyo. - Le dije a Max, esperando no estar en lo cierto.





.
0
Avatar de Usuario
ASHLEY
Reactions: 0
Mensajes: 837
Registrado: Sábado 26 Noviembre 2005 3:07 am
Ubicación: Bahía Blanca

Re: Pokemon Reborn: "Ciudad de los Caidos"

Mensaje por ASHLEY »

Maxwell


Mis pensamientos empezaron a vagar, y los parpados se me cerraban sin importar el esfuerzo que hiciera y el ronroneo de Salem hicieron que perdiera la lucha contra el sueño. Mi mente se dirigió al grupo, esperaba que estuvieran bien, seguro que pensaron que yo iba a poder cuidar a Jaime solo cuando corrieron hacia la neblina de aquella calle y no volví a verlos, confiaba en ellos y esperaba que ellos confiaran en mí, ya habíamos pasado por muchas cosas, pero me sentía un poco dolido que ni siquiera se hubieran despedido o al menos planeado una forma de reencontrarnos…

-Esa sensibilidad no te va a llevar a ningún lado Max- me dije a mi mismo.

Cuando quise acordar ya no estaba ahí en esa silla incomoda en “el medio del desierto”, un pequeño camino se armaba ante mi flotando en medio de la nada y una oscuridad extraña me envolvía. Hacia los lados veía recuerdos correr como de películas se tratase, todos desordenados sin ningún vinculo aparente. Vi el boliche en Lumiose, un rio congelado, una ciudad destruida, una biblioteca bajo tierra, un callejón oscuro, una estación de tren, una ciudad congelada… a donde mirara había recuerdos corriendo en paralelo mientras caminaba hacia la nada, sin destino aparente y a los lejos una mesa y un par de sillas. Un joven de pelo enmarañado estaba ahí esperándome con un café, me senté y le acepté una taza.

Estaba confundido, los recuerdos de los últimos días, aunque cercanos, parecían de hace más de un año atrás y estaban borrosos. Yann dio un sorbo a la taza y empezó a relatar, quien era Cameron, que hacíamos en Teselia y que era lo que buscábamos con infinidad de detalles, hasta saco un pequeño escrito de unas noventa paginas por si quería leer algo más detallado, lo acepte, pero mis recuerdos estaban tan desordenados que ni eso me sirvió de mucho, así que lo deje hablar, me era más fácil entender las cosas si me las relataba. De a poco las pequeñas películas empezaron a ordenarse solos y todo comenzó a tener sentido una vez más. Le agradecí como siempre, y de pronto me vi a mi mismo, estaba dormido en esa silla incomoda, me despedí de Yann y él me sonrió melancólicamente.
Jaime no estaba.

Empezamos a recorrer todo, pero no había señales de el en ningún lado.

-¡¿Cómo que huyó?! Apenas puede caminar Cameron… debe estar delirando de la fiebre, ¡tenemos que encontrarlo!-le dije mientras trataba de ver algún indicio hacia donde había ido.


//Buscar rastro// Inteligencia+percepción//
[8, 1, 10, 9] = 28
4d10:  [
8
1
10
9
] = 28
0
Avatar de Usuario
YuKi
Reactions: 0
Mensajes: 3903
Registrado: Lunes 1 Mayo 2006 6:40 pm
Ubicación: New Bark

Re: Pokemon Reborn: "Ciudad de los Caidos"

Mensaje por YuKi »

Unova - Opelucid City

Kabir sirvió una taza más de aquella frutal infusión luego de las palabras de Yannick, escuchando con cuidado cada palabra, seguidas de las palabras de Nico. Su expresión rara vez dejaba de mostrar aquella paz intimidante que había mostrado por primera vez en el Museo de Lumiose. Sin decir una palabra, simplemente asintió con una mirada lugubre, mezcla de decepción y tristeza. Cuando iba a emitír una palabra, el sonido de jarrones estallando contra el piso lo enmudeció.

El Pokémon que Kileo acababa de obtener aún no se acostumbraba a manejar su propio tamaño, y se había llevado por delante varios jarrones y objetos que parecían de valor en proceso, situación que parecía iba a dar un infarto al Dr.Dare.

-Oh bendito, ese jarrón estaba en una ruina submarina y nos tomo 4 años recup...- Antes de que termine de decir la frase, otro jarrón cayó al piso. - Dicho sea de paso no sabía que teníamos tantos jarrones acá.

Luego de la caótica escena, el silencio se apoderó por un momento del salón, solo interrumpido ocasionalmente por el joven guardador que acompaño a los Líderes, quien sin que nadie le diga nada salió corriendo a buscar una escoba. Akshara, quien jamás había cambiado de expresión miro con aire de superioridad a los entrenadores, haciendo caso omiso tanto de las noticias que aún sonaban en la televisión como de lo que Kabir iba a comenzar a decir.

-Les dijimos todo lo necesario. Cualquier tipo de información adicional solo los pondría en más peligro. - Dijo secamente. Pero, a juzgar por las expresiones de Kabir y el recién llegado líder de la ciudad, no era el momento de aquella respuesta. Cediendo, la guardadora continuo. - El portal de Lumiose...de...aquella anomalía. - Kabir miro severamente a la mujer, por primera vez podían ver qué era un tema sensible. - "Julia". Fue más estable, porque...ni ella ni su Estrella Guardiana estaban en nuestro mundo. Desconocemos dónde, pero tenemos teorías de que el nivel de contaminación determina la estabilidad del portal y la única forma efectiva que tenemos de ver ese nivel de contaminación es...como usted dijo, jovencito, con la estrella guardiana. El nivel de contaminación varía no solo por la exposición al ataque o a la "criatura" que hayan encontrado, sino también el tiempo transcurrido. A mayor tiempo, mayor deterioro, mayor contaminación...y portal más estable. Por lo que podemos ver, estos portales colapsan porque el nexo que se está usando para abrirlos es débil. Pero pareciera que no les interesa que el portal colapse rápido.

-Les preocupa abrir la puerta, no cuánto tiempo quedé abierta. - Concluyó secamente el líder de la ciudad, sus ojos calculadores posando en cada uno de los presentes. -Son libres de no confiar en nosotros, pero por lo que se... nosotros queremos detener a esta gente y ustedes rescatar a los...Fallers. Quizás podemos decir que tenemos un enemigo en común, lo cual no nos hace aliados, pero no impide que trabajemos juntos. - La brutal honestidad del Líder era un alivio ante las miradas de los guardadores. El hombre miro al Dr. Dare, quien apresurado saco un gran mapa de la región y lo expuso sobre la mesa. Tenia varios puntos marcados y anotaciones, puntos que no reconocían y otros que si, como el Sky Arrow Bridge.

-Nuestro... enemigo común, tiene distintas bases por la región, según pudimos observar en las últimas horas de más movimiento. - Dijo Akshara. - Desde lo que ocurrió anoche, confiamos en que pudimos frenar sus operaciones, o como mínimo atrasarlas. Los portales se pueden abrir en puntos bastante específicos también, según vimos.

-Abyssal Ruins...- Dijo el Dr. Daré primero señalando un punto del mapa, con el pequeño inconveniente de estar en medio del mar. - Celestial Tower...- Continuo señalando otro punto del mapa. - ...y las alcantarillas de Castelia.

-Si bien uno o más de esos puntos pueden ser una trampa, o todos ellos...son las mejores opciones que tenemos para detener a nuestro enemigo. Y claro, que ustedes encuentren a quienes buscan .

El silencio se volvio a apoderar del cuarto, esta vez interrumpido por el sonido del Guardador arrastrando las mochilas nuevas que les iba entregando uno a uno a los entrenadores.

-Son libres de no ir a ninguno de estos lugares...incluso si deciden irse de este lugar y hacer caso omiso de todo lo que escucharon, pueden hacerlo. - Dijo Kabir, mirandolos con un dejo de verguenza.- Pero mientras nuestros caminos se crucen de esta manera, lo mejor es colaborar. No creo que nuestros objetivos sean distintos, en el fondo. Y...en cuanto al muchacho que vino con ustedes...Evan. Personalmente me voy a encargar que no sufra ningun daño, seguramente lo vengan a buscar, y es nuestro trabajo protegerlo hasta que sepamos que no es peligroso para el...

-...o para nosotros. - Termino la Guardadora, dejando en claro que la protección de Evan era solo parte del trato en tanto el no sea un peligro para el plan.


0
Avatar de Usuario
YuKi
Reactions: 0
Mensajes: 3903
Registrado: Lunes 1 Mayo 2006 6:40 pm
Ubicación: New Bark

Re: Pokemon Reborn: "Ciudad de los Caidos"

Mensaje por YuKi »

Cameron


Los pocos rastros que podiamos encontrar en el desierto parecian llevarnos en circulos, lo cual, no era para nada prometedor. Estaba bastante nervioso para guiar a alguien, y Max lucia bastante seguro de lo que hacia...despues de haber gritado por un momento. Se que no debi hacerlo, pero mire por un momento atras a ver que tanto habiamos perdido el rastro de donde habiamos salido, y efectivamente, con cada paso la arena se hacia mas densa junto con el viento, y esto habia borrado nuestras propias huellas. Sin mencionar que a lo lejos no vaiamos la ruta ni la estacion de ChaCha. Me pregunto si al morir vamos a ser parte de sus historias del Munna traficante.

-Max, creo que deberiamos refugiarnos de...- Apenas termine de decir esto, como por arte de magia, el viento comenzo a hacerse mas fuerte, y un golpe de arena en mis ojos me evito mantenerlos abiertos. No solo teniamos muy pocas chances de encontrar a Jaime sino que ahora parecia que estabamos en medio de una tormenta de arena.

La arena empezo a tapar la punta de nuestros pies, por lo que decidimos empezar a movernos mas rapido, lo cual se dificultaba. Si Max estaba diciendo algo, yo no lo escuchaba, pero...

-Hey...escuchas eso? - Un sonido , casi como un cantico se podia escuchar entre el viento y la arena. Era un sonido relajante, pero a la vez el no saber que lo podia estar produciendo me ponia algo nervioso. Miramos con dificultad a lo alto de un monticulo de arena lejano, y entre la tormenta de arena vimos una silueta. Una persona, baja y con una tunica ancha, muy ancha, estaba parada en medio de la tormenta. Habia escuchado leyendas de espiritus del desierto...pero los imaginaba mas elegantes.

La figura no se movio un centimetro mientras nosotros nos esforzabamos por estar con los ojos abiertos. Los sonidos ritmicos se hacian cada vez mas cercanos tambien, seguidos del sonido de un cuerno. Entonces, como si fueran espejismos, vimos a 4 figuras saliendo de entre la tormenta.

Con un cuerpo circular, extrañas extremidades coloridas, casi como plumas. Sigilyph? Asi se llamaban...supuestamente vigilan ruinas antiguas y las protegen de...

-Invasores. - Escuchamos al unisono en nuestros oidos, como un murmullo. No era la...voz que solia oir. Era una mujer, anciana.

Apenas pude reaccionar, cuando una de las criaturas comenzo a brillar con un aura celeste un terrible dolor en todo mi cuerpo me obligo a agacharme y...

//Confusion a Max//

[8, 2, 6, 7] = 23
4d10:  [
8
2
6
7
] = 23


//Confusion a Cameron//
[7, 8, 2, 7] = 24
4d10:  [
7
8
2
7
] = 24



.
0
Avatar de Usuario
Araña
Reactions: 2
Mensajes: 1377
Registrado: Domingo 19 Julio 2009 6:06 pm
Ubicación: Pampa y la vía
Contactar:

Re: Pokemon Reborn: "Ciudad de los Caidos"

Mensaje por Araña »

Yannick


No sé cuánto tiempo me quedé en esa posición, intentando calmarme e ignorar la escena que acababa de causar. Hasta que un sonido me sacó de ese trance, algo rompiéndose que retumbó por todo el cuarto y se sintió como si me estuvieran clavando un tenedor en las cienes, sumado al grito asustado del Chatot en mi hombro.

Levanté la cabeza para ver un bicho gigante gris que no reconocí, pero no parecía querer atacar y Kileo lo estaba mirando entretenido, así que volví mi atención a la mesa. No tenía ganas de tratar de entender eso. Le di una palmadita a la mano que Frost había puesto en mi hombro, para decirle que ya estaba bien, me había podido recomponer mínimamente; lo quiero pero ese gesto se sentía más incómodo que reconfortante en este momento.

El chico Guardador que acompañaba a los otros salió corriendo a buscar una escoba, como queriendo escapar las palabras de Ibaraki. Qué bueno que el viejo de Nitta haya querido mantenerla alejada de todo este rollo, la verdad, no me la imagino haciendo de mucama para estos mabed c'hast.
Aunque ahora que me estaba empezando a aclimatar a no poder dejar de ver las Estrellas de todos, noté levemente que esas... aves seguían junto a ella...

Akshara empezó a decir que no nos habían dado más información para no ponernos en peligro, y si no me doliera tanto la cabeza hubiera revoleado los ojos con más obviedad. Claramente su principal prioridad.

En teoría estaba escuchando, en práctica estaba mirando un punto perdido en la mesa. Me pregunté por un segundo si las tres marcas en el mapa formaban un triángulo, pero considerando los otros ataques no tenía mucho sentido. Lo único que me llamó la atención fue la idea de que nadie del bando contrario haya notado la Estrella de Evan para intentar usarlo. No es como si fuera algo que se te pueda pasar desapercibido si tenés esta habilidad.

Me avergoncé un poco al considerar si lo podríamos intercambiar por Ian. O más bien me avergonzó darme cuenta que no me molestaba realmente.

Por mucho que me esforzaba en seguir sus excusas, la mayor parte de mi mente estaba enfocada en no volver a mandarlos a la mierda. Enfoque que se rompió completamente cuando el Líder recién llegado dijo que nosotros éramos los que queríamos rescatar a los Fallers.

-Ustedes fueron los que nos-- casi se me quiebra la voz. Cerré la boca. Respiré profundo. Tragué. Me pasé las manos por la cara. No tenía sentido discutirles nada.

Exhalé algo que esta vez no llegó a ser una risa en respuesta al último comentario de Kabir. No sé por qué esperaba más de él. Supongo que con lo poco que me había contado Ian de la vez que lo vieron en el Museo de Lumiose y las cartitas amistosas que estuvo mandando durante un año, hubiera pensado que sería mejor que esto. Pero como dijo Nico, era querer demasiada empatía por nuestra situación. Dudo que esos cinco hayan llegado a sus puestos sin tener que pisar a un par en el camino.

Apoyé la cabeza en un codo. -Tengo que admirar esa capacidad de hablar tanto sin respondernos casi nada. Aunque vos debés tener práctica, con eso de la política.- le dije a Akshara.

-Pibeeee, baja un cambio o te van a surtirrrr.- habló Carlos por primera vez desde mi exabrupto anterior, más nervioso que de costumbre. Me contuve en responderle para no evidenciar lo poco que me importaba esa posibilidad ahora mismo.

-En fin, si realmente importa nuestra opinión, creo que no deberíamos volver a separarnos.- Me encogí de hombros. -Hablando de eso, sería demasiado preguntarles si tienen alguna forma de contactar a Max y Cameron? O a ellos no les importa protegerlos tanto? Porque estaban con Jaime, se acuerdan de Jaime? El hijo de Nerón, al que nos mandaron a buscar apenas aterrizamos en esta región?-

-Estaba en las últimas anoche.-

Asentí y le dí la razón con un gesto, aunque nadie lo haya escuchado. -Seh, envenenado.-

-Y me dijiste que se podían arreglar solos porque...- me recordó.

Lo miré con una expresión que lo hizo levantar las manos en defensa. No necesitaba sentirme peor por otra cosa, aunque era cada vez más consciente de lo egoísta que fue dejarlos irse en ese momento, solo por la chance de ver a Ian de nuevo.

También era consciente que yo no tenía derecho a proponer a dónde tendríamos que ir. Le habíamos prometido que íbamos a buscar a Céline, pero solo sabíamos que la habían llevado a una torre. La del mapa? No pude no pesar en lo chica que era y tuve que aguantar las ganas de revolearles uno de los pedazos de jarrón roto. Touss me recordó su presencia al volver a hacer presión con sus cintos. Era el menos indicado para estar hablando.

-Estaban en camino al sur, supuestamente.- dije sin intención que me tomaran en cuenta realmente. -Pero la que se llevó a Céline dijo que iban a una torre.-

-AL SUUUR-tot.- repitió el Chatot, haciéndome sobresaltar de nuevo.

Miré por el ventanal mientras acariciaba al Sylveon para que me soltara un poco. Todavía ni sabíamos dónde estábamos. -...Sigo lo que elija la mayoría.- concluí.
0
Avatar de Usuario
Alpargatacosmica
Reactions: 0
Mensajes: 1956
Registrado: Domingo 23 Enero 2011 4:26 am
Ubicación: Argentina-Santa Fe-Santa Fe
Contactar:

Re: Pokemon Reborn: "Ciudad de los Caidos"

Mensaje por Alpargatacosmica »

Nico


Durante un momento luego de la larga (y debo admitir, algo insultante) respuesta de Kabir y el resto de los presentes, empecé a sentir como si literalmente uno pudiera cortar el ambiente con un cuchillo, rompiéndolo en centenas de pedacitos como si fuera un pedazo de vidrio. Y apenas tuve ese pensamiento, el mismo sonido retumbó por la habitación. Me respingué, alarmado. Más por la posibilidad de que había hecho que la metáfora se vuelva realidad que cualquier otra cosa. Pero no, la fuente del sonido había sido uno de los muchos jarrones antiguos siendo tumbado hacia el piso.

Y la criatura que lo causó me hizo sonreír, a pesar de las circumstancias. Si hubiera estado más cerca, le hubiera dado unas caricias en la frente por ser tan adorable. Y por tener alas. Lo cual hace que cualquier cosa sea diez veces más adorable. Lo miré durante unos segundos, internamente pensando en la logística de cómo una criatura de piedra podría llegar a volar de la forma que se describía en libros y todo eso.

-Hm. Siento que me estoy distrayendo de algo importante -. murmuré a mi mismo.

Ah, cierto, la charla esta con los guardadores. Con razón. Puedo sentir mi cerebro buscando cualquier excusa para distraerse, si esta es la realidad que tiene en frente. Pero no llegué hacia donde estoy viviendo en una nube de pedos. Y si bien "a donde estoy" es metido en el tipo de complot del cual personas como yo raramente salen bien paradas, aún así...

...

Bueno, no sé. Alguna racionalización podría encontrar si me pongo a pensar, pero ya hice demasiado de eso. No quiero empezar a parecerme a Yannick.

Lo miré de reojo, ya que estamos. Me había sorprendido su brote de enojo hace unos minutos, pero después de desgastarde de esa forma contra alguien que claramente no estaba interesado en decirle lo que quería escuchar, esa ira parecía haber sido reemplazada por una silenciosa irritación. De hecho, fuera de un par como Ibaraki, ese parecía ser el ambiente de la habitación en general. Que lástima. Realmente esperaba que se les pase rápido, porque nunca tuve mucha paciencia con ese silencio lleno de enojo que lleva a cero productividad, solamente a resentimiento. Cuando uno accidentalmente pisa el suelo mojado con medias, no deja el pie ahí durante largo rato, lamentándose de su error. Lo saca de inmediato y va a cambiarlas. Cualquier otra cosa no es nada más que pasividad bordando en la estupidez.

Abrí la boca para comentar algo parecido, pero la cerré un segundo antes. No, éste no era el momento. Mi experiencia en Lumiose me había enseñado eso, al menos. Dejé salir un suspiro. Supongo que era hora de decir lo mío. Tomé un paso hacia adelante y miré a Kabir; la sonrisa fría que llevaba antes se encontraba ausente, y ahora mi expresión era aburrida, desinteresada. Ni a la decepción llegaba.

-Supongo que tenés razón. Si esta situación no nos gusta, tranquilamente podríamos irnos. Especialmente los que tenemos seres queridos metidos en todo este quilombo -. dije sarcásticamente hacia los guardadores-. Es para felicitarlos, en serio. Pensar que son tan inclusivos que le darían el rango de Guardador hasta a alguien que dice obviedades en par con 'Uno más uno es dos', y con el mismo nivel de orgullo y confianza que un nenito exclamándolo por primera vez. Felicidades Kabir, en serio lograste hacer que los vea de forma diferente a antes. Solamente una organización así de generosa podría emplear a gente como vos o Akshara, ¿no creés?

Dejé que mis palabras sean procesadas durante unos segundos. Ya no había ningún pretexto de cortesía o amabilidad, lo cual en cierta forma me parecía mejor. De verdad estaba agradecido, pero no por las razones que había dicho. Simplemente me gustaba que por fin quede en claro que tan poco les importamos a esta gente, eso hace que sea mucho más fácil planear que hacer a continuación.

-Estoy de acuerdo con ustedes en una cosa .-dije despues de unos segundos.- Hay que empezar a movernos. No me gusta muchoo el mar, así que prefiero no ir a las ruinas esas, y creo que elegiría una charla de diez horas con Kabir antes de pisar un subte o alcantarilla de nuevo, así que mi voto es por la torre. Aunque obviamente, se puede charlar. Pero mi sugerencia es que nos pongamos de acuerdo rápido, que ya diría es hora de dejar de lamentarse tanto y empezar a hacer algo.
0
Responder